Volkswagen e-Bulli: la furgoneta hippie convertida en vehículo eléctrico

El prototipo del modelo T1 Samba Bus, producido en 1966, es una colaboración entre la marca alemana y la compañía eClassics, especialista en conversiones eléctricas de vehículos exclusivos.

0
471
Volkswagen e-Bulli furgoneta eléctrica
La Volkswagen e-Bulli electrica toma la referencia del modelo T1 Samba Bus del año 1966. (Copyright/Volkswagen)

La e-Bulli de Volkswagen vuelve a la carretera en versión totalmente eléctrica.

A primera vista y sin fijarnos excesivamente la nueva Volkswagen e-Bulli podría parecernos un modelo vintage completamente restaurado. La nueva furgoneta eléctrica toma la referencia del modelo T1 Samba Bus producido en 1966. No hay que olvidar, que la primera versión del Volkswagen Transporter T1, nombre oficial, aunque popularmente llamado «Bulli» comenzó a fabricarse el 8 de marzo de 1950. Era una idea del holandés Ben Pon (1904-1968) e inspirada en un vehículo interno que Volkswagen usaba para transportar materiales en su fábrica. Ben Pon también es recordado por ser el primer representante e importador de Volkswagen en Estados Unidos. La Volkswagen e-Bulli es totalmente eléctrica y ve la luz tras la estrecha colaboración entre la marca alemana y la compañía alemana eClassics, especialista en conversiones eléctricas de vehículos exclusivos de distintas marcas.

la bateria puede cargarse en 40 minutos al 80% en puntos rápidos.

Volkswagen e-Bulli furgoneta eléctrica
El volante mantiene el diseño original, mientras la palanca de cambio es de última generación. (Copyright/Volkswagen)

El prototipo debía presentarse y ser uno de los vehículos protagonistas del salón Techno Classica de Essen (Alemania). El certamen había de celebrarse del 24 al 28 de junio, pero por la pandemia del coronavirus fue anulado. De momento, se desconoce cuántas unidades se fabricarán o si se comercializara bajo pedido. En todo caso su presentación digital ya resultó una excelente campaña de imagen para Volkswagen sin necesidad de gastarse un euro en publicidad.   

200 kilómetros de autonomía

La nueva e-Bulli se basa en un motor eléctrico de Volkswagen que da 61 kW (81 CV).  Nada que ver con el antiguo motor boxer de cuatro cilindros de 32 kW (kk CV). No hay comparación posible dado que el motor eléctrico es prácticamente dos veces más potente que el boxer. El nuevo propulsor proporciona un par motor máximo de 212 Nm, dos veces más fuerza que el motor T1 original de 1966 (102 Nm). El fabricante destaca que “como es típico de los motores eléctricos, el par motor máximo está disponible de forma inmediata. Y eso Io cambia todo. Nunca antes ha habido un T1 «oficial” tan potente como el e-Bulli. En esta nueva forma, se convierte en un silencioso vehículo que combina un fascinante sistema de propulsión sin emisiones con el estilo incomparable de un Bulli clásico”.

El velocímetro es el original, pero incorpora una pequeña pantalla digital de dos dígitos, que facilita otras informaciónes al conductor.

Volkswagen e-Bulli furgoneta eléctrica
El velocímetro es el clasico del modelo y constrasta con la nueva palanca automática de cambio. (Copyright/Volkswagen)

La transmisión funciona mediante una caja de cambios de 1 velocidad. El sistema de propulsión se combina con una palanca de cambio de marchas, que ahora está situada entre el conductor y el asiento del acompañante. Los selectores de la transmision automática (P, R, N, D, B) están situados junto a la palanca. En la posición B, el conductor puede variar el grado de recuperación durante el frenado. El e-Bulli alcanza una velocidad punta de 130 km/h -limitada electrónicamente- por los 105 km/h. del modelo original.

AI igual que con el motor boxer del T1 de 1966, la combinación entre la caja de cambios con el motor eléctrico integrado en la parte trasera del e-Bulli impulsa el eje trasero. El suministro de energía del motor eléctrico viene de una batería de iones de litio, con una capacidad de energía utilizable de 45 kWh y el fabricante anuncia “una autonomía de alrededor de 200 kilómetros”. La toma se halla en la parte trasera, tras la placa de   la matrícula. La batería se carga mediante un enchufe de sistema de carga combinada (CCS), que permite conectar el vehículo con corriente alterna o continua. La batería de alta tensión también puede cargarse en puntos de carga rápida de hasta 50 kW de potencia. En este caso, se llega al 80% en 40 minutos.

El nuevo chasis ha sido totalmente rediseñado. Los ejes multibrazo delantero y trasero utilizan amortiguadores y puntales de suspensión coilover ajustables. El nuevo sistema de dirección de cremallera y cuatro discos de freno ventilados transmiten una sensación muy segura al volante. La Volkswagen e-Bulli ofrece mayor confort, seguridad pasiva y su condición no tiene nada que ver con la del antiguo modelo de los sesenta que se hizo famosa por ser la furgoneta representativa del movimiento hippie y de los jóvenes surferos norteamericanos.  

la clasica furgoneta Bulli reaparece totAlmente puesta al dia Como vehiculo electrico con Ausencia de ruido y vibraciones.

La toma de carga de la bateria se esconde tras la matrícula. (Copyright/Volkswagen)

Elegante diseño para la e-Bulli

El diseño interior mantiene algún guiño al modelo original, como el volante e instrumentación, pero el resto fue repensado y puesto al día tecnológicamente. La moderna palanca de cambios de la transmisión automática está situada entre el conductor y el asiento del acompañante. El boton start/stop del motor eléctrico también está integrado en la consola. El velocímetro es el original, pero incorpora una pequeña pantalla digital de dos dígitos, que facilita diversa información al conductor, incluyendo la autonomía de la batería.  Unos leds también indican, por ejemplo, si el freno de mano esta activado o si el cable de carga esta enchufada. Las informaciones pueden consultarse en la tablet integrada en la consola del techo.

La furgoneta eléctrica Volkswagen e-Bulli alcanza una velocidad punta de 130 km/h -limitada electrónicamente- por los 105 km/h. del modelo original.

A través de la «We Connect” de Volkswagen, el conductor puede acceder, mediante la app en su smartphone o a través de un PC  a información online. El tiempo de carga restante, los kilómetros recorridos, el trayecto del viaje, el consumo de energía, etc. El tablier monta una radio retro, que incorpora un sistema de altavoces y subwoofer ocultos a la vista, con la última tecnología; receptor CAB, bletooth y entrada usb.

El habitáculo interior ofrece ocho de plazas y los clásicos asientos están tapizados en cuero con dos colores: «Saint Tropez” y «Naranja Saffrano”. El suelo esta recubierto con madera, que imita la cubierta de una lancha.  

De su aspecto exterior, al margen de la pintura clásica de dos tonos -«Naranja Metalico Energético” y «Metalico Mate Arena Dorada”- sobresalen los nuevos faros delanteros led redondos, que incluyen las luces diurnas. En el exterior de la parte trasera también hay indicadores de carga led. El techo de lona le da ese toque de descapotable a un modelo con más de 50 años. La toma de carga se encuentra en la parte trasera y escondida bajo la matrícula.

La nueva furgoneta Volkswagen e-Bulli eléctrica es un vehículo exclusivo, que cuando la ves giras la cabeza. Su precio, a partir de 64.900 euros.

Artículos relacionados:

Consejos clave para comprar una furgoneta camper

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.