35 años del récord de permanencia en altura de Fernando Garrido

El alpinista aragonés permaneció 62 días seguidos en la cima del Aconcagua, a 7.000 metros de altura. Su registro sigue imbatido.

0
273
Fernando Garrido Aconcagua récord
Fernando Garrido en la cima del Aconcagua montando su modesta tienda de la firma aragonesa Altus. (Copyrigh/ Fernando Garrido/Archivo)

Fernando Garrido vivió sin asistencia y en solitario durante 62 días -18 de diciembre de 1985 al 17 de febrero de 1986- en la cima de la Aconcagua. 

El alpinista Fernando Garrido (Madrid, 1958), tal día como hoy del año del año 1986, estableció el récord de permanencia en altura, tras estar 62 días -18 de diciembre al 17 de febrero- en la cima de la Aconcagua, a 6.961 metros de altitud. En realidad estuvo 66 dias, pero continuados sólo 62. Inicialmente, llego a la cima del Aconcagua el 8 de dieciembre y permaneció 4 dias. El 12 debió bajar al campamento base Plaza de Mulas en el Parque Aconcagua, a 4.260 m, aquejado de un principio de edema pulmonar. Menos de una semana en Plaza de Mulas para recuperarse y el 18 de diembre volvió a plantarse en la cima y permanecer de una tirada 62 dias. Garrido, que contaba 27 años, superaba el registro que hasta entonces estaba en poder del francés Nicolás Jaeger, que en 1979 -27 de julio al 27 de septiembre- estuvo 60 días en la cumbre del Huascarán, en Perú, a 6.757 metros.

Nicolas Jaeger (1946-1980), guía de montaña y médico especialista en el campo de la fisiología de las grandes altitudes, quiso experimentar los efectos de la hipoxia en su propio cuerpo.  Jaegger, que el año 1978 participó en la primera ascensión francesa al Everest, desapareció el 27 de abril de 1980, cuando ascendía el último tramo del Lhotse.  

El alpinista aragonés en su juventud fue un avanzado a su tiempo, quizá un lobo solitario de lo extremo

Fernando Garrido récord permanencia en altura Aconcagua
La última fotografía que se tomó Fernando Garrido en la cumbre del Aconcagua completamente agotado y con la nariz congelada. (Copyrigh/ Fernando Garrido/Archivo)

Casi cuatro décadas y el récord de permanencia en altura de Fernando Garrido en el Aconcagua todavía sigue vigente

Precisamente el libro que escribió Nicolas Jaeger de su aventura “Carnets de solitude”, y publicado el año 1979, fue el causante de que Fernando Garrido se lanzara a su temeraria aventura. El propio montañero aragonés recordaba que “casualmente cayó en mis manos el libro, editado en italiano, del médico francés Nicolás Jaeger. Ese libro me impresionó. En esa experiencia se juntaba el mundo de la altura con la vivencia en solitario. Era como una especie de “ermitaño moderno”. Allí empezó todo. Lo de la palabra “record” vino después, pues no era mi primera intención. Después vi que me podía interesar con vistas a intentar conseguir esponsores. Cuando fui tuve muy pocas ayudas y casi nadie se enteró. Me lo pagué casi todo yo, con presupuesto ínfimo y hasta con material prestado. Fue todo muy “artesanal”.  

Fernando Garrido: “Sigo siendo la persona que más tiempo ha estado y a mayor altura. ¿Es que no hay nadie tan loco?”

Fernando Garrido Aconcagua récord permanencia en altura
El alpinista en su récord de permanencia en altura del Aconcagua perdió 17 kilos. (Copyrigh/ Fernando Garrido/Archivo)

Fernando Garrido es un alpinista de raza, auténtico y con los valores de los viejos roqueros de la montaña. En su juventud fue un avanzado a su tiempo, quizá un lobo solitario de lo extremo.  Cuando se le pregunta por su récord de permanencia en altura todavía vigente es categórico y reconoce que “fue la aventura más dura de mi vida y donde más me la jugué. Siempre me han preguntado si volvería a hacerlo y siempre he contestado, incluso cuando aún era joven, que no. Creo que son cosas que solo se hacen una vez. Da que pensar que, después de tantos años, nadie lo haya repetido. Sigo siendo la persona que más tiempo ha estado y a mayor altura. ¿Es que no hay nadie tan loco? Ojalá en el futuro se siga experimentando en este terreno del límite de la capacidad de supervivencia del ser humano en grandes alturas”.

El propio alpinista aragonés que sigue vinculado a la montaña como guía reconoce que “otra cosa que siempre me preguntan es porqué lo hice. A mí siempre me ha atraído el mundo de la altura. En 1.979 tuve mi primera experiencia, cuando estuve en el Aconcagua en invierno. La altura ha sido mi vida, primero como retos personales y ahora como profesión. También siempre me ha gustado ir a la montaña en solitario. Si puedo elegir prefiero mil veces ir con amigos, y es más seguro, pero si no se puede también disfruto yendo solo. Cuando voy solo la relación con la montaña es más directa y más fuerte”.

Fernando Garrido Cho Oyu
Fernando Garrido hizo história al convertirse en el primer alpinista -6 de febrero de 1987- ascender a un ocho mil invernal. Fue Cho Oyu y lo hizo en solitario y sin oxigeno.

El año 1988, Fernando Garrido protagonizó la primera invernal de un ocho mil ascendiendo en solitario al Cho Oyu

En su palmarés himalayistico su nombre está inscrito en el libro de oro de las ascensiones invernales. El 6 de febrero de 1987 se convirtió en el primer alpinista a subir en invierno y en solitario, un 8.000. Garrido ascendió Cho Oyu, 8.201 metros, y lo hizo sin utilizar oxígeno.
Su gesta no levantó la expectación ni tuvo la repercusión mediática en los medios de comunicación españoles que su récord de permanencia en altura. El periodista Manuel Cabanillas que por aquellos años realizaba una página semanal de montañismo en el diario El Mundo Deportivo, el decano de la prensa deportiva española, destacó su proeza y transcribió su ascensión tras recibir un telex del montañero que por su interés reproducimos.

Según la nota de Garrido la cima la alcanzó a las 18 horas del 6 de febrero. «He realizado la escalada totalmente solo desde el campo de altura número 1 a 5.850 metros y, a pesar de encontrarme muy débil a causa del esfuerzo y la altura, no presento ningún síntoma de alarma. Mi desgaste es lógico tras una ascensión de este tipo”.
En el télex el himalayista realiza un pequeño balance de su aventura. “Los días 25 y 26 de enero el viento destrozó el campamento base y eso me creó un enorme problema, ya que invertí varios días en construir un refugio con piedras, para evitar que nuevamente me ocurriera una cosa igual”.

Durante la bajada del Cho Oyu se vio obligado a realizar un vivac a 7.600 metros

Cho Oyu
Durante el descenso de la cima del Cho Oyu, Fernando Garrido debió hacer un vivac a 7.600 metros.
(Copyrigh/ Fernando Garrido/Archivo)

“El 1 de febrero -añade- inicié el ataque definitivo, y el dia 5 establecí el campo tres a 7.000 metros de altitud, encima de una barrera de hielo con bastantes dificultades técnicas. Este mismo día el viento evitó que pudiera realizar exitosamente el asalto final”.

Siguiendo en su cronología agrega: “El día 6 salí al amanecer con buen tiempo, aunque el viento se guía soplando y el frío era muy intenso. De un tirón, sin establecer el proyectado campo cuatro, ascendí 1.200 metros de desnivel, llegando a la cima cuando el termómetro señalaba una temperatura de 40 grados bajo cero. El descenso lo realicé de noche, concentrándome en las huellas dejadas durante la ascensión. Durante la bajada me vi obligado a realizar un vivac (sin tienda) a 7.600metros, fue muy duro. Al amanecer seguí bajando y en dos jornadas pude llegar al pie de la montaña”

En la actualidad Fernando Garrido junto con su hermano Javier dirige la compañía “Aragón Aventura” con sede en Jaca. Organizan trekkings y expediciones por todo el mundo. De su aventura y récord de permanencia en altura en el Aconcagua escribió un libro, “7000 metros. Diario de Supervivencia, del que hay dos ediciones. La segunda hecha el año 2014 por Cruz Pampa Editores es posible descargársela en en PDF .  

La trayectoria himalayística de Fernando Garrido    

Fernando Garrido es guia  de la UIAGM, sigla en francés de la Union Internationale des Associations de Guides de Montagnes, el más alto distintivo a que puede aspirar un guia de montaña, e instructor diplomado por la Escuela Española de Esqui (EEE).

1982 – Alcanzó la cima del Annapurna III (7.555 m.)
1987 – Primer intento de escalada al Everest (8.848 m.) por la ruta del corredor Hombeim, pero se quedó a 8.700 m.
1988 – Ascensión al Cho-Oyu (8.201 m) en invierno y sin ayuda, en lo que fue la primera ascensión mundial en solitario y en invierno a un ocho mil. ​
Entre 1989 y 1990 – Recorrió a pie los 5000 km de la cordillera del Himalaya.
1993 – Segundo intento del Everest, en invierno y en solitario. Ascendió hasta los 7.800 metros.
1996 – Ascensión al Shisha Pangma (8008 m) por su cara Norte y en técnica alpina.

Artículos relacionados:

Ferran Latorre cierra emocionalmente sus 14 ochomiles con el documental «Més enllà dels 8.000»

El alpinista Juanito Oiarzabal dice adiós al ochomilismo

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.