No debemos mantener nuestra forma física a cualquier precio

El deporte es una parte fundamental de nuestras vidas, pero llegados a este punto de confinación no debemos forzar nuestro cuerpo fisicamente.

0
603
Nuestra salud mental agradecerá que evitemos la monotonía. (Copyright/Elisa Riva/Pixabay)

No te preocupes si te levantas sin motivación para subir al rodillo, quemar las zapatillas en la cinta o desgastar los diez metros lineales de tu terraza, no te va a pasar nada.

A nadie se les escapa que estamos viviendo una situación excepcional, jamás imaginada y totalmente anómala. Con el paso de los días, todos hemos ido tomando conciencia de la gravedad de la situación, y nos vamos adaptando a ella como buenamente podemos. El ser humano es un animal que se adapta a las circunstancias con enorme facilidad. Y precisamente esto es lo que debemos hacer en estos momentos, adaptarnos física y mentalmente. Parece ser que no valorábamos los suficiente nuestra libertad. Como en muchas otras cosas, las empezamos a valorar una vez las hemos perdido. Como amantes del aire libre y del deporte outdoor, nuestro mayor temor, como si de una pequeña aldea gala se tratara, es que el cielo (léase techo) se desplome sobre nuestras cabezas. Esa pesadilla nos amenaza cada día con más fuerza, y contra ella debemos luchar.

De nuestro confinamiento forzoso podemos sacar buenas reflexiones y aprendizajes para nuestro futuro.

Los primeros días parecía fácil, ¿verdad? Todos animados, todos colgando innumerables vídeos de sus hazañas deportivas hogareñas. Pero ese fervor se va apagando con el paso de los días, el exceso de tiempo libre, la ausencia de obligaciones, y rutina repetitiva se va apoderando poco a poco, de nuestro ser, machacando nuestro subconsciente hasta el punto de hundirlo en la desidia.

forma física a cualquier precio
Nuestra salud mental agradecerá que evitemos la monotonía. (Copyright/Scott Webb/ Pexels)

¿Y qué podemos hacer para evitarlo?

Nuestro principal consejo sería no dejarnos absorber por la monotonía, buscar alternativas a nuestro día a día para no hacerlo repetitivo. Aunque el deporte sea parte fundamental en nuestras vidas, llegados a este punto de confinación no debemos querer mantener la forma física a cualquier precio. Seamos realistas, por mucho que queramos, nuestro estado físico no será el mismo, y lo único que podemos provocar con nuestra obsesión es lesionarnos, y lo peor, que cuando esta pandemia sea únicamente un recuerdo, sigamos confinados en casa recuperándonos por culpa de nuestra mala cabeza.

El mejor consejo es no dejarnos absorber por la monotonía y buscar alternativas a nuestro día a día para no hacerlo repetitivo.

Por lo tanto, no te preocupes si te levantas sin motivación para subir al rodillo, quemar las zapatillas en la cinta o desgastar los diez metros lineales de tu terraza, no te va a pasar nada. En la variedad está el gusto.

Este posiblemente sea un buen momento para recuperar sueños pasados, retos personales que por falta de tiempo para programar se quedaron apartados en una carpeta de nuestro portátil. Vamos a recuperarlos y replantearlos, a buscar nuevos mapas, nueva información, crear un track, en definitiva, generarnos un objetivo, una finalidad a ese trabajo. También puede ser el momento adecuado para dedicarle horas a la lectura, deportiva o no, que nos ayude a evadirnos de las noticias, a desconectar por unos momentos y dejarnos abducir, entre palabra y palabra, por un nuevo mundo imaginario.

forma física a cualquier precio
Hay que mantener el estado emocional positivo con o sin ejercicio. (Andrea Piacquadio/Pexels)

Vamos a sentirnos activos física y mentalmente, vamos a sentirnos positivos.

Utilizar el modo avión de nuestro smartphone, dejarnos seducir por una de aquellas películas que nunca tenemos tiempo a visualizar, sentirnos profesores por unos instantes explicando a nuestros hijos esa temática que no han podido aprender en la escuela, o simplemente, disfrutar de su compañía.

¿Te das cuenta? Muchas de esas cosas no eran valoradas antes, posiblemente porque la sociedad nos tenía absorbidos, y de nuestro confinamiento forzoso podemos sacar buenas reflexiones y aprendizajes para nuestro futuro. Como hemos dicho, en la variedad está el gusto, y en evitar la monotonía nuestra salud mental. Vamos a sentirnos activos física y mentalmente, vamos a sentirnos positivos, y evidentemente, entre todos, vamos a luchar para alejar esta pandemia de la sociedad lo antes posible. De momento, yo me quedo en casa.

Si quieres algún consejo personalizado, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en el siguiente e-mail xevi.guinovart@9hsports.cat , te ayudaremos en todo lo posible para que la vuelta a la normalidad sea más amena.

Artículos relacionados:

Cómo mantenerse en forma y trabajar el tono muscular sin salir de casa

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.