La última «locura» del saltador base Uli Emanuele

0
1572

El salto base con traje de alas -wingsuit- está considerado el deporte extremo más arriesgado que existe en la actualidad. La mortalidad entre sus  practicantes es muy elevada. En los últimos cinco años han perdido la vida grandes deportistas que quedaron atrapados por la fascinación de volar como un pájaro. Recordamos al aventurero  Álvaro Bultó (1962-2013), al  cocinero Darío Barrio (1972-2014), a los escaladores  Sean Leary Stanley  (1975-2014) y Dean Parker (1972-2015) o al colombiano Jhonathan Florez, campeón del mundo 2013 de la World Wingsuit League, que halló la muerte la semana pasada en Engelberg, Suiza , por citar algunos de sus practicantes más mediáticos. Según la revista especializada Desnivel.com  “La lista histórica de víctimas mortales por accidentes de salto BASE supera las 250 personas, con siniestros contabilizados desde 1981. Son más de tres décadas, aunque más de la mitad de fallecidos se cuentan en los últimos siete años, cuando la modalidad del vuelo de proximidad y el traje de alas se han ido popularizando”.

Más difícil todavía  

El italiano Uli Emanuele, 29 años,  acaba de subir a la red y apoyado por la multinacional de videocámaras GoPro su última hazaña. Se trata de un salto bárbaro cuyo objetivo es pasar en vuelo rasante por un agujero de dos metros entre las rocas de una montaña de los Alpes suizos. El salto se hizo en setiembre de 2014, pero hasta este mes de julio el protagonista no ha difundido las imágenes. Desconocemos los motivos  de la espera, que bien pudieran ser personales o simplemente cuestiones comerciales. En todo caso, el que algunos consideran, de momento, el salto base más espectacular de la historia ya ha cosechado más de tres millones de visualizaciones en You Tube en menos de diez días.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.