Hotel Parador Canaro y su área de esquí cumplen 50 años

El 23 de diciembre de 1968 se inauguraba sin mucha “pompa” el telesquí Canaro en la Vall d’Incles (Andorra). La instalación iba acompañada de un pequeño hotel con cinco habitaciones. Era iniciativa Josep Farré Areny (1925-2009).

0
795
Hotel Parador Canaro
La fotografía del año 1972 muestra en primer término el telesquí y la borda convertida en pequeño hotel de 5 habitaciones , inaugurados el año 1968, más la piscina climatizada abierta ese mismo año. (Copyright/Archivo Canaro)

◄ Hotel Parador Canaro y su pequeña área de esquí fue el primer lugar del Pirineo que apostó por los cañones de nieve artificial en el año 1976.

El 23 de diciembre de 1968 se inauguraba sin mucha “pompa” el telesquí Canaro en la Vall d’Incles (Andorra). Era iniciativa Josep Farré Areny (1925-2009) emprendedor andorrano que al calor del “boom” de la nieve había decidido abrir un remonte para debutantes en un prado de su propiedad situado a 1.775 metros de altitud. En aquellos años hubo diversas iniciativas de este tipo en Andorra, ya que la nieve, a mediados de los sesenta, se convirtió en el “petróleo” del pequeño país de los Pirineos.

Sin ir más lejos, en la Vall d’Incles llegaron a funcionar tres. Además del Ski Parador Canaro, única instalación que evolucionó en el tiempo, hubo el telesquí Roc Sant Miquel, a tocar del Ski Canaro, y el Telesquí de Incles.  Años más tarde, en 1975, se puso en marcha el telesquí Peretol, en las Bordes d’Envalira, como complemento al hotel, el único conjuntamente con el Ski Parador Canaro que ha llegado a nuestros días. Esta zona del Peretol se incorporó a Grandvalira en la temporada 2009-10 de forma aislada, aunque está pendiente de un remonte para que la unión física sea real.

Hotel Parador Canaro
El telesquí del Hotel Parador Canaro, sin ninguna construcción próxima, en una instantánea invernal de un fin de semana cualquiera del año 1972. (Copyright/Archivo Canaro)

Casa Canaro
La familia Farré, conocida históricamente en el pueblo de Soldeu como Casa Canaro, inició en 1963 su andadura en el sector de la hostelería. Un año antes de la inauguración de la estación de esquí de Soldeu -8 de febrero de 1964- puso en marcha el Hotel de La Posta de Soldeu. Hasta entonces la familia Farré se había dedicado a una pequeña explotación ganadera y a su trabajo de carteros del que fueron pioneros en el servicio entre Soldeu y el pueblo de Porta en la Alta Cerdanya francesa. El abuelo de Josep Farré fue unos de los primeros carteros de Andorra y su padre Miquel Farré Casal (1899-1972) también realizo este trabajo desde el año 1922 hasta su jubilación en 1965. Inicialmente iba caminando o con raquetas de nieve, pero a partir de 1924 utilizó los esquís para trasladarse en invierno de Soldeu al Pas de la Casa y de ahí a Porta donde compró su primer par de esquís. Miquel Farré ha pasado a la pequeña historia local como el primer andorrano en utilizar unos esquís.

Hotel Parador Canaro
La saga: Josep Farré Areny, Josep María Farré Naudi, con doce años, y Miquel Farré Casal. (Copyright/Archivo Canaro)

Primer telesquí
El Hotel de La Posta de Soldeu tenía doce habitaciones, y fue el embrión de los futuros negocios de Josep Farré. El establecimiento hace años que cerró, pero en la parte baja del edificio todavía funciona un supermercado que mantiene el mismo nombre. Con los recursos generados por este pequeño alojamiento Josep Farré se lanzó a la creación del Parador Ski Canaro. Hombre hecho a sí mismo, lo que ingles se conoce como “self made man”, realizó de forma escalonada y autofinanciándose, lo que en la actualidad conocemos como el Hotel Parador Canaro & Ski, que viene ser como un centro Indoor de esquí y snowboard, pero al aire libre.

Hotel Parador Canaro
El 22 de enero de 1976, el Hotel Parador Canaro puso el en marcha el primer cañón de nieve de los Pirineos.
(Copyright/Archivo Canaro)

Durante el año 1967, Josep Farré decidió reconvertir la antigua borda de la familia para guardar las vacas en la montaña en un pequeño restaurante y añadir cinco modestas habitaciones. La construcción se complementó con la instalación de un telesquí y una pista para esquiadores debutantes de unos 200 metros. La iniciativa, que incluía escuela de esquí y alquiler de material, resultó un éxito y muchos aficionados al esquí dieron sus primeros pasos en esta pista. Todo era muy cercano y los padres que no esquiaban se sentaban en la terraza a ver las evoluciones de sus hijos.

Como la propiedad no tenía problemas de agua Josep Farré decidió construir una piscina para ampliar su oferta. La nueva instalación se inauguró el año 1972 y fue la primera piscina climatizada de Andorra. Tuvo vida efímera ya que el año 1979 desaparecería para permitir la ampliación de las instalaciones del Hotel Parador Canaro.

Hotel Parador Canaro
Josep Farré Areny, fundador del Ski Parador Canaro, en una fotografía de 2007. (Copyright/Archivo Turiski)

Farré seguía muy de cerca todas las novedades del sector de la nieve y en noviembre de 1976 se desplazó hasta Grenoble (Francia) para asistir a la segunda edición de la Feria de Montaña de Grenoble, que se organiza cada dos años y que en la actualidad es conocida como Mountain Planet. Ese año la estrella del salón fue la presentación de los primeros cañones de nieve artificial. Farré quedó fascinado por el invento y no dudó en el mismo certamen francés comprar un cañón para fabricar nieve. Era un modelo de una empresa norteamericana de la que no hemos podido averiguar el nombre, pero con algunas piezas de la firma York.

Así fue como el 22 de enero de 1976, se ponía en marcha en el Ski Parador Canaro el primer cañón de nieve de los Pirineos, que tenía la particularidad de tener cuatro bocas. La iniciativa de este andorrano causó una gran expectación en todo el sector pirenaico. Tras su vida útil Josep Farré no se desprendió del cañón, que tantas satisfacciones le había dado. Lo guardo, pero lamentablemente la “reliquia” desapareció, tras cederla al Comú de Canillo para una exposición. Aún habría de pasar casi una década para que las estaciones del Pirineo construyeran las primeras instalaciones de nieve artificial. Pas de la Casa-Grau Roig y La Molina fueron las primeras en montar cañones para la nieve de cultivo.

Hotel Parador Canaro
El área esquiable del Hotel Parador Canaro, en su totalidad. (Copyright/Archivo Canaro)

No obstante, la primera gran transformación se produce a comienzos de la década de los años ochenta. El Hotel Parador Canaro se renueva y amplia de cinco a dieciocho habitaciones y lo que es más importante inaugura el segundo telesquí, llamado Pedrico, que entra en funcionamiento la temporada 1981-82 y da servició a una segunda pista de alrededor 300 metros. 

La temporada 1991-92 se modificó la totalidad de las instalaciones de nieve artificial y se instaló un sistema automatizado con 16 cañones que da cobertura completa a las dos pistas de esquí y a la pista de trineos infantil. La última mejora de este “indoor” de esquí al aire libre se hizo la temporada 2000-01 al ampliar toda la zona esquiable posible hasta cubrir alrededor de 3 hectáreas. La segunda pista se alargó hasta los 410 metros actuales y la totalidad del recinto dispone de luz artificial gracias a cinco torres de luz. El Hotel Parador Canaro se reformó en su totalidad el año 2009 y ahora ofrece 64 habitaciones.

Hotel Parador Canaro
El entorno del Hotel Parador Canaro ha quedado rodeado de construcciones de apartamentos. La fotografía es del año 2007.
(Copyright/Archivo Turiski)

Como nos explicó, Josep María Farré Naudi (1960), que está al frente del negocio familiar, “las instalaciones de Hotel Parador Canaro están preparadas para el esquí nocturno, pero en la actualidad sólo lo ofrecemos a la carta. Entre semana, dos días, viene a entrenar el grupo de infantiles, 10 a 12 años, de la Federación Andorrana de Esquí. Puntualmente si algún grupo tiene interés también abrimos la instalación entre las cinco y las nueve de la noche”.

Nuestro interlocutor nos sorprendió cuando nos confirmó que no pensaban celebrar la efemérides. Nosotros somos de los que pensamos que los aniversarios de fechas señaladas nunca deben dejar de conmemorarse, especialmente los de números redondos, porque es una manera de recordar, fidelizar y acercarse a tu clientela.

En fin, la temporada 2018-19 no ha hecho nada más que comenzar y todavía hay tiempo para conmemorar el aniversario. Cincuenta años no se cumplen cada día.

Cronología Hotel Parador Canaro & Ski

1968
23 diciembre. Abre el Parador Canaro con 5 habitaciones y la puesta en marcha del  
primer telesquí, la escuela de esquí con 2 monitores y la tienda de alquiler de material.
1972
Inauguración de la primera piscina climatizada de Andorra que funcionará hasta el 1979.
1974
Se compra la primera máquina pisanieves, un pequeño modelo de la firma sueca Aktiv.
1976
22 de enero. Entra en funcionamiento el primer cañón de nieve, el primero que se instala en los Pirineos.
1982
Inauguración del segundo telesquí y la Pista Pedrico
1989
Mejora Reforma integral del área esquiable y nueva instalación de nieve artificial automatizada.  
2000
Mejora integral del área esquiable -3 hectáreas- que está totalmente innivada con 16 cañones. Se alarga la pista Pedrico hasta los 410 metros actuales.
2009
El Hotel Parador Canaro se reforma y el establecimiento hotelero pasa a ofrecer 64 habitaciones.
16 febrero. Josep Farré Areny (1925-2009), fundador del Ski Parador Canaro, muere a la edad de 83 años.
2016
23 diciembre. El jefe de Gobierno de Andorra, Toni Martí, inaugura el Estadio Nocturno “Miquel Capo Mateu” que completa la luz artificial y permite entrenamientos nocturnos.  

Noticias relacionadas:

Cronologia dels 50 anys d’història de Soldeu (1964-2014)

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.