Inicio Montaña Una avalancha de nieve destroza parte del campo base del Manaslu

Una avalancha de nieve destroza parte del campo base del Manaslu

0
120
Manaslu avalancha campo base
Las tiendas del campamento base del Manaslu a 4.900 metros ya estaban colgadas de nieve antes de recibir la avalancha. (Copyrigh/Team Txikon)

No había nadie del equipo de Alex Txikon y Simone Moro, pero si cinco sherpas de reten que salieron ilesos de la avalancha de nieve, que afectó a varias tiendas del campo base del Manaslu.

El campamento base del Manaslu de Alex Txikon y Simone Moro fue afectado por una avalancha. La nieve dañó y aplastó a buena parte del campamento. Las tiendas de cocina, ducha y la de almacén se llevaron la peor parte y quedaron destrozadas. Por suerte no hubo que lamentar daños personales entre los cinco sherpas que se quedaron en el CB de reten. Según el alpinista y fotógrafo Oswald Rodrigo Pereira todo quedó en un gran susto. “Estamos en contacto por radio con Pemba Sherpa, Sange Furi, Ganesh Gurung, los gemelos Norbu y  Gelbu y están bien, aunque me imagino lo duras que han de haber sido las últimas horas para ellos”.  

Oswald Rodrigo Pereira se halla en el pueblo de Samagaon, a los pies del monte Manaslu, donde están buena parte del resto del equipo. No es el caso de Alex Txikon, Simone Moro, Eneko Garamendi y Chhepal Sherpa que volaron a Katmandu para revituallar la expedición y solucionar algunos temas menores, pero no por ello importantes.

Manaslu Alex Txikon Simone Moro
Eneko Garamendi, Alex Txikon, Chhepal Sherpa y Simone Moro en el vuelo a Katmandu. Delante los dos pilotos locales.
(Copyrigh/ S.Moro)

Alex Txikon: «Tenemos ganas de regresar, reconstruir el campo base y empezar a trabajar en altura»

Posteriormente, Alex Txikon se desplazó a la ciudad Pokhara que está a 200 kilómetros por carretera de Katmandu para buscar tranquilidad. Aquí el alpinista de Lemoa estará unos días antes de regresar al campo base del Manaslu. Turiski habló con Alex Txikon y el montañero se mostró optimista ante la adversidad y reconoció que “hicimos bien en salir de allí temporalmente para evitar ser víctimas de una avalancha. Nuestra experiencia e intuición no falló. La montaña nos estaba diciendo que no era el momento de permanecer ahí. La vida es lo más preciado. Ahora, habrá que evaluar los daños y ver qué se puede hacer, pero con la cabeza fría. Tenemos ganas de regresar, reconstruir el campo base y empezar a trabajar en altura. Sin embargo, hay que ser cautos y no precipitarse. Seguimos muy pendientes de la meteorología en el Manaslu”.

Manaslu
Espectacular foto del Manaslu invernal hecha el 11 de enero. (Copyrigh/Sendoa Elejalde)

Simone Moro: «Marchar del campo base no fue una escapada de niños sino simplemente la solución estratégica más inteligente»

Simone Moro recordó que  “haber ido a Samagaon o Katmandú no fue un escape de niños asustados, como tal vez alguien creía o cree, sino simplemente la solución estratégica más inteligente. Escalar en invierno requiere no solo ilusión y motivación, sino sobre todo mucha experiencia, mucho tiempo -tres meses-, mucha paciencia, mucha logística y presupuesto, y mucha humildad… Nuestro ego muchas veces nos mata porque sentir que estamos compitiendo o siendo observados desde afuera… Realmente espero que quede muy claro para todo el equipo y los miembros por qué sigo vivo hoy… Siempre sigo mi olfato y experiencia y esta vez alejándonos de la montaña nos salvó la vida.”

Artículos relacionados:

El peligro de avalanchas obliga Alex Txikon y Simone Moro a abandonar el campo base del Manaslu