Diez años sin Paco Fernández Ochoa: homenaje pluridisciplinar al mito del esquí español

En el décimo aniversario, se va a rendir homenaje -18 de noviembre- a su figura en la pista indoor del SnowZone Madrid por parte de Real Federación Española de Deportes de Invierno y la Federación Madrileña.

0
3719
Paco Fernández Ochoa
Paco Fernández Ochoa preparado para disputar el eslalon de Wengen (Suiza) en una fotografía sin datar que podría situarse a finales de los años 60. (Copyright/Archivo Turiski)

La figura de Paco Fernández Ochoa (1950-2006) no tiene parangón en el deporte español. Fue el primer deportista en colgarse una medalla de oro en unos Juegos Olímpicos, tanto de invierno como de verano. En los de verano ya hemos perdido la cuenta de las preseas que se han ganado, pero en los de invierno la referencia todavía sigue siendo Paco. En medio hay un breve paréntesis protagonizado por el fondista alemán Johann Mühlegg, más conocido por Juanito, que aprovechando las diferencias que mantenía con los estamentos deportivos de su país fue nacionalizado e inscrito por la Federación de Deportes de Invierno de la Región de Murcia. En los Juegos Olímpicos de Salt Lake City 2002 consiguió tres medallas de oro, pero posteriormente las perdió por dar positivo por darbepoetina.

No obstante, la medalla de oro de Paco Fernández Ochoa y su trayectoria deportiva, que también incluye un bronce en los Mundiales de Saint Moritz de 1974, no bastan para mantener vivo su recuerdo, diez años después de su fallecimiento (6-11-2006). La personalidad de Paco era arrolladora y su carácter abierto y accesible ha sido fundamental para que su figura sea recordada más allá de familia, amigos y compañeros. Aún recuerdo como le conocí fugazmente durante un campeonato de España de esquí infantil del año 1982 celebrado en Candanchu o Astun y patrocinado por Coca Cola. Él llegaba de los Estados Unidos donde había completado dos temporadas como profesional y había anunciado su retirada y un servidor se iniciaba en el periodismo en el diario deportivo barcelonés “Sport”.

Paco Fernández Ochoa
Antoni Campañá, Paco Fernández Ochoa y en el centro el doctor Pitu Figueras durante los Juegos Olímpicos de Grenoble de 1968. (Copyright/Archivo Campañá)

Posteriormente nos reencontramos en bastantes ocasiones en eventos relacionados con el esquí y también con el deporte en particular. No hay que olvidar, que durante muchos años Paco Fernández Ochoa fue el “abre puertas” del esquí español en el ámbito internacional y delante de la Federación Internacional de Esquí. Su figura fue utilizada para la candidatura de los Mundiales de esquí alpino de Sierra Nevada de 1995, suspendidos por falta de nieve, y reprogramados para 1996. Aún recordamos a Paco controlando una fiesta preparada para el “star system” del esquí en Kitbühel (Austria) durante la copa del mundo del año 1990 con “jamoncito” y rioja destinada a promocionar la candidatura andaluza. En fin que Paco lo fue todo en el esquí y fuera de él. En 1985 me abrió las puertas de su casa en Cercedilla para grabar un reportaje para el programa “A tot Esport” de TV3 que realizamos a su hermana Blanca, tras ganar su primera carrera de copa del mundo, un gigante, en Vail (Estados Unidos).

La última vez que le vi fue durante el emotivo y multitudinario homenaje que la Fundación Cultural de Cercedilla (28-10-2006) le organizó para inaugurar una escultura de su victoria en Sapporo. Él era consciente de que la vida se le escapaba a pasos agigantados -falleció pocos días después del cáncer linfático-, pero en ningún momento se derrumbó y desgranó una homilía personal llena de sentimiento. Fue la despedida pública de Paco Fernández Ochoa, que hasta el último momento quiso vivir con plenitud. Una semana después se apagaba, en su casa, rodeado de los suyos. Su figura ha quedado inmortalizada en el pueblo de Cercedilla.

Homenaje de el esquí

En el décimo aniversario de su muerte, el esquí español rinde homenaje a su persona. Paco ha tenido infinidad de recuerdos y homenajes, pero la Federación de Esquí no lideró ninguno en su momento. De la mano de la pista indoor de esquí Madrid SnowZone y junto a la Real Federación Española de Deportes de Invierno, la Federación Madrileña de Deportes de Invierno y su familia se celebra esta fiesta en memoria de Paco. La participación de deportistas del mundo de la nieve no tiene parangón si se cumplen -ver recuadro al final- el listado que nos han hecho llegar.

Al fotógrafo Antoni Campañá, amigo personal y compañero de fatigas en el equipo español  de los años 60, le hemos pedido que nos recordara su figura y nos facilitara algunas fotografías de su época. Antoni ha sido espléndido y nos ha dejado este recuerdo personal.

Paco Fernández Ochoa
Paco Fernández Ochoa, Antoni Campañá, Aurelio García y Juan Manuel Fernández Ochoa a finales de los 60. (Copyright/Archivo Turiski)

Última tarde con Paquito y la carta del Rey,

por Antoni Campañá

Tengo muy claro que cuando las personas se van dejan un rastro inequívoco. Algunos no dejan casi huella, otros en cambio dejan un surco que no se borra nunca. Es el caso de Paquito Fernández Ochoa. Su rastro es tan profundo que a veces creo que ha dejado impregnado a medio mundo. A mi me ha marcado.

Verlo de pequeño jugarse los huesos en descensos tan bestiales como el Lauberhorn poniendo los pelos de punta a propios y extraños no me ha marcado tanto como su forma de marcharse. De todos es conocida su intensa vida, sus hazañas y sus pases toreros porque como decía últimamente se equivocó él tenía que haber sido torero. Quizás por esto, lidiar la vida sobre unas tablas de esquí o en un ruedo delante de un toro, le preparó para marcharse con una dignidad y una tranquilidad espléndida.

Las anécdotas son simplemente anécdotas, algunas graciosas otras penosas, pero a lo largo del camino se forja un la personalidad de un ser humano y haberlo vivido de cerca me llena de orgullo y satisfacción. Hay! Si esto es una frase exclusiva del Rey Juan Carlos I. Yo no debería decir esas cosas. Pero resulta que cuando hace diez años que Paquito nos dejó, entre otras muchas cosas me viene a la memoria la última vez que estuve con él, con Paquito y con el Rey.

Finalizado el acto de homenaje a los Campeones de España de Cercedilla, encabezados por Paquito Fernández Ochoa un grupo de viejos compañeros suyos quisimos despedirnos personalmente y fuimos a su casa, las Hojarascas, donde Paco exhausto descansaba en la cama después de un día ajetreado y emocionante.
Al cabo de una hora se despierta, llama a Chus y le pide “esa carta que me envía el Rey, a ver que dice el Monarca”. Efectivamente Chus le alcanza una carta escrita de puño y letra por Juan Carlos I. Estábamos en aquel momento Xavier Massana, Lluis Viu, Carles Adserà y yo mismo, compañeros de Paquito en el equipo nacional de esquí.

Y ni corto ni perezoso, delante nuestro Paquito lee la carta íntegramente en la que el Rey le agradece en reiteradas ocasiones todos los momentos agradables que han pasado juntos, las grandes esquiadas que habían realizado toda la Familia Real con Paquito, los agradables ratos de risas y bromas en su casa de la Pleta de Baqueira. Un resumen de momentos “inolvidables” y al final como no la frase de rigor: “Siempre estarás en nuestra memoria”. “Coño”, dice Paco, otro que ya me está enterrando y se pone a reír a carcajadas como hacía tantas veces y era aquella risa contagiosa de un ser que transmitía optimismo felicidad y buen humor.
Estuvimos un buen rato haciendo bromas sobre el Rey y su relación que duró bastantes años, contando anécdotas que quedarán en nuestro recuerdo de forma imborrable. Entre risas y abrazos nos fuimos sin saber que era la última vez que veíamos con vida a Paquito. Para nosotros siempre será Paquito.

Donde estés espéranos que, cuando nos toque, ahí nos encontramos y espero que hayas perdonado al Padre Mariano al que le dejaste bien claro que “las intenciones de tu Jefe están muy claras y que un día cogeré a todos los santos que tengo por ahí y los voy a tirar por la ventana que con los mío no están pegando ni palo”.

Paco Fernández Ochoa
En 1972, Paco Fernández Ochoa y Antoni Campaña durante la celebración del campeonato de España disputado en Masella. Campañá no participó ya que llegó lesionado del descenso del la Universiada de Lake Placid. (Copyright/Archivo Campañá)

COREOGRAFÍA. PARTICIPANTES CONFIRMADOS

    • Blanca Fernández Ochoa – Medallísta Olímpica de Esquí Alpino
    • María José Rienda – Ganadora de 6 Copas del Mundo de Esquí Alpino
    • Ana Galindo – 4ª en una Copa del Mundo de Esquí Alpino
    • Raquel Gutiérrez – 3 veces Campeona del Mundo Junior de Esquí de Ballet
    • Martí Rafel – 3º en Campeonato del Mundo de Esquí Artístico
    • Reyes Santa Olalla – 13 veces Campeona de España de Baches y Saltos
    • Javi Vega – Campeón de España de Esquí Slope-Style y Half-Pipe
    • Paco Benguerel – Subcampeón de España de Half-Pipe y Slope-Style
    • Jordi Font – 4º Diploma Olímpico en Snowboardcross
    • David Pujol – Ganador de la prestigiosa Helli Challenge de Snowboard en N.Z.
    • Chio Delgado – Campeona de Europa de Skicross
    • Dani Rienda – 2º en una Copa de Europa de Skicross
    • Tomás Testillano – 5º en una Copa del Mundo de Telemark
    • Robert Puente – 7º en una Copa del Mundo de Esquí Extremo
    • Juan Jesús Gutiérrez – 6º en un Campeonato del Mundo de Esquí Nórdico
    • Diego Ruiz – 3º en una Copa del Mundo de Esquí Nórdico
    • Alan Villanueva – Récord del Mundo Guiness de Esquí deslizando por un raíl
    • Luis Chamarro (Toto) – Récord del Mundo Guiness de Snowboard deslizando por un raíl
    • Ricardo Adarraga – Récordman español de esquí de velocidad o kilómetro lanzado

No participan en la pista
Carolina Ruiz – Ganadora del único Descenso español de Esquí Alpino
Bernat Solá – Récordman Nacional de Salto

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.