Múnich da portazo democrático a los Juegos, mientras Estocolmo y Oslo se convierten en las favoritas para albergar los JJ.OO. del 2022

0
909
La ciudad de Estocolmo ya tiene experiencia en albergar algunas pruebas de esquí de fondo. (Copyright/Henrik Trygg.visitstockholm.com)

Las ciudades candidatas a albergar los Juegos Olímpicos de invierno del año 2022 ya han quedado definidas, después del portazo democrático que Múnich y la estación de Garmisch-Partenkirchen dieron a la posibilidad de volver a albergar unos Juegos. La ciudadanía alemana votó en contra en todos los feudos: 54% en Garmisch, 52 % en Munich y casi el 60 % en la capital comarcal de Traunbstein. Desde las instancias políticas del ayuntamiento de Barcelona se ha querido extrapolar la decisión del referéndum ciudadano alemán para reforzar el no de Barcelona a los Juegos del 2022. Sinceramente me cuesta entender las manifestaciones de algunos representantes municipales. Múnich y Barcelona sólo compartían el objetivo de poder convertirse en la primera ciudad a ser sede de unos Juegos olímpicos de verano y de invierno. Opción que ahora mantiene Pekín que se ha postulado para acoger los Juegos del 2022.Quizá la lectura del no alemán abría que buscarla en la mala reputación que han alcanzado los futuros Juegos Olímpicos de Sochi de este febrero. Una sede faraónica, sin ninguna tradición y montada artificialmente a base de ingente inversión de dinero. Ya hay quien avanza que una vez clausurados los Juegos buena parte de sus instalaciones se pudrirán.
ESTOCOLMO, EN ALZA
La última ciudad en hacer pública su candidatura al Comité Olímpico Internacional (COI) ha sido Estocolmo. No ha habido consulta de por medio. La capital de Suecia se ha asociado a la estación de Are, que es el centro líder de los deportes alpinos en los países escandinavos. Are es muy conocida pues ha acogido numerosas pruebas de la copa del mundo de esquí y en 2007 fue sede de los mundiales. En todo caso habrá que ver como se valoraran en el dossier las distancias ya que por carretera Are está a unos 500 quilómetros de Estocolmo. La ciudad sueca se presenta como la más dura competidora de Oslo que quiere repetir los juegos de 1952. La capital de Noruega si realizo una consulta ciudadana. La victoria del si fue muy ajustada con 55,1% a favor por un 44,9% en contra. En esta ocasión Oslo se asocia a la estación de Lillehamer, sede de los juegos de 1994. La estación alpina está situada a unos 180 km al norte de Oslo y se tarda unas dos horas, tanto en coche como en tren.
De las otras ciudades candidatas es interesante destacar la entente entre Polonia y Eslovaquia, que lidera la ciudad de Cracovia. La ciudad polaca seria la sede y su estación de Zakopane, en las montañas Tatra, albergaría las pruebas de hielo. Las pruebas alpinas se desplazarían a la estación eslovaca de Jasna, a 150 kilómetros de Cracovia.
El resto de ciudades candidatas se fundamentan en megaproyectos que aún han de ver la luz; Lvov (Ucraina), Almaty (Kazajistan) y la ya citada alianza entre las ciudades de Pekin y Zhangjiakou.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.