Núria Picas concluye la temporada 2015 con 876 km en sus piernas y 51.000 metros de desnivel positivo

El mayor éxito de Núria Picas durante el 2015 ha sido proclamarse campeona del Ultra Trail World Tour por segundo año consecutivo. (Copyright /Oriol Batista)

Núria Picas pasa balance a la temporada recién finalizada de carreras de montaña. Para la atleta de Suunto ha sido una campaña de muchos contrastes. Las alegrías representadas con la victoria en la emblemática carrera de la Diagonal des Fous, en la Isla Reunión y el título de campeona del Ultra Trail World Tour. Los tragos amargos se sitúan a los pies del macizo del Mont Blanc donde Picas abandonó en los primeros compases de la que era la carrera más importante de su calendario deportivo.

Nuria Picas ha protagonizado una intensa temporada 2015 que le ha permitido proclamarse Campeona del Ultra Trail World Tour por segundo año consecutivo. En total ha competido en 11 carreras, cuatro maratones y el resto de pruebas ultra, lo que significa que ha recorrido en competición 876 kilómetros y ha invertido un tiempo de 116 horas. En total, ha salvado 51.550 metros de desnivel positivo, lo que equivale a haber subido más de seis veces el Everest. A nivel de resultados, la temporada ha sido fructífera: 8 victorias y tres podios.

El abanadono en la UTMB del Mont Blanc 2015 muy presente y pendiente

No sale en las estadísticas, pero está muy presente en su cabeza el abandono que protagonizó en la Ultra Trail del Mont Blanc: “Ha sido una temporada atípica pero productiva en la que he aprendido muchas cosas. El abandono en el UTMB me sirvió para hacer balance, aprender y me abrió las puertas a poder disfrutar de algunas de las pruebas más emblemáticas, como la Diagonal des Fous. Tal y como han ido las cosas este año, con una expedición en Nepal, con aquel terremoto que sacudió nuestras vidas, el Mont Blanc…pues llegar a la Isla de la Reunión y conseguir la victoria y el título en el Ultra Trail World Tour hizo que al final se convirtiera en un año especial, productivo. Estoy contenta de cómo han ido las cosas y de este camino de saber valorar la victorias y pasar balance a las derrotas. Superar obstáculos es superar la vida y esta es la percepción que he tenido esta temporada”.

La corredora catalana tiene clavada la espina de la retirada del Mont Blanc en el kilómetro ocho y ya ha dejado claro que tiene intención de luchar por la victoria en la edición de 2016. “Es una carrera que la tienes que llevar en el corazón. Es como una partida de ajedrez, has de controlar muchas fichas y ninguna puede fallar. De esa experiencia he sacado muchas cosas positivas. Tengo ganas de volver porque pienso que es un sueño y tenemos que tener ilusiones para levantarnos y luchar. El Mont Blanc es una carrera que quiero y a pesar de las dificultades, la llevo en mi corazón. El año próximo volveremos a estar ahí con más fuerza, más conocimientos y planteando la carrera de otra manera y sin dejarme llevar por la presión”.

Núria Picas estará el próximo mes de agosto de 2016 en Chamonix, aunque este no será ni mucho menos su único reto deportivo.

  • HELLY HANSEN PROVISIONAL VERANO 2024
  • UN VALLE UNICO  FGC VERANO 2024
  • LA NATURALEZA A UN SOLO PASO VERANO 2024
  • Artículos relacionados

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.