Girona y Costa Brava: turismo de mar y montaña

0
316
Tossa de Mar Girona Costa Brava
El recinto medieval amurallado de la Vila Vella de Tossa de Mar es uno de los atractivos de esta localidad de la Costa Brava. (Copyrigh/ Aleix Ventayol/ Unsplash)

Cada vez más personas valoran el turismo rural y las escapadas en territorio español como una opción de vacaciones. La imposibilidad de viajar durante prácticamente todo el 2020 motivó que variados destinos nacionales, tanto de mar como de montaña, se convirtieran en la  primera opción de muchas personas para disfrutar de unos dias de descanso. Muchos viajeros descubrieron rincones extraordinarios y pueblos singulares a escasas horas en coche de sus domicilio habitual. Girona y la Costa Brava por su ubicación y variedad de paisajes son uno de los destinos estrella de la geografia española y catalana con más variedad de alojamientos para disfrutar del turismo rural en estado puro.

Girona, destino referencia nacional e internacional

En Girona desde hace años se están tomando muy buenas decisiones en el sector del turismo. Toda la comarca y, particularmente la ciudad de Girona, lleva años diseñando y ejecutando un buen plan de marketing turístico enfocado a situar en el mapa internacional la ciudad y sus diferentes encantos disgregados en la Costa Brava y el Pirineo de Girona.

Girona siempre fue un destino de ensueño gracias a su buena oferta cultural, gastronómica y de turismo deportivo. Eso sin olvidar, la Costa Brava que fue el primer gran motor turistico de Catalunya, alla por los años sesenta del seiglo pasado.

Girona actualmente está muy bien posicionada en los circuitos internacionales gracias a sus numerosos encantos que más más alla del las casas pintadas del rio Onyar, la gran postal de Girona, o el barrio judio. Su último gran espaldarazo publicitario internacional vino de la mano de la mundialmente famosa serie de televisión de Juego de Tronos (Game of Thrones). Girona fue escenario y protagonista de diversas localizaciones en parajes gerundenses. emporada, los productores escogieron Girona para recrear diversos escenarios. Girona es cada vez más conocida y demandada internacionalmente; siguiendo los pasos de su hermana, Barcelona, después de convertirse en ciudad olímpica en 1992.

Visitar Girona y sus costas de la manera más genuina

Para los que buscan pasar el verano o para los que buscan una escapada rural de fin de semana, Girona tiene una extraordinaria oferta capaz de satisfacer cualquier turista. Desde la propia ciudad de Girona con su gastronomía y sus calles llenas de vida, pasando por pueblos y parajes en el prePirineo como la zona volcánica de la Garrotxa o cualquier destino de la Costa Brava, que va de Blanes a Portbou.

Toda la provincia cuenta con una buena oferta hotelera, pero lo que sin duda permite descubrir esta emblemática zona de Catalunya son las casas rurales. Una opción para los que quieren hacer turismo de la manera más genuina; alojándose con la pareja y/o amigos en auténticas masías y casas rurales. La mejor opción para los que buscan tranquilidad, independencia y quieren vivir una experiencia completa.

Actualmente hay muchas empresas especializadas en este tipo de estancias. Es una muy buena manera de buscar con total garantía de satisfacción los mejores hospedajes y opciones en función de nuestro presupuestos y gustos. Casas rurales Naturaki es una referencia dentro de la zona de Girona; dispone de increíbles masías reformadas para vivir las vacaciones perfectas con los amigos.

¿Qué pueblos de Girona visitar?

Uno puede pasarse la vida descubriendo rincones en Girona. No obstante, hay pueblos y rincones que enamoran a todo el mundo que los visitan. Pueblos presentes en cualquier lista de recomendaciones de turismo en Girona:

Peratallada

Uno de los núcleos de arquitectura medieval más importantes de Cataluña, declarado conjunto histórico-artístico y Bien Cultural de Interés Nacional. Un pueblo realmente único que hoy en día aún conserva su antiguo aspecto feudal, las murallas, torres y castillos.

Tossa de Mar

Un pueblo de lo más pintoresco, porque conserva prácticamente todo el perímetro amurallado construido durante los siglos XII y XIV por defenderse de los piratas, porque las calas son alucinantes y, además, la villa vieja está catalogado como monumento histórico-artístico nacional.

Begur

Un lugar extraordinario en que la expresión “mar y montaña” se transforma en algo literal. Un pueblo formado por un conjunto de colinas (Macizo de Begur) y bañado por el Mediterráneo con algunas de las calas más bellas del litoral gerundense.

Calella de Palafurgell

Calella ha sabido conservar el encanto genuino de los antiguos pueblos de pescadores de casas blancas, callejones estrechos al lado del mar. Un pueblo en los que los amantes del mar podrán bañarse en impresionantes calitas mediterráneas y apto para los más montañeros, que podrán visitar los jardines del Castell-Cap Roig y descubrir toda la zona de montaña colindante.

calella de palafurgell Girona Costa Brava
Calella de Palafurgell supo conservar todo su encanto gracias a conservar la parte antigua de este pueblo marinero

Olot

Olot, «la ciudad de los volcanes», es una ciudad especialmente conocida por su interés natural y por formar parte del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa. En su término municipal hay cuatro volcanes: el Montsacopa, el Montolivet, Garrinada y el Bisaroques. Un espacio para los amantes de la montaña, que buscan disfrutar de la naturaleza del interior de Cataluña.

Artículos relacionados:

Cantabria: rutas de senderismo y montaña para una escapada al norte

Village Castigno, un resort distinto y fuera de ruta en Assignan

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.