100K debe devolver Astun y Candanchu a la primera división del esquí en los Pirineos

0
4836
100K Astun Candanchu
La estación de Candanchu en 1946, un año después de su inauguración. (Copyright/ Biblioteca de la Facultad de Empresa y Gestión Pública Universidad de Zaragoza)

La creación del dominio esquiable 100K, tras la unión comercial de las estaciones de esquí de Astun y Candanchu, a 27 y 30 kilómetros de Jaca, tiene como objetivo devolver el Valle de Aragón y la comarca de La Jacetania a la primera división del esquí en los Pirineos. El primer intentó se llevó acabo año 2009, pero lamentablemente no cuajó. Ahora, todo parece indicar que bajo una marca conjunta el nuevo devenir de este dominio esquiable va a cambiar. Muchos aficionados lo desconocen, pero precisamente esta zona fue pionera en la práctica del esquí. En ello ayudó la apertura en julio de 1928 de la Estación Internacional de Canfranc. El tren fue el factor determinante y dio accesibilidad a los jóvenes que querían descubrir el esquí.

El núcleo de Candanchu nacido al calor de la estación invernal, al pie del paso fronterizo del Somport, mantiene una autenticidad difícil de encontrar en otros valles. Aquí la burbuja inmobiliaria paso de largo, que suerte, y por tanto su crecimiento urbanístico ha sido muy tranquilo y alejado de la especulación pura y dura. Sus dos hoteles más emblemáticos son el Hotel Candanchu, inaugurado el año 1934, y regentado por la familia Landa desde 1981. Este establecimiento fue promovido en su origen por los socios del Club de Esquí de Tolosa, los primeros a descender, en los años treinta del siglo pasado, por las laderas de la futura estación. El otro establecimiento con solera es el Hotel Tobazo, que recientemente ha sido adquirido por uno de los socios de la nueva sociedad que gestiona Candanchu.

K100
Candanchu es una estación que enamora por su entorno alpino y el paisaje de las montañas calcáreas que la rodean. (Copyright/Turiski)

La dejadez de los anteriores gestores de la estación de Candanchu (ETUKSA), no sólo a la hora de modernizar la estación, sino de poner en valor la historia de su centro de esquí, ha dado como resultado una laguna imperdonable que no se merece la comarca Jacetania. En estas montañas se había empezado a esquiar de forma habitual a mediados del siglo pasado, pero no será hasta la puesta en marcha de su primer remonte – telesilla monoplaza – en 1945 que la zona despegará como centro invernal. La historia de Candanchu todavía está pendiente de escribirse y de documentarse fotográficamente y videograficamente. Como está ya cerca el 75 aniversario de Candanchu (1945-2020) desde estas líneas animamos a los nuevos gestores a que pongan fin a tamaño olvido. Es imperdonable que su evolución, sus promotores y pioneros no esté bien detallada cuanto menos en un libro bien documentado y que haya bebido de los archivos locales.
Astun es mucho más moderna. Fue abierta el 18 de diciembre de 1.976 con la puesta en marcha de dos remontes: el telesilla biplaza de La Raca y el telesquí de Sarrios.

Dominios complementarios
Candanchu y Astun se complementan perfectamente y aunque físicamente no están unidas, la conexión a través de un autobús lanzadera non stop cubre perfectamente tal necesidad, en menos de diez minutos. Los estudios para unirlas ya están hechos -ver informe de la compañía canadiense Ecosign del Master Plan “Sky Circus” que formaba parte para unir Formigal, Astún y Candanchu- en que se recomiendo un telecabina de 8 plazas para unir los tres kilómetros que separan un domino del otro. En todo caso la pregunta debería ser otra. ¿Vale la pena invertir en esta conexión cuando hay otras prioridades?. Nosotros pensamos que antes hay otros aspectos más cruciales y necesarios a mejorar.

Candanchu es una estación que enamora por su entorno alpino y el paisaje de las montañas calcáreas que la rodean. La domesticada cumbre del Tobazo 1986 m, a la que se accede con remonte, da nombre a la pista más emblemática de Candanchu. Su orografía alpina y montañas de roca caliza, que nos recuerdan a las Dolomitas, paisajísticamente le dan un plus, que difícilmente hallaremos en otra estación alpina española. Sus pistas son excelentes para un esquiador medio y sus variados trazados colmaran sobradamente sus expectativas. Posiblemente cuenta con dos de los itinerarios fuera de pista más conocidos de los Pirineos, el Tubo de la Zapatilla y Loma Verde, sólo para esquiadores expertos.
Otro de sus puntos fuerte es la amplia zona para los esquiadores debutantes en la Pista Grande. Amplio espacio en el que hay ocho pistas verdes y 2 azules ideales para dar los primeros pasos.

Astun es una estación con pistas amplias y muy apreciada por el esquiador medio que busca buenas sensaciones en los pies. Esta situada a los pies de los valles de Raca-Sarrios, que preside el pico La Raca, 2.300 metros, y Truchas. A pie pistas hay un amplio conjunto residencial con todos los servicios.

100K
Candanchu es una estación que enamora por su entorno alpino y el paisaje de las montañas calcáreas que la rodean. (Copyright/Turiski) FCEH/Photoset)
100K
Viajamos a Astun y Candanchu conduciendo un Tiguan 2.0 TDI automático cedido por Catalunya Wagen.

A la finalización de la presente temporada serán los gestores de los dos centros invernales los que deberán hacer una valoración real de lo que ha supuesto su comercialización bajo la marca única de 100K. Nosotros no disponemos de datos, pero la percepción general tras lo visto in situ es que ha habido un cambio de chip. Ha vuelto el optimismo y hay ganas de recuperar el tiempo perdido.

Sus pistas
Astun

Son un total de 50 pistas repartidas en 50 pistas y 10 itinerarios, donde sobresalen 21 rojas y 18 azules. De éstas, sus dos trazados más largos son la roja La Raca (2.307 metros) y la azul To¬boganes (2.092 metros). La tercera en discordia, Balsas, azul, de 1.864 metros). Todos los descensos confluyen en una gran plataforma, el núcleo de la Estación, de manera que esquiadores de todos los niveles pueden disfrutar de la nieve. La estación cuenta también con 10 itinerarios, 1 snowpark, zona de trineos y 1 estadio de competición.

Candanchú
Cuenta con un total de 51 pistas (10 verdes, 12 azules, 16 rojas y 13 negras), pensadas para que esquiadores de todos los niveles puedan disfrutar.Para el transporte cuentan con 25 remontes: 6 telesillas, 15 telesquís y 4 cintas de transporte; con capacidad de mover a 26.000 viajeros en una hora. Desde el “techo” de Candanchú, situado a 2.400 m, está una de las mejores vistas de la estación. Un paisaje magnífico del Pirineo desde donde se puede observar El Pico del Aspe, Collado de Aisa o Loma Verde.

Noticias relacionadas:
Astún y Candanchú unen fuerzas con un forfait único del Valle de Aragón

 

No hay comentarios

Dejar respuesta