Inseguridad y caos en los remontes de la estación marroquí de Oukaïmeden

0
5975
La estacion de Oukaimeden, sólo tiene 20 km de pistas balizadas.

A 75 km de Marrakech, aproximadamente una hora y media en coche, se halla la estación de esquí de Oukaïmeden. El centro invernal más alto de África, de 2.600 m a 3.258 m, se ha convertido en centro de peregrinaje de excursionistas locales que quieren disfrutar de las hermosas vistas de la estación desde las montañas del Atlas.

El centro invernal ha quedado obsoleto y está pendiente de una trasformación que no llega, a pesar que desde hace más de una década ha habido contactos con algunos operadores internacionales para transformar, tanto la estación como su capacidad hotelera, muy poco desarrollada. Poco queda de aquel tipismo que anhelan los esquiadores ávidos del esquí exótico.

La estación de esquí de Oukaïmeden lleva décadas esperando una inversión para modernizar sus instalaciones

En Oukaïmeden se han superado todas las alarmas –ver vídeo adjunto gravado este febrero- y los viejos remontes algunos días festivos están al límite de su capacidad. No hay control, las colas son inexistentes y algunas personas se tiran literalmente sobre el pequeño telesilla de dos plazas e incluso llegan a subir tres personas a la silla. Lamentable y peligroso espectáculo para una estación donde los pocos remontes existentes coexisten con el transporte de burros para esquiadores.

El telesilla más largo permite acceder al techo de la estación ubicado en la cima del pico Jebel Attar (3.258 m). La estación tiene una extensión de 300 hectáreas y un total de 18 pistas, deficientemente pisadas, que suman 20 km (3 negras, 8 rojas, 4 azules y 3 verdes) atendidas por siete remontes con una capacidad de 4.000 esquiadores hora. Si ha habido buenas nevadas, la innivación artificial es inexistente, son muy apreciados sus fueras pistas. La temporada pasada el precio del forfait/dia costaba 11 euros y alquilar un equipo completo de esquí o de snow 15 euros.

Realmente las imágenes del vídeo hablan por sí solas… pocos esquiadores, pero si muchas personas intentando acceder al viejo telesilla de cualquier manera. Sin duda, una mala imagen exterior para el turismo marroquí.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.