FGC y CSIC presentan proyecto para crear nieve más eficiente

Laboratori Neu
Dr. Albert Verdaguer, científico titular del CSIC en el ICMAB, Toni Sanmartí, director de FGC Turisme, y Toni Segarra, Presidente de Ferrocarrils de la Generalitat. -izq. a der.- durante la presentación realizada en el Col·legi d'Enginyers de Camins, Canals i Ports de Catalunya. -izq. a der.- (Copyright/Team)

FGC y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) trabajan en el proyecto “Laboratori de la Neu”  para desarrollar una tecnología de producción de nieve más sostenible. 

El Laboratori de la Neu  es un proyecto conjunto entre el Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (ICMAB-CSIC), Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) y la empresa TechnoAlpin, líder en tecnología de innovación de nieve. El proyecto cuenta también con el respaldo financiero de los fondos Next Generation EU, otorgado por la Agencia Estatal de Investigación. El proyecto tiene como objetivo principal estudiar la aplicación de una nueva tecnología para producir nieve de manera más sostenible, en menos tiempo, utilizando menos agua y con menos energía. Las  pruebas de laboratorio, lideradas por el Dr. Albert Verdaguer, científico titular del CSIC en el ICMAB, y el equipo de TechnoAlpin, finalizaron con éxito. Este invierno se pasa a la segunda fase  mediante la aplicación de las últimas técnicas de producción con equipos tecnológicamente innovadores y entorno real. Ahora, las pruebas se trasladan a la estación de La Molina y Boí Taüll y posteriormente al resto de estaciones de FGC Turismo.

Albert Verdaguer
Dr. Albert Verdaguer, científico titular del CSIC en el ICMAB, durante su explicación. (Copyright/Team)

La mejora que incorpora el Laboratori de la Neu es que simula el proceso natural de mineralización del agua y lo reproduce a pequeña escala, a diferencia de la tecnología aplicada hasta ahora, que utiliza exclusivamente agua como materia prima para crear nieve. Así, mediante la mineralización, se logra un núcleo que facilita la formación de la capa de nieve más rápidamente, con más consistencia y a menos temperatura. Y es que en la atmósfera no solo hay gotas de agua, sino también partículas en suspensión (de sal del mar, minerales, polen, etc.) sobre las cuales se condensa el agua para dar lugar a nubes y nevadas. La nueva tecnología utiliza minerales del grupo de los feldespatos, que son inofensivos para el medio ambiente y son un recurso natural abundante en la Tierra. También son una de las principales partículas de la atmósfera, que interactúan con las nubes e inducen la precipitación, sin alterar químicamente la composición del agua.

El proyecto «Laboratori de la Neu» durará tres años y está  enmarcado dentro del plan estratégico de sostenibilidad de FGC Turismo y recogido en su Plan de Acción Climática

El proyecto del Laboratori de La Neu tiene el soporte la empresa TechnoAlpin. (Copyright/TA) 

El proyecto estudia el uso de la nueva tecnología en todas las situaciones reales posibles para determinar su viabilidad y los beneficios en términos de ahorro energético, agua y capacidad de innivación. Está diseñado para obtener los máximos resultados universales, con pruebas en diferentes localizaciones. El objetivo es obtener una tecnología que se pueda utilizar en cualquier estación de esquí, tanto en España como en el extranjero.

Prueba en las estaciones de montaña de FGC 

El sistema de gestión de nieve implementado por FGC Turismo genera un ciclo cerrado a partir de los lagos donde se almacena el agua proveniente de lluvias o deshielos de la misma área. Por lo tanto, las estaciones son un ejemplo de economía circular del agua. A partir del agua almacenada en las balsas de las estaciones, se produce nieve que se extiende en las pistas durante el invierno y con la llegada de la primavera, esta misma nieve se derrite e ingresa al torrente que alimenta la balsa de la estación más cercana, volviendo así a su origen.

Laboratori de la Neu
El proyecto Laboratori de la Neu entra en la fase definitiva de pruebas. (Copyright/Team)

Y comienza de nuevo el ciclo: una vez llega el frío, este agua volverá a la pista en forma de nieve. De esta manera, se puede afirmar que la nieve producida es una forma de nieve natural cultivada integrada en el ciclo del agua. En definitiva, no se consume agua, sino que se utiliza para cambiar su estado (de líquido a sólido). El consumo es únicamente de energía, que en el caso de FGC es energía verde garantizada en su totalidad. El estudio se probó y desarrolló en laboratorio para garantizar su eficacia y eficiencia en la producción de nieve en las estaciones de esquí. Después del éxito logrado, el proyecto entra ahora en una fase crucial de prueba a gran escala en las estaciones de esquí de FGC Turismo.

FGC Turisme apuesta por la innovación y la sostenibilidad de sus centros de montaña

Se abre un futuro prometedor para las estaciones de esquí, mostrando el compromiso compartido con la innovación y la sostenibilidad en un contexto cambiante. FGC, con su vasta experiencia en innovación e instalaciones de pistas de esquí, liderará los esfuerzos para determinar la viabilidad y los beneficios de esta nueva tecnología. La nueva tecnología es importante en términos de ahorro energético, agua y capacidad de innivación. Las pruebas se realizarán en zonas cerradas al público, garantizando la seguridad de las instalaciones habituales. Se prevé comenzar en las estaciones de La Molina y Boí Taüll durante la temporada de invierno 2023/2024, e implementarlo en el resto de las estaciones de montaña durante los próximos tres años.

Laboratori de la Neu
El proyecto Laboratori de la Neu se pone a prueba a partir de este invierno en las estaciones de La Molina y Boí Taüll.
(Copyright/TechnoAlpin)

El Laboratori de la Neu forma parte del Plan de Acción Climática 2030

El Plan de Acción Climática de FGC Turisme incluye el objetivo de reducir el consumo de agua y energía en la producción de nieve. Este compromiso se concretó con la definición de una política única y transversal en 2021. Este plan define la estrategia y las acciones a realizar en el horizonte 2030 con el objetivo de reducir un 50% el consumo de energía e impulsar la investigación para producir más nieve con menor gasto energético y de agua.

Las estaciones de montaña de FGC Turisme son ejemplo de economía circular del agua con un sistema de gestión del agua, con la disposición de concesiones y de almacenamiento en balsas para utilizarla en la producción de nieve. La producción de nieve sigue un protocolo y una producción bastante sencilla. No hay ningún elemento que altere la composición del agua. Sólo se realiza un cambio de estado de líquido a sólido (agua transformada en hielo) o de sólido a líquido (hielo transformado en líquido) sin que se alteren las propiedades del agua.

En este sentido, se realizan análisis físico-químicos de esta agua antes y después de pasar por los cañones que demuestran que mantiene su composición inalterada. En el caso de las estaciones de FGC, la producción de nieve no tiene ningún impacto sobre ríos y lagos. El agua que sale por los innivadores no se obtiene directamente de ningún arroyo, siempre es agua previamente almacenada en época de lluvias, sobre todo durante la primavera o el otoño. De lo contrario, se realizan análisis bioindicadores aguas arriba y aguas abajo de la actividad propiamente para verificar la calidad del agua, con un resultado de calidad del agua como buena o muy buena.

Adaptación al cambio climático

Con la incertidumbre de los patrones de nieve a causa del cambio climático, esta nueva tecnología se presenta como una respuesta innovadora y sostenible para la creación de nieve de cultivo en un contexto cambiante. Las estaciones de esquí y de montaña son una realidad común en los Pirineos, contra la regresión demográfica, facilitan el arraigo y generan oportunidades de empleo directas e indirectas, actuando como motores económicos que aportan valor al territorio. De hecho, el impacto de las estaciones de montaña de FGC en la economía catalana es de un gasto total (gestión, inversión y visitantes) de 148 millones de euros (año 2022) generando 2.721 puestos de trabajo y 49 millones de euros de impacto fiscal.

El principal reto es, por tanto, reducir los costes energéticos y ampliar las condiciones de temperatura para que se pueda producir nieve de forma óptima, en términos de adaptación al cambio climático. La nueva tecnología permite un menor consumo de agua para la misma cantidad de nieve, ya que su proceso de formación sigue una lógica más similar a la natural, a la vez que aumenta la resiliencia de las zonas de montaña frente a los efectos económicos del cambio climático.

Artículos relacionados:

FGC desarrolla una nueva tecnología pionera en producción de nieve que reduce un 40% el consumo de agua

  • HELLY HANSEN PROVISIONAL VERANO 2024
  • UN VALLE UNICO  FGC VERANO 2024
  • LA NATURALEZA A UN SOLO PASO VERANO 2024