Hendaya, un destino para disfrutar y descubrir en el País Vasco francés

La localidad posee más de 70 villas catalogadas de la arquitectónica neo-vasca, el monumental Château Abbadia y su reserva natural Domaine d’Abbadia. La playa, el surf y la talasoterapia es lo más conocido de esta localidad francesa que junto con Hondarribia e Irun conforman la bahía de Txingudi.

0
1854
Hendaya Château Abbadia
El impresionante Château Abbadia que se hizo construir el explorador y científico Antoine d'Abbadie a las afueras de Hendaya. (Copyright/OT Hendaye)

Hendaya palpita y quiere proyectarse como destino turístico del corazón del País Vasco francés. A tan solo 21 kilómetros de San Sebastián. Hendaya, (oficialmente, en francés Hendaye; en euskera Hendaia) es el primer pueblo costero de la zona y una de las tres localidades que forman la bahía de Txingudi, junto a Irún y Hondarribia, en la desembocadura y el estuario del río Bidasoa de alto valor ecológico. Este singular humedal es un espacio natural que por su privilegiada situación lo convierte en paso y refugio migratorio de numerosas aves.

La playa de Ondarraitz, con sus 3 kilómetros de fina arena, es la más extensa de la costa vasca y la más segura por su suave oleaje, lo que contribuye a hacer de Hendaya un destino familiar reconocido con el sello “Famille Plus”. Según Tripadvisor 2019 es una de las cinco playas más bellas de Francia, tanto para familias como surfistas que se inician en este modalidad deportiva.

Hendaya
La playa de Ondarraitz, de 3 kilómetros es la más extensa de la costa vasca. (Copyright/OT Hendaye)

La playa acoge un amplio paseo marítimo que recibe el nombre de Boulevard de la Mer. A medio camino del paseo marítimo se halla el Old Croisière Casino. El edificio sobresale por ser la única construcción edificada en misma la playa y por su particular estilo. Levantado en 1884, se trata de la única construcción arquitectónica con estilo arábico. Hasta 1980 fue utilizado como casino, pero en la actualidad alberga una residencia de lujo y un centro comercial. Al final de la playa, junto a la Punta de Santa Ana, surgen las dos enormes rocas, conocidas como “bizkiak”, gemelas en euskera o “les deux jumeaux” en francés, que son uno de sus puntos más característicos y fotografiados de su litoral.

Hendaya
Hendaya tiene más de de 70 villas catalogadas de la llamada neo-vasca. (Copyright/OT Hendaye)

Ruta neo-vasca
La ruta arquitectónica neo-vasca, con más de 70 villas catalogadas bien merece un largo paseo. Son villas de estilo neovasco, construidas entre 1900 y 1930 que exhiben los tradicionales colores y formas del País Vasco francés: las fachadas blancas y armaduras azules, rojas y verdes del arquitecto y urbanista Edmond Durandeau. También son visibles aún los vestigios de la muralla de Vauban, punto de defensa estratégico de la ciudad en momentos claves de su historia, y su magnífica vista de Hondarribia.

El casco viejo esconde otros puntos de interés como la plaza de la República, donde Miguel de Unamuno organizaba sus tertulias en el exilio; o la iglesia de Saint Vincent, con su enigmática cruz cíclica, muy estudiada por su mensaje apocalíptico. Este templo fue construido en 1598 siguiendo la tradición local: fachadas blancas y galerías de madera. La autenticidad de Hendaya también se ve en su patrimonio deportivo, el frontón Gaztelu Zahar construido en 1899 que concentra varias celebraciones típicas vascas.

Hendaya
La ruta por los dominios del castillo de Abbadia transcurre por un entorno protegido de 65 hectáreas entre acantilados, verdes prados y bosques de gran belleza. (Copyright/OT Hendaye)

Ruta Domaine d’Abbadia
Los bienes culturales de Hendaya son muy variados y no sólo se limitan a la arquitectura típica de la región. A las afueras del núcleo urbano se levanta el castillo Château Abbadia del explorador, científico y promotor de la cultura vasca Antoine d’Abbadie (1810-1897).

El impresionante Castillo de arquitectura neogòtica fue construido por el arquitecto Eugène Emmanuel Viollet-le-Duc (1814-1879), entre 1864 y 1884, para Antoine d’Abbadie. El recinto se destinaba a los fines estudiosos de su propietario, conocido por su faceta de viajero y al que se atribuye la cartografía de Etiopía. El castillo histórico esta inspirado en los edificios feudales medievales de las que Viollet-le-Duc fue un enamorado. En su época, su afición por levantar este tipo de construcciones levantó bastante polémica. Entre sus obras más emblemáticas destacan las catedrales de Amiens y de París (1849), la ciudadela de Carcassona (1853), la abadia de Saint-Denis, la Sainte Chapelle de París y la catedral de Lausana (1873).

Hendaya Château Abbadia
Château Abbadia fue construido Eugène Viollet le Duc, entre 1864 y 1884. (Copyright/OT Hendaye)

El castillo surge de los acantilados de Hendaya y es por eso que goza de las mejores vistas de la zona. En su interior se esconden tesoros traídos de Oriente, que aportan a la construcción una riqueza decorativa inmensa y variopinta. El lugar también recibe el nombre de observatorio porque Antoine d’Abbadie instaló varios equipos astronómicos, que le permitieron realizar diversosos estudios de las estrellas. Se puede acceder a pie desde el núcleo urbano de Hendaya o en coche si nos desplazamos directamente ya que funciona un aparcamiento gratuito a 500 metros de la entrada principal del Castillo.

Hendaya Hendaye Hendaia
La Reserva Natural del Dominio de Abbadie tiene 65 hectáreas. (Copyright/OT Hendaye)

Reserva Natural de 65 hectáreas
El legado de Antoine d’Abbadie no termina en el castillo, pues junto a este se encuentra el Dominio de Abbadie. Se trata de una reserva natural de 65 hectáreas con diversos senderos dentro de un entorno protegido y privilegiado con acantilados, verdes prados, bosques y el mar. Este espacio de naturaleza acoge las famosas formaciones rocosas flysch, recuerdo de que hace 80 millones de años el océano ocupaba el lugar del Pirineo. El camino más largo, 35 kilómetros, enlaza Hendaya con el pueblo de Bidart -Bidarte en euskera- ,

Tratamientos de talasorterapia
Hendaya es una de las cunas de la talasoterapia y un buen destino para relajarse con tratamientos con agua marina, especialidad de la costa vascofrancesa. El conocido exjugador de rugby francés, Serge Blanco, fundó hace unos años el hotel de talasoterapia que lleva su nombre. Los tratamientos de talasoterapia en el spa y talasoterapia específica están enfocados a : adelgazamiento, antiestrés, masajes del mundo, silueta, actitud deportiva, Essential Plus, fisioterapia, estancias ayurvédicas, poscáncer, naturopatía, desintoxicación y descanso para el bienestar.También es posible contratar algunos servicios sin estar alojado en el hotel. Los hoteles Thalasso & Spa Serge Blanco ofrecen estancias orientadas a la salud, la belleza y a la armonía del cuerpo y el espíritu.

Eventos populares del verano 2019
Del 9 al 12 de julio: Festival de luz y sonido / Hendaya celebra el verano. El fuego es protagonista de las noches de verano en Hendaya. Son cuatro citas nocturnas consecutivas en las que la poesía, las llamas y la percusión se funden en una sola experiencia.
14 de julio y del 10 al 17 de agosto: Espectáculo de fuegos artificiales.

Hendaya Hendaye Hendaia e
El fuego es protagonista durante algunas noches de verano en Hendaya. (Copyright/OT Hendaye)

10 al 17 de agosto: Festival Internacional de Fuegos Artificiales de San Sebastián. La mejor manera para disfrutar del espectáculo es navegar al atardecer y disfrutar de una cena aperitivo con tapas a bordo, mientras llega el momento de la pirotecnia. Viaje de vuelta a la luz de las estrellas. Más información: Spientete. T. +33 06 62 82 34 74.

Del 9 al 11 de agosto: Hiri Besta. Son dos noches de fiesta antes de conmemorar el gran día del Festival Vasco. Los habitantes de Hendaya lucen el vestido tradicional, el frontón principal de Gaztelu Zahar se llena de acción, las cabalgatas, las carrozas y las bandas se adueñan de las calles de la ciudad.
Más información: Oficina de turismo de Hendaya.  T. +33 05 59 20 00 34.

Hendaya Hendaye Hendaia
Panorámica de Hendaya desde el Hotel Ibaïa. (Copyright/OT Hendaye)

Algunas sugerencias para disfrutar de Hendaya

Dónde dormir 
Hotel Ibaïa
Ubicado en el puerto deportivo de Hendaya, cerca de la gran playa y a solo 250 m del centro de talasoterapia y sus infraestructuras.
61 habitaciones dobles con aire acondicionado y todas con pequeña terraza. El hotel pertenece al grupo Thalasso & Spa Serge Blanco. Dirección:76 Avenue des Mimosas, 64700 Hendaya. Más información en la web.

Dónde comer
“Le Chantier”. Un antiguo bar de pescadores donde degustar pescado fresco en la gran terraza con vistas excepcionales a la bahía de Txingudi y la ciudad de Hondarribia. Más información del restaurante. Dirección: 7 av des Orangers. 64700 Hendaye. T.: +33 05 59 20 44 87. Más información en la web

“Batella”. Un restaurante familiar para degustar la gastronomía local. De sus platos son muy apreciados la sopa de pescado y el chipirón a la Hendaya. Son tan auténticos que no tienen web. Su dirección: 5 Rúe d’Irún, 64700 Hendaya. T.: +33 05 59 20 15 70.

Como llegar a Hendaya
Las autopistas A8 y A15 permiten desplazarse cómodamente a Hendaya desde San Sebastian (25 min), Pamplona (1h) o Bilbao (1h15).

Noticias relacionadas:

5 razones para visitar el Pic du Midi durante todo el año

Escapada gastro-cultural al País Vasco

Descubre El Hérault a través de la bicicleta y de sus vías verdes

Village Castigno, un resort distinto y fuera de ruta en Assignan

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.