Las rutas de los ibones o lagos de montaña del Balneario de Panticosa

Situado en el Valle de Tena es un enclave mágico del Pirineo aragonés para realizar innumerables excursiones y ascensos a picos de tres mil metros.

0
944
Balneario de Panticosa Ibones de Ordicuso los Ibones Azules
La ruta de los ibones Ordicuso es la más accesible desde el Balneario de Panticosa. (Copyright/MR)

Si nos gusta el senderismo y estamos de vacaciones en el Balneario de Panticosa no hay que perderse las rutas de los Ibones de Ordicuso y los Ibones Azules

El Balneario de Panticosa es conocido de tiempos inmemoriales por las propiedades de sus aguas mineromedicinales, pero más recientemente por ser un punto de partida excelente para disfrutar de la alta montaña. Pirineo en estado puro. No hace falta ser un experimentado montañero para hacer rutas de senderismo durante los meses de verano, aunque si ir bien calzado. Ojo, en invierno y con nieve. Si queremos y estamos preparados fisicamente podemos subir a diversos picos de 3.000 metros, pero este articulo está dedicado sólo a los que buscan a excursiones de un dia. El objetivo recrearse paisajisticamente de un entorno mágnifico y junto a una zona con numerosos ibones -forma aragonesa utilizada para llamar a los lagos de montaña de origen glaciar- donde sobresalen los Ibones Azules. Están considerados, sobretodo el superior, uno de los más bonitos del Pirineo aragonés.

Ibones Ordicuso Ibones Azules Balneario de Panticosa
La excursión a los ibones Ordicuso desde el Balneario de Panticosa dura alededor de una hora y media caminando. (Copyright/MR)

Ruta de los Ibones de Ordicuso

Ficha técnica:
Localización: Balneario de Panticosa
Tiempo total: 2 horas y 40 minutos
Ascenso: 1 hora y 30 min.
Descenso: 1 hora y 10 min.
Cota máxima: 2.120 m
Cota mínima: 1.630 m
Desnivel: 490 m
Actividad: Senderismo
Aprox. 5 km (ida y vuelta)
Dificultad: Fácil/Media

Descripción
Los Ibones de Ordicuso, también conocidos como ibones de las Ranas, constituyen la opción más corta de acceder a uno de los numerosos ibones que se encuentran en el entorno del Balneario de Panticosa. Se trata de una excursión corta y entretenida con magníficas vistas del balneario de Panticosa y de los picos circundantes de más de 3000 metros, progresando durante gran parte del recorrido junto al Barranco de Argualas con sus magníficas cascadas, hasta alcanzar en apenas 1 hora y 30 minutos los ibones de Ordicuso, dos pequeños lagos ubicados entre praderas, pinos aislados y excelentes vistas a emblemáticos picos como Feniás Central (2.840m), Argualas (3.046 m), Algas (3.036m) o el Garmo Negro (3.051m).

Ibones de Bachimaña, Ibones Azules y Ibon Tebarray
El refugio de Bachimaña, a los pies del ibon o embalse de Bachimaña bajo. (Copyright/OT Valle de Tena)

Ruta de los Ibones de Bachimaña, Ibones Azules y Ibon Tebarray

Ficha técnica:

Localización: Balneario de Panticosa
Tiempo total: 7 horas y 30 minutos (recorrido completo)
Ascenso: 4 horas.
Descenso: 3 hora y 30 min.
Cota máxima: 2.721 m
Cota mínima: 1.630 m
Desnivel: 1.085 m hasta el collado del Infierno
Actividad: Senderismo
Aprox. 20 km. (ida y vuelta;hasta Ibon Tebarray)
Dificultad: Facil hasta Bachimaña; el resto Media-Atla

Descripción
La excursión a los Ibones Azules, también llamados Lagos del Infierno por su proximidad a los Picos del mismo nombre, no tiene más dificultad que ser un recorrido de alta montaña, que requiere estar en buena forma física para superar los 1.000 metros de desnivel. La ruta en pleno verano -julio y agosto- no suele presentar placas de nieve, pero en otros meses en la parte alta del recorrido es posible encontrar el elemento blanco, que a primera hora de la mañana puede ser hielo.

Fuera de los dos meses calurosos es recomendable preguntar antes de ascender, ya que en caso afirmativo habrá que llevar grampones y piolet por seguridad. También se puede consultar en el refugio de Bachimaña, ubicado casi a mitad del recorrido e inaugurado en el año 2012. Hasta aquí la excursión puede considerarse de dificultad facil/media. Posteriormente deberíamos hablar de media/alta.

Ibones de Bachimaña, Ibones Azules y Ibon Tebarray
Bajando a los Ibones Azules, tras haber coronado el accesible Pico de Tebarray (2.886m) (Copyright/Paulo Etxebarria)

Si realizamos la ruta completa podemos disfrutar de 5 ibones: el ibon de Bachimaña bajo y el alto. Estos dos lagos a mediados de los años 1920 sufrieron la intervención humana. Fueron reconvertidos en dos pequeños embalses para alimentar la central hidroeléctrica de Baños (1927). Los otros son los Ibones Azules (el inferior y el superior) y finalmente el ibon Tebarray. El recorrido del GR-11 -marcas rojas y blancas- comienza al lado del refugio Casa de Piedra gestionado por la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM) y abierto todo el año.

Este emblemático edificio de piedra está situado dentro del entorno del complejo del Balneario de Panticosa (1.630 m). El camino asciende casi en paralelo al rio Caldarés, hasta llevarnos a la pendiente de la Cuesta del Fraile (2.040 m), un zigzag de alrededor de 200 metros, que tiene como recompensa ver la cascada más del mismo nombre. Tras este tramo podremos acceder, si no continuamos, al refugio de Bachimaña, a los pies del ibon o embalse de Bachimaña bajo. Aquí muchos senderistas acaban la excursión en la que se habrá empleado alrededor de 1hora y 30/45 minutos.

El Ibón Azul superior esta situado a 2.410 metros de altura y si todavia tenemos fuerzas podriamos acceder al collado del Infierno (2.721m) para ver el ibon Tebarray

Ibones de Bachimaña, Ibones Azules y Ibon Tebarray
El Ibon de Terrabay y al fondo el pico del mismo nombre. (Copyright/Paulo Etxebarria)

Si seguimos la ruta hasta los ibones Azules, no es obligado llegar al refugio, disfrutaremos de estos bonitos lagos naturales. Su ascenso seguido desde el Balneario por el GR11 dura alrededor de tres horas de caminata. Normalmente en este punto los excursionistas suelen finalizar la excursión. Ibon Azul superior esta situado a 2.410 metros. No obstante, si todavía tenemos fuerzas en las piernas y ganas de seguir viviendo la alta montaña, antes de tomar el camino de vuelta al Balneario de Panticosa, podemos subir -de 45 minutos a una hora- hasta el collado del Infierno o de los Infiernos (2.721 m) para disfrutar de unas vistas increíbles. En el ascenso se puede apreciar lo que queda del glaciar del Infierno y del paisaje que dejamos atrás como del de la otra vertiente en el que se halla el ibon Tebarray.

Desde el collado del Inferno salen las diversas rutas para ascender al Pico de Tebarray (2.894 m), el más próximo y más accesible, a los Picos del Infierno (3.083 m) o el Garmo Blanco (3.066), entre otros. La dificultad del recorrido es alta en algunos pasos. Estas ascensiones sólo son apropiadas a montañeros con experiencia en alta montaña. Si tienes ganas de hacer un tres mil consulta con un guía o montañero antes de aventurarte y tener una mala experiencia. En el Refugio Casa de Piedra del Balneario de Panticosa gustosamente te informarán y te aconsejaran.

Artículos relacionados:

Kiko Navarro bate el récord de velocidad (FKT) del Garmo Negro

El Balneario de Panticosa epicentro del 23º Trofeo Desman de empresas   

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.