Caminito del Rey : Una experiencia de turismo activo memorable en Málaga

0
Caminito del Rey
El Caminito del Rey está ubicado en el Paraje Natural Desfiladero de los Gaitanes.

El Caminito del Rey (Malaga) tiene una distancia total de 7,7 kilómetros, de los cuales 4,8 kilómetros son de accesos y 2,9 km de la zona de pasarelas, con 1,4 km pertenecientes a itinerario colgante y el resto de 1,4 km a senderos.

El Caminito del Rey es una experiencia de turismo activo memorable. Paisajísticamente es un espacio singular y su travesía en algunos tramos genera adrenalina. Eso lo convirtió en una de las rutas más populares de Málaga y de toda España. Es un recorrido de casi 8 kilómetros, que se hace en gran parte por pistas forestales y el resto caminando por pasarelas. Es un sendero lineal, es decir que no es un camino circular. El trayecto lo hacemos en forma descendente de Norte a Sur, caminando yendo desde Ardales en dirección a Álora.

¿Dónde está el Caminito del Rey y cómo llegar?

Está en las Sierras de Málaga, en el Paraje Natural Desfiladero de los Gaitanes. Esto es entre Álora, Antequera y Ardales. El Desfiladero de los Gaitanes es un cañón excavado por el río Guadalhorce, por lo que está formado por unas altas paredes escarpadas de hasta 300 metros que te dejan sin aliento.

Pasarelas Caminito del Rey
Uno de los tramos más espectaculares de las pasarelas del Caminito del Rey (Málaga). (Copyright/Victor Martin/Unsplash)

El Caminito del Rey está a 60 kilómetros de la ciudad de Málaga y se puede llegar a él desde Ardales o desde Álora. Si viajas desde Málaga puedes ir en coche o en tren. El tren de Málaga llega hasta el Chorro.

Para hacer el Caminito del Rey debes sacar tus entradas con anticipación y llegar una hora antes. Si viajas desde el norte de Andalucía, lo más recomendable es ir hasta Antequera y desde ahí dirigirte en dirección a Campillos hasta el pantano de El Chorro, en el municipio de Ardales.

¿Cómo es la ruta del Caminito del Rey?

Se ingresa por el acceso norte, así que si llegas por Ardales, debes tirar para el pantano del conde de Guadalhorce, llegas al restaurante El Kiosco, aparcas y por un pequeño túnel cercano, te diriges hacia el comienzo del recorrido. El bus lanzadera también tiene su parada frente al restaurante. Antes de comenzar, en la Caseta de control te dan un casco y validan tus entradas. Recomiendan llegar allí en unos 15 minutos antes de tu horario. Para llegar a la caseta de control desde el restaurante hay dos caminos posibles. Uno que pasa por un túnel grande y otro que va por la senda de Gaitanejo y pasa por el túnel pequeño. El primero tiene 1,5 km y el segundo 2,7 kilómetros.

 rio Guadalhorce
El río Guadalhorce es una referencia siempre presente en el Caminito del Rey. (Copyright/Mariano Aznar Corral)

Una vez que pasamos el control, ingresamos oficialmente al Caminito del Rey. Y los primeros pasos se hacen por el Desfiladero de Gaitanejo, donde comienzan las pasarelas. El Desfiladero de Gaitanejo tiene apenas 10 metros de ancho y sus paredes pueden llegar a tener hasta 300 metros de altura. Mientras lo atraviesas puedes escuchar y ver varios saltos de agua. En este tramo vemos los restos de la antigua electrificación y un mirador.

Luego llegas al segundo cañón, conocido como el Tajo de las Palomas. En esta etapa vemos el mirador del talud del ferrocarril y el Puente del Rey. Mientras avanzamos podemos escuchar el ruido que produce el río y llegamos al Valle del Hoyo, la zona con mayor vegetación del camino. En este tramo el desfiladero se hace más ancho, y podemos ver la belleza de los Tajos del Almorchón. Además de disfrutar del paisaje, en esta etapa te encuentras con un refugio para murciélagos.

Caminto del Rey
El Caminito del Rey es una de las experiencias de turismo activo más impresionantes de la geografia española.
(Copyright/Mariano Aznar Corral)

Cuando sales del Valle del Hoyo llegas al tercer cañón, el Desfiladero de los Gaitanes. Este es el tramo de mayor adrenalina del recorrido, ya que caminamos por pasarelas que están a 100 metros de altura, así que el Caminito del Rey no es recomendable para quienes sufren de vértigo. Sin duda, es la estrella del recorrido. Las vistas panorámicas aéreas que tenemos desde la plataforma suspendida son increíbles. Luego sigue un tramo de escaleras, desde donde puedes ver la Central Hidroeléctrica del Chorro.

La última etapa se hace por lo que se conoce como Avenida Caminito del Rey, un tramo de 2 kilómetros que va en bajada y por el cuál encontrarás La Central Hidroeléctrica de El Chorro, el viaducto de los Albercones, a caseta para entregar los cascos y la estación de ferrocarril y los túneles. Cuando sales del Caminito tienes que tomar el bus lanzadera para regresar hasta el parking.

¿Dónde comprar la entrada para el Caminito del Rey?

Puedes intentar comprarla por internet, aunque no siempre es fácil conseguirla para la fecha que deseamos. También se venden algunas entradas en la taquilla del acceso norte del Caminito del Rey, pero es mejor no dejaarlo para última hora. Y si te alojas en algún hotel de la zona, seguramente también tendrán entradas para venderte.

Caminito del Rey
A partir de la visita del rey Alfonso XIII, en 1921, para inaugurar los embalses Guadalhorce-Guadalteba el vial de servicios pasó a llamarse popularmente Caminito del Rey. (Fotografia/ autor desconocido)

La visita de Alfonso XIII en 1921 dio nombre al Caminito del Rey

Las primeras obras para crear el Caminito del Rey se hicieron en 1901 debido a las necesidades que tenía la Sociedad Hidroeléctrica del Chorro, que era la propietaria de los Saltos del Gaitanejo y del Chorro, para facilitar la comunicación entre los dos embalses. Al frente de la construcción del pantano del Chorro estaba del ingeniero de caminos, Rafael Benjumea Burin (1876-1952), que por la dirección de las obras fue ennoblecido con el título de Conde de Guadalhorce. La familia de su mujer, Isabel Heredia Loring, era uno de los máximos accionistas de la Compañía Eléctrica del Chorro.

La construcción de la presa, que se inició en 1916, duró cinco años y fue inaugurada el 21 de mayo de 1921 por el Rey Alfonso XIII (1886-1941), que colocó la simbólica ultima piedra. Durante la visita real se inauguraron los embalses de el Chorro, posteriormente llamado Conde de Guadalhorce, y Guadalteba. Alfonso XIII cruzó el camino para llegar desde Guadalteba a la presa del Chorro. A partir de ese momento los vecinos de la zona comenzaron a llamarlo el Caminito del Rey. El recorrido unía los dos saltos y falcilitaba la circulación a los obreros que se encargaban del mantenimiento de ambas. 

La via de servicios comenzaba junto a las vías del ferrocarril y recorría el Desfiladero de los Gaitanes. Ese tramo es aún hoy el más impactante de todo el trayecto, no solo por su paisaje majestuoso, sino porque también permite ver la antigua infraestructura desarrollada para el ferrocarril, como los túneles, los viaductos y el camino de servicio.

Durante los primeros años el Caminito del Rey era utilizado por los habitantes de la zona, ya que incluso habia iluminación. Sin embargo, la falta de mantenimiento deterioró los tramos aéreos y el año 2000 se prohibió el paso, tras varios accidentes mortales. Las pasarelas habían dejado de ser seguras. Esta situación duró hasta el año 2014 cuando se decidió la restauración del Caminito del Rey y abrirlo como lugar de interés turístico. El nuevo camino abrió sus puertas al público en 2015 y rapidamente se convirtió en una de las principales atracciones turísticas de Málaga.

Caminito Rey
Durante el recorrido de el Caminito del Rey aún pueden verse tramos de las antiguas pasarelas. (Copyright/Mariano Aznar Corral)

 Observaciones y recomendaciones

Por la altura de las pasarelas, no es un circuito recomendable para personas que sufren de vértigo y tampoco para niños pequeños. De hecho, no pueden acceder menores de 8 años. Hay tramos estrechos, que tienen 1 metro de ancho para poder pasar. Para evitar colas es recomendable llegar temprano a la entrada por el “acceso norte”. Y si puedes hacerlo durante la semana -lunes cerrado-  es mejor que sábado y domingo para ir más tranquilo. Debes estar atento a la intensidad del viento. El Caminito del Rey se cierra si existen vientos superiores a los 50 km/h.

Es recomendable llevar agua y algo de picoteo que te aporte energía, como barritas energéticas, frutas y frutos secos. Durante la temporada estival es importante no descuidarse la gorra, protector solar y el agua, ya que durante el trayecto no hay fuentes.  Y recuerda que en todo el trayecto no hay baños disponibles.

Tarifas

  • El costo del parking es de 2 €.
  • El bus que une el acceso norte con el sur, cuesta 2,50 €.
  • Entrada general al Caminito del Rey: 10 €
  • Entrada + Visita guiada: 18 €

Horarios

  • El Caminito del Rey está abierto al público de martes a domingo. En invierno de 9.30h a 14.00h h y en verano de 10.00h a 17.00 h.
  • El horario del bus va desde las 8:30h hasta las 17 h y sale cada media hora.

Caminito del Rey

Ficha técnica de el Camito del Rey

  • Distancia: 7,7 kilómetros.
  • Tiempo total: Contando el tiempo de acceso y el recorrido, el circuito puede llevar entre 3 y 4 horas, dependiendo el tiempo que dediques a las paradas para disfrutar del paisaje.
  • Desnivel: 160 metros.
  • Dificultad: Fácil/Media.
Caminito del Rey
La Sierra de Huma es un espectacular mirador natural de la zona del Caminito del Rey, los embalses y el rio Guadalhorce.
(Copyright/Mariano Aznar Corral)

¿Qué más puedes ver cerca del Caminito del Rey?

El Caminito del Rey siempre fue un lugar muy popular entre los amantes de la escalada, que llegaban hasta aquí incluso cuando estuvo cerrado al público.

El embalse Conde del Guadalhorce tiene una playa muy bonita y aguas turquesas. Aquí podrás navegar en kayak o simplemente disfrutar de un picnic al aire libre. Y si te alejas del Caminito también encontrarás muchas cosas interesantes para hacer. Una alternativa son las Ruinas de Bobastro,un conjunto de construcciones que se hicieron entre los siglos IX y X.

En los términos municipales de Antequera y Villanueva de la Concepción existe un paraje natural único llamado el Torcal de Antequera -117ha- declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco.

Otro lugar de interés es la Cueva de Ardales, cuya visita arranca en el Centro de Interpretación de la Prehistoria. Luego viajas en coche hasta la cueva que tiene un kilómetro y medio y donde se registran unas 1000 representaciones pictográficas.

También puedes visitar el castillo de Álora, que se encuentra en la cima del cerro de Las Torres y ofrece unas vistas magníficas de toda la región, especialmente desde la Torre del Homenaje. El castillo conserva en muy buen estado dos torres y varios de los lienzos originales de su muralla, el resto fue reconstruido con un estilo que se amalgama muy bien con el entorno.

Otra recomendación es ir a conocer los Dólmenes de Antequera. Es uno de los monumentos turísticos más importante de la provincia y está considerado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Los dólmenes son cámaras funerarias que se construyeron entre el neolítico y el Calcolítico usando grandes losas. En este lugar podrás conocer distintos dólmenes, construidos con técnicas diferentes.

Artículos relacionados:

Las dos rutas indispensables desde el teleférico de Fuente Dé