Inicio Deportes de invierno Antonio Gericó asume la presidencia ejecutiva de Aramón

Antonio Gericó asume la presidencia ejecutiva de Aramón

0
Antonio Gericó
Antonio Gericó nuevo presidente ejecutivo de Aramón, junto a su antecesora, Marta Gastón, que deja el Grupo de nieve aragonés. (Copyright/GA)

Antonio Gericó es nombrado presidente ejecutivo de Aramón y sustituye Marta Gastón, de perfil político, y    hasta ahora presidenta del Grupo de nieve aragonés, que gestiona la estaciones de  Cerler, Formigal-Panticosa, Javalambre y Valdelinares.

Antonio Gericó, hasta ahora director general, fue nombrado presidente ejecutivo por el Consejo de Administración de Aramon, cargo que asumirá en breve. El nombramiento se enmarca en los recientes cambios del Grupo, que controla el Gobierno de Aragón e Ibercaja con una participación del 50%. El objetivo común es situar al frente del Grupo, que gestiona estaciones de Cerler, Formigal-Panticosa, Javalambre y Valdelinares, a un hombre de esquí y montaña con larga experiencia en el sector. Desde Aramón se guarda silencio y se desconoce si la dirección general la asumirá otra persona o quedará vacante.   

La decisión es estratégica y supone acabar con el perfil político que tuvo la presidencia del Grupo Aramon creado en 2002. Gericó sustituye a Marta Gastón, hasta ahora presidenta, y a su vez consejera del Departamento de  Economía, Planificación y Empleo del Gobierno de Aragón.

Su nombramiento es estratégico y supone acabar con el perfil político que hasta ahora tuvo la presidencia del Grupo Aramon creado en 2002

Antonio Gericó, nacido en Sallent de Gállego (1969), es un profesional experimentado en la industria del esquí y el turismo, con una larga trayectoria en la gestión de Aramon. En 2006, asumió el cargo de director de la estación de Formigal y en 2015 ascendió a la dirección general, en sustitución de Javier Andrés.

A Gericó le tocará lidiar con algunos de los proyectos más ambiciosos y controvertidos de Aramon, entre los que sobresale la unión de estaciones, finalizar la ampliación de Cerler por Castanesa o la integración de Candanchu, con instalaciones obsoletas, al grupo. La frustrada unión entre las estaciones de esquí de Formigal y Astún, en el Pirineo oscense con fondos europeos supuso un gran desgaste para Aramon, ya que tuvo un fuerte rechazo social.

Artículos relacionados:

Formigal y Sallent de Gállego se vuelcan con el 50 Aniversario de la estación de esquí