Antonio de la Rosa, operado de la cabeza del peroné izquierdo

El aventurero sufrió el percance -viernes 5 de mayo- al impactar la planta del pie contra una roca, mientras realizaba una práctica deportiva en la Sierra de Madrid.

0
267
Antonio De la Rosa cabeza peroné izquierdo clínica CEMTRO
Antonio de la Rosa fue operado en la clínica madrileña CEMTRO por el doctor Luis Novoa. (Copyright/ADR)

El deportista fue intervenido en la clínica madrileña CEMTRO por el doctor Luis Novoa.

Antonio de la Rosa se fracturó la cabeza del peroné izquierdo y tuvo afectación en alguno de los tendones peroneos, tras sufrir la planta del pie un fuerte impacto contra una roca. El aventurero fue operado satisfactoriamente -martes 9 de mayo- en la clínica madrileña CEMTRO por el doctor Luis Novoa. Ahora, deberá tener el pie en reposo durante dos semanas, tras las que podrá iniciar la recuperación. En estos momentos, el deportista está preparándose para su nueva y más complicada aventura de su vida. Ir al Polo Sur desde Ushuaia.  

Antonio de la Rosa sufrió el percance -viernes 5 de mayo- mientras realizaba una práctica deportiva en la Sierra de Madrid. Tras las radiografías rutinarias en el Centro de Urgencias El Molar, en la localidad de El Molar, fue derivado al Hospital Infanta Sofía, en San Sebastián de los Reyes. El centro público todavía bajo “los daños colatorales” del coronavirus no pudo operarlo y le daba cita en traumatología para una semana después.

Antonio De la Rosa cabeza peroné izquierdo
El tobillo izquierdo de Antonio de la Rosa tras la operación. (Copyright/ADR)

Antonio de la Rosa deberá permanecer dos semanas con el peroné izquierdo inmovilizado, tras las que podrá comenzar la recuperación.

El propio interesado en sus redes sociales destacó que “después de un par de visitas del traumatólogo. A las 11 de la noche -sábado- me dicen que no ha podido ser porqué hubo mucho lío, y que me dan el alta para que venga entre semana y me programen cita para traumatología. Lógicamente les digo que prefería quedarme allí toda la noche y operarme al día siguiente, pierna en alto para que no se inflame y aceptan sin asegurarme la operación por que entran otros traumatológicos de guardia. La cena después de 24 horas de ayuno mala y fría porque parece ser que ahora como todo es desechable por el covip19 no se puede calentar, un poco flipante, pero para los que hemos comido cosas que harían vomitar a una cabra esto no tiene importancia”.

Antonio de la Rosa fue «victima», como lo son en estos momentos muchos enfermos, de los efectos colatorales del coronavirus en la sanidad pública española.

La sorpresa se produjo cuando “sobre las doce de la mañana vienen los nuevos traumatológicos, muy simpáticos, y me preguntan si no he comido nada por el tema de operar y tal. Les digo que no. Ilusionado pensando que íbamos para el quirófano. Me abren el vendaje de la cédula de escayola y empiezan a comentar que la piel está un poco tensa, que puede tener problemas en la cirugía, etc.., yo veía el pie incluso mejor de inflamación que el día anterior y les suelto que soy muy “apretao” de piel, a lo cual uno me hace un pliegecillo en el gemelo, le costó, y me dice que incluso ahí tengo más piel que en el tobillo”.

Antonio De la Rosa cabeza peroné izquierdo
Radiografia de la cabeza del peroné izquierdo de Antonio de la Rosa . (Copyright/ADR)

Tras la exploración Antonio de la Rosa se quedó sorprendido cuando le dijeron que “para casa y me citan para el jueves o viernes en consulta para darme quirófano la siguiente semana. ¿ Dos semanas para operar una fractura, eso no se soldara antes? Me dicen que da igual ahora, que en dos semanas. Bueno, a ellos que no tienen prisa por empezar a rehabilitar rápido, yo si. Resignado a esta situación voy para casa y varios buenos colegas me comentan porque no pido una segunda valoración, tengo Adeslas y Mutualidad deportiva».

«Me ha jodido mucho que me mientan y me hagan resignarme en base al desconocimiento.Hubiera sido mucho más fácil decir la verdad de la Seguridad Social que tenemos, aunque sea dura»

Finalmente, le aconsejaron la clínica madrileña CEMTRO especializada en cirugía y traumatología deportiva. Centro de referencia para muchos deportistas y de muy diversas especialidades. Por ejemplo, aquí se operó el alpinista Carlos Soria, entonces con 79 años, de una cirugía de prótesis en la rodilla izquierda para poder volver al Himalaya.

Tras regresar a casa, el lunes se desplazó a urgencias de traumatologia de la clínica privada CEMTRO para conocer una segunda opinion sobre su fractura de la cabeza del peroné. «Sorprendentemente y para mi asombro en una hora me hacen nuevas placas y me dan el Ok para operarme esa misma tarde. Os aseguro que la inflamación del tobillo era superior al domingo. Por desgracia como me había pinchado en la mañana el anticuagulante y habia que esperar 16 horas para no tener problemas, me operaron el martes a media mañana.

Antonio de la Rosa no se mordió la lengua al manifestar que «¿Quien se explica esto? Entiendo perfectamente que hay muchos enfermos e ingresados en los hospitales publicos y poco personal sanitario, que los quirófanos estarán a tope y que se prefiere operar un día de diario con cita previa que un domingo en urgencias, ¿ Pero qué costará decir esto, así uno toma decisiones en base a sus prisas para operarse, dinero o seguros médicos? Me ha jodido mucho que me mientan y me hagan resignarme en base al desconocimiento. Hubiera sido mucho más fácil decir la verdad de la Seguridad Social que tenemos, aunque sea dura».

«Tenemos un personal sanitario en la Seguridad Social de nota sobresaliente, a pesar de la situación que se está viviendo con el Covid-19».

A pesar de la aventura hospitalaria previa a la intervención quirúrgica, Antonio de la Rosa tuvo palabras de agradecimiento para a los profesionales de la sanidad pública en su escrito. “Los médicos, enfermeras, sanitarios, celadores o personal de limpieza están haciendo un trabajo bestial, de locos, y manteniendo la amabilidad y el buen rollo constantemente, a pesar de que hay enfermos muy insoportables. La verdad es que gratamente sorprendido, tenemos un personal sanitario en la Seguridad Social de nota sobresaliente, a pesar de la situación que se está viviendo con el Covid-19. Entiendo que todos nos consideramos los más importantes cuando nos pasa algo y estamos en el hospital, pero lógicamente un sábado de urgencias con personal mínimo y un solo quirófano, por lo que parece, lamentable, pues si llega gente con averías graves o incluso una apendicitis crónica van a tener preferencia ante un tobillo”.

En ningún momento de su periplo hospitalario, Antonio de la Rosa perdió el buen humor que le caracteriza. «pensé que me habría roto la pierna entera, por suerte llevaba unas superbotas nuevas de Hoka, el modelo kaha que seguro me ayudaron a que la avería fuera menor».

Artículos relacionados:

Antonio de la Rosa ante su gran desafío: al Polo Sur desde Ushuaia  

Antonio de la Rosa cruza el Pacifico en 76 dias a bordo de un SUP

Antonio de la Rosa finaliza la Lapland Extreme Challange con récord

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.