Descubriendo la Ruta de los Valles Pasiegos desde el Puerto de la Braguía

Valle de Pas
El Valle de Pas es uno de los tres que componen la comarca de los Valles Pasiegos. (Copyright/Mariano Aznar Corral)

Los valles del Pas, Pisueña y Miera, componen la comarca de los Valles Pasiegos, donde se manifiesta su paisaje, su cultura y la forma de vida adaptada en su mayor medida y durante siglos, a la ganadería trashumante de vacuno.

La Ruta de los Valles Pasiegos desde el Puerto de la Braguía nos sumerge en un viaje lleno de tradición, naturaleza y deliciosos sabores locales de Cantabria. Los valles de Pas, Pisueña y Miera, componen la comarca, donde se manifiesta en su paisaje, una cultura y forma de vida adaptada en su mayor medida y durante siglos, a la ganadería trashumante de vacuno. Es un rincón de Cantabria, tierra de paisajes idílicos y cultura ancestral, que nos transporta a tiempos pasados. En este artículo, exploraremos esta ruta pintoresca en coche.

El Encanto del Puerto de la Braguía

Situado en la comarca de los Valles Pasiegos, el Puerto de la Braguía es un puerto de montaña que se alza majestuosamente a 720 metros de altitud. Desde este punto estratégico, la vista se extiende hacia los Valles del Pas, Pisueña y Miera, regalándonos paisajes increíblemente bellos que evocan un sentido de paz y serenidad. Desde los dos miradores que existen hay algunas mesas y podemos hacer una parada para comer o degustar los sobaos y quesadas de la zona, siempre que el día esté despejado o no sople el fuerte viento que suele existir. 

El mirador de Braguia
Desde el mirador de la Braguía hay una visión espectacular de los valles y montañas alrededor de la Vega de Pas.

Acceso y Paisajes Impresionantes

El Puerto de la Braguía puede alcanzarse desde diferentes direcciones. Tanto si optas por llegar desde Villacariedo y Selaya por el Valle de Carriedo como desde Vega de Pas por el Valle de Pas, el camino hacia la cima te permitirá disfrutar de panorámicas inigualables. Dos miradores estratégicamente ubicados te invitan a detenerte y maravillarte con la belleza natural que se despliega ante tus ojos.

Gastronomía Pasiega: Un Deleite para el Paladar

El Puerto de la Braguía es el lugar idóneo para saborear auténticas delicias culinarias de la región. La gastronomía pasiega es un fiel reflejo de su cultura y forma de vida centrada en la ganadería trashumante de vacuno. Aquí, podrás deleitarte con los famosos sobaos y quesadas, productos icónicos de la zona. No hay mejor manera de conectar con la identidad pasiega que a través de su exquisita comida.

Vega de Pas
En el límite con Burgos, Vega de Pas es una de las tres villas pasiegas, junto con a San Pedro del Romeral y San Roque de Riomiera,.(Copyright/Mariano Aznar Corral)

Un Paseo por los Valles Pasiegos

Los Valles del Pas, Pisueña y Miera conforman la hermosa comarca de los Valles Pasiegos. Estos valles, enmarcados por verdes y extensas praderas, nos transportan a una época en la que la vida transcurría a un ritmo más pausado. Los habitantes de la zona, tranquilos y arraigados en sus costumbres, conservan la esencia de la tradición pasiega.

Las Cabañas Pasiegas: Testimonio de una Vida Sencilla

Las construcciones típicas de los Valles Pasiegos son sencillas y austeras, reflejando el modo de vida humilde y ligado a la naturaleza de sus habitantes. Las cabañas pasiegas, con dos alturas, tienen la planta baja destinada a cuadra y la planta alta dividida en dos estancias: una para cocinar y otra para pernoctar. Estas construcciones se han convertido en un emblema de la comarca, representando la historia y el legado de sus gentes.

Museo Etnográfico de las Villas Pasiegas,
Museo Etnográfico de las Villas Pasiegas, en Vega de Pas, refleja las antiguas costumbres y modos de vida de tres villas de referencia pasiegas: Vega de Pas, San Roque de Riomiera y San Pedro del Romeral. (Copyright/ Ayuntamiento Vega de Pas)

El Museo Etnográfico de las Villas Pasiegas

Para sumergirse por completo en la cultura pasiega, una visita al Museo Etnográfico de las Villas Pasiegas es imprescindible. Ubicado en Vega de Pas, junto a la ermita de San Antonio de Vega de Pas. Este museo alberga una réplica de una típica cabaña pasiega, donde podrás conocer de cerca todos los artilugios y elementos tradicionales utilizados en estas viviendas. La autenticidad de estos objetos, cedidos por los propios habitantes de la zona, te trasladará a otra época y te permitirá comprender la vida cotidiana de los pasiegos.

Un Tesoro por Descubrir

La Ruta de los Valles Pasiegos desde el Puerto de la Braguía es un verdadero tesoro por descubrir. Su belleza natural, la riqueza de su gastronomía y la herencia cultural que se respira en cada rincón, hacen de esta experiencia un viaje inolvidable. Sumérgete en la esencia de Cantabria, disfruta de la tranquilidad de los valles y saborea los sabores auténticos de esta comarca. El Puerto de la Braguía te invita a descubrir la magia de los Valles Pasiegos y a conectarte con la naturaleza y la historia de una tierra llena de encanto.

Selaya
El rio del río Pisueña a su paso por Selaya. (Copyright/OT Valles Pasiegos)

La ruta en coche desde Santander a los Valles Pasiegos

Si deseas explorar los encantadores Valles Pasiegos desde Santander, te ofrecemos una ruta en coche que te permitirá disfrutar de los paisajes y la gastronomía de esta hermosa región. Comienza tu viaje en Santander y toma la autopista A-8 en dirección a Bilbao. Antes de llegar a San Salvador, toma la salida que te dirige al Parque de la Naturaleza de Cabárceno, uno de los atractivos turísticos más famosos de Cantabria. Desde Cabárceno, continúa por la misma carretera en dirección a Sarón. En Sarón, sigue de frente por la carretera que te llevará hacia los pintorescos pueblos de Villacariedo y Selaya.

Selaya Valles Pasiegos Cantabría
Selaya, en el corazón de los valles pasiegos, es un pueblo en el que hay que detenerse. En la imagen el Palacio de Donadío o Casa de la Colina , construcción del siglo XVI. (Copyright/OT Valles Pasiegos)

Detente en Villacarriedo y saborea los Sobaos y Quesadas en Selaya

Te recomendamos hacer una parada en Villacarriedo para admirar el majestuoso Palacio de Soñanes, que ahora se ha convertido en un encantador hotel y restaurante. Después continúa el camino hacia Selaya, donde tendrás la oportunidad de probar los deliciosos sobaos y quesadas en Casa El Macho, un lugar famoso por estas delicias pasiegas. Selaya es un pueblo con algunas construcciones muy interesantes. En la plaza de la Colina destaca el Palacio de Donadío o Casa de la Colina.

A partir de Selaya, comienza el emocionante ascenso al Puerto de la Braguía de 6,70km, hasta la cima que te regalará vistas espectaculares del Valle de Pisueña y la Vega de Pas.

El descenso te llevará hasta Vega de Pas, un encantador pueblo donde podrás detenerte a disfrutar de un almuerzo y recargar energías. Por la tarde, tienes varias opciones para finalizar tu ruta.

Centro de Arte Rupestre de Cantabria
El nuevo Centro de Arte Rupestre de Cantabria inaugurado en 2023 y situado en Puente Viesgo. (Copyright/ CARUC)

Regreso a Santander: Si deseas regresar a Santander directamente, puedes tomar la carretera hacia Entrambasmestas y luego la N-623 en dirección a la ciudad. Durante el trayecto, no dudes en hacer una parada en lugares como Alceda, Ontaneda y Puente Viesgo, conocido por su balneario y las impresionantes cuevas prehistóricas con pinturas rupestres de hasta 30.000 años de antigüedad y visitar el Centro de Artes Rupestre, inaugurado en marzo de 2023 y de entrada gratuita.

Explorar más los Valles Pasiegos

Si deseas seguir disfrutando del paisaje excepcional de la zona, puedes salir de Vega de Pas en dirección al Puerto de Estacas de Trueba, desde donde tendrás vistas asombrosas del valle. Luego, continúa hacia Espinosa de los Monteros en la provincia de Burgos. Desde allí, toma el portillo de la Lunada para regresar a Santander, con magníficas vistas del valle del Miera desde un mirador habilitado. En tu camino de regreso, pasa por San Roque de Riomiera y luego dirígete a Liérganes, donde puedes culminar la jornada degustando un reconfortante chocolate con bizcocho, buñuelos o churros. No te pierdas la oportunidad de pasear por esta hermosa localidad antes de finalizar tu viaje y conocer la historia del hombre pez, fotografiando su imagen bajo el puente”.

Esta ruta te permitirá sumergirte en la magia de los Valles Pasiegos, descubriendo su belleza natural y su rica tradición gastronómica. Disfruta de los paisajes, sabores y encanto de esta comarca única en Cantabria. ¡Buen viaje!

Artículos relacionados:

Las dos rutas indispensables desde el teleférico de Fuente Dé

La ruta del Cares es el sendero cinco estrelllas de los Picos de Europa

El Mirador de Ordiales: La ruta desde los lagos de Covadonga

  • HELLY HANSEN PROVISIONAL VERANO 2024
  • UN VALLE UNICO  FGC VERANO 2024
  • LA NATURALEZA A UN SOLO PASO VERANO 2024