Desafío El Cainejo: ultrafondo bajo la magia de los Picos de Europa

La prueba es la segunda competición del circuito Alpinultras que busca aunar las grandes travesías de ultrafondo en alta montaña y las gentes y pueblos que las acogen.

0
3312
Desafio El Cainejo
El atleta Raul Perez Nestar que en la edición de 2017 acabó en tercera posición. (Copyright/Alpinultras )

◄ El Desafío El Cainejo recibe el nombre del apodo con que era conocido el pastor que fue el primer montañero  en coronar, junto con Pedro Pidal, marques de Villaviciosa, el Naranjo de Bulnes.

Los majestuosos Picos de Europa aguardan la cuarta edición del Desafío El Cainejo, segunda cita del circuito Alpinultras. Su desnivel de 5.200m en 52 kilómetros -cota máxima 1.940m-
discurre por las grandes canales y crestas del macizo de los Picos de Europa. Según la International Trail Running Association (ITRA) se trata de la travesía alpina de alta montaña más técnica de las que se disputan en territorio español.

Desafío el Cainejo nació en memoria del pastor local Gregorio Pérez Demaría (1853-1913), conocido por el sobrenombre de “El Atreviu” por sus vecinos y del “El Cainejo” en los pueblos de la comarca. A el recurrió Pedro José Pidal y Bernaldo de Quirós (1870-1941) aristócrata- marqués de Villaviciosa de Asturias-, político y sportsman de la época que quería ser el primero en escalar El Naranjo de Bulnes (en asturiano Picu Urriellu). Así, ambos pasaron a la historia del alpinismo local y español al convertirse en los primeros escaladores en coronar la espectacular montaña el 5 de agosto de 1904. Lo hicieron por la fisura de su cara Norte y por ello esta ruta recibe el nombre de Pidal-Cainejo. Si en la actualidad la vía sigue impresionando como debía ser hacerla en 1904 con el marqués de Villaviciosa en alpargatas y el pastor descalzo escalando a la “brava» sin seguros ni material apropiado. Vamos una proeza en toda regla.

«La competición sólo ha necesitado cuatro ediciones para consolidarse y lo interesante es que no ha necesitado de los grandes nombres del trail español para posicionarse.»

De aquella experiencia nació también la pasión del aristócrata por la protección del medio ambiente, que le llevó a ser el primer Comisario General de los Parques Nacionales de España. La historia ha retenido en grandes letras la figura del marques de Villaviciosa por su doble faceta de escalador del Naranjo de Bulnes y de impulsor de los parques nacionales españoles. Sin embargo, la humilde figura del pastor que abrió ruta, guio y asumió el mayor peligro en aquella mítica escalada quedó postergada durante casi un siglo. Hasta que en 2015 los propios vecinos del pueblo de Caín se lanzaron a rendir el mejor homenaje a su paisano. Crearon una carrera de montaña que siguiera su espíritu, los senderos y los duros canales que ascendió y descendió cada día durante años. El trazado fue considerado “imposible” por algunos corredores -unos años necesitarán bastones y hasta crampones- pero la competición se ha consolidado en cuatro ediciones sin necesidad de utilizar de gancho a alguno de las grandes figuras del trail español.

Este año la organización de El Desafío el Cainejo ha hecho hincapié en la celebración del centenario del Parque Nacional de los Picos de Europa, inicialmente conocido por las Montañas de Covadonga, que conjuntamente con Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido fueron los primeros espacios protegidos españoles. La Ley de Parques Nacionales de España se publicó el 8 de diciembre de 1916 y de ahí que los organismos oficiales celebraran el centenario durante 2016. No obstante, no será hasta el año 1918 cuando se aprueben los dos primeros parques.

La bajada tras dejar atrás el Refugio de la Vega de Ario, también conocido como Refugio del Marques de Villaviciosa, que está situado en el Macizo Occidental de los Picos de Europa. (Copyright/Alpinultras )

La idea de promover las grandes travesías de ultrafondo en la alta montaña española y las gentes que las acogen es un proyecto de Sergio Mayayo un apasionado de la montaña y autor de la web Carreras de Montaña. El propio Mayayo ha reconocido a Turiski que se “trata de un homenaje de la gente de Caín que quieren reconocer la figura de Gregorio Pérez, el postergado paisano. De alguna forma, también reivindican el papel del pastor en ese origen de los parques nacionales españoles, guiando y abriendo vía con la escalada que abrió los ojos a Pedro Pidal. El marqués hizo mucho, sí,  pero sin el pastor esto no hubiera existido. Y del pastor nunca habla nadie, tanto entonces, como ahora.”

Proyecto Alpinultras
La carrera se estrenó como Desafío El Cainejo en 2015 y la prueba ha ido creciendo año tras año, con especial fuerza desde su entrada en 2017 dentro del proyecto Alpinultras. Este 2018 agotaba dorsales por primera vez en su historia, recibiendo tras ello un permiso especial del parque para una limitada ampliación del cupo hasta un máximo de 450 dorsales por prueba. Así tendremos hasta 200 corremontes más en esta edición, que podrán disfrutar bien de los exigentes 52km Desafío El Cainejo o bien de los 18km de su hermana el Cainejín.

El circuito Alpinultras tendrá su tercera y última etapa con la Ultra Canfranc-Canfranc, el 7 de setiembre. La prueba extrema de 100 kilómetros transcurre por las crestas del Pirineo Aragonés y enlazará las estaciones de esquí y montaña de Formigal, Astún y Candanchu con cimas como Collarada o Anayet. Los 150 dorsales de esta prueba, que exigen revisión previa del historial del candidato, ya están agotados hace meses. El circuito Alpinultras es el más exigente entre las carreras de montaña de España y es necesario completar las tres pruebas en un año para coronarse como Alpino. Tan solo nueve personas lo consiguieron en la edición inaugural y siete lo hicieron el año pasado.

En 2018 el reto supone superar como mínimo 220 kilómetros de senderos por las montañas, subiendo nada menos que 18.000 metros, el equivalente a una doble ascensión del mar a la cima del Everest. La tercera edición ofrece un viaje a  grandes montañas de la geografía ibérica. La primera prueba se celebró el pasado 28 de abril con la Nafarroa Xtrem en Zubiri (450 dorsales), entre los verdes valles y cimas del Pirineo Navarro, con victoria para Raul Pérez Nestar y Silvia Trigueros. El circuito tendrá su tercera y última etapa en la prueba extrema de la Ultra Canfranc-Canfranc.  Los 150 dorsales de esta prueba exigen revisión previa del historial del candidato y están ya desde hace meses, agotados.

Desafio El Cainejo
Perfil del Desafío El Cainejo 2018

Los centros permanentes Alpinultras son una gran apuesta a largo plazo. Este invierno arrancaron ya  pruebas de los servicios especiales en Canfranc a través de la aplicación móvil “Espacio Trail Canfranc” con 49 rutas disponibles todo el año y balizaje realizado a pie de terreno. Más adelante llegará el de Zubiri, ambos con el objetivo de operar durante todo el año. Creación y balización de red de senderos para travesías andando y corriendo; centro de información local al corredor y montañero; eventos no competitivos durante el año y salidas guiadas con corremontes de la zona son algunos de los servicios que se quieren ofrecer para promover todo el año las regiones de montaña que acogen Alpinultras. La empresa francesa Raidlight es el socio especialista del proyecto tanto cara a los materiales deportivos como a su amplia experiencia en estaciones de trail running permanentes. Los atletas que logran completar cada año este durísimo reto -16 personas en dos ediciones- reciben como reconocimiento su chaleco especial de “Alpino” en edición limitada.

Noticias relacionadas:

Pablo Villa nuevo rey de la Ultra Pirineu y la Marató para Kilian Jornet

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.