Adrian Ballinger, primer alpinista en descender el Makalu con esquís

0
Adrian Ballinger Makalu
Adrian Ballinger consiguió el primer descenso integral con esquís desde la cumbre del Makalu. (Copyright/@griffin_mims)

Adrian Ballinger consiguió descender con esquís el Makalu (8.463 metros) en su tercer intento, tras los fallidos de 2012 y 2015.

Adrian Ballinger (1976) se convirtió en el primer alpinista en descender el Makalu (8.463 metros) con esquís. El guía de montaña británico-estadounidense firmó el primer descenso integral esquiando desde la cima a la que accedió sin oxigeno adicional. Hizo cumbre el 9 de mayo en compañía de Dorji Sonam Sherpa y Pasang «Pso» Sherpa. Hasta la fecha nunca se había esquiado por encima de los 7.500 metros, pero Ballinger tenía visualizado el descenso ya que “hay una línea de esquí potencial desde la cumbre, especialmente si los monzones han depositado suficiente nieve en la cima”.

Hasta la fecha el Makalu, quinta montaña más alta de la tierra, sólo habia sido esquiado desde los 7.500 metros

Era su tercer intento, tras los de 2012, junto a Sergey Baranov, y el de 2015 en compañía de Kit DesLauriers, Emily Harrington y Jim Morrison. Adrian Ballinger es guía profesional y esquiador extremo, además de fundador de la agencia Alpenglow Expeditions. Tiene dos descensos integrales con esquís en el Cho Oyu, (8.188m) años 2013 y 2016 y el primero con esquís del Manaslu (8.163m/5-10-2011). Su palmarés himalayístico es impresionante. Posee ocho ascensoso al Everets, uno al K2 y el Lhotse. Otros tres al Cho Oyu, dos con esquís, y cuatro al Manaslu, uno con esquís. De los 14 ochomiles o las 14 montañas más altas del mundo sólo resta descender con esquis el Kangchenjunga (8.586 m).

Adrian Ballinger Makalu
Dorji Sonam Sherpa y Pasang «Pso» Sherpa fotografíados por Adan Ballinger desde la cima del Makalu. (Copyright/@adrianballinger)

24 horas después de haber disfrutado de la cima y ya desde el campo base del Makalu, Adrian Ballinger  escribió en sus redes sociales que “antes de hablar de esquí… hablemos de quién lo hizo posible. Esta primera foto es quizás mi foto favorita de la cumbre de ayer, porque soy el reflejo de las gafas de Dorji Sonam Sherpa y Pasang «Pso» Sherpa. Estos dos sherpas hicieron que mi día de cumbre sucediera. A partir de los 7.900 metros rompimos todo el camino, pero encima estos dos llevaban 300 metros de cuerda. Cuando llegamos a la cresta de la cumbre, Dorji tomó la delantera en un terreno técnico difícil y con protección limitada. Y luego ellos se ofrecieron a llevar parte de mi equipo de campamento para que pudiera esquiar los más de 8.000 pies (2.438 m) de desnivel sin un paquete enorme”.

Adrian Ballinger: «No fue un descenso perfecto, pero fue lo más perfecto que pude ejecutar»

Adrian Ballinger Makalu
Adrian Ballinger se tuvo que quitar los esquís para hacer un rápel de 60 metros de roca pura en el French Couloir a unos 8.077 metros. (Copyright/@griffin_mims)
Del descenso con esquís Ballinger destacó que «nunca hubo buenos giros y los malos fueron sobre roca y hielo. Todavía estoy buscando el pow. El descenso me obligó a poner en práctica todas mis habidades. Tres puntos importantes para aquellos que se preocupan (y para dejar en claro que un mejor descenso de esquí más limpio le espera a alguien que lo quiera hacer en un futuro): 1. Debido a las condiciones, el clima y otros escaladores, mi esquí comenzó a 15 metros por debajo de la cumbre real. 2. Me quité los esquís para hacer un rápel de roca pura de 60 metros en el French Couloir a unos 26.500 pies (8.077,2 m). 3. Cuando mi cerebro o mi corazón no podían soportar más exposición en las zonas más heladas o rocosas, ocasionalmente utilizaba cuerdas como líneas de mano».
El descenso tuvo algunas trampas, pero Adrian Ballinger no cometió ningun error. (Copyright/@adrianballinger)
Sobre sus sensaciones tras el descenso del Makalu reconoció que «estoy tan feliz, que es difícil describir cómo me siento actualmente, aparte de orgulloso y humilde. El proyecto de una década concluyó  con un descenso absolutamente absurdo pero increíblemente especial para mí. No fue perfecto, pero fue lo más perfecto que pude ejecutar. Y definitivamente puedo decir que no lo volveré a esquiar».

Artículos relacionados:

Andrzej Bargiel, primer alpinista en descender el K2 con esquís

Davo Karnicar, primer esquiador del Everest, fallece talando un árbol