El Parque Natural Hoces del Alto Ebro y Rudrón, mucho más que un paisaje

El realizador burgalés Óscar Bernabé estrena un documental de 86 minutos que muestra las zonas más profundas de este parque, al noroeste de la provincia de Burgos, ideal para el senderismo tranquilo.

0
1260
Parque Natural Hoces del Alto Ebro y Rudrón
El cañón formado los ríos Ebro y Rudrón es uno de los atractivos del Parque Natural Hoces del Alto Ebro y Rudrón. (Copyright/ T. Junta de Castilla y León)

◄El Parque Natural Hoces del Alto Ebro y Rudrón, en Burgos, es un lugar ideal para disfrutar del paisaje y del turismo activo.

El Parque Natural Hoces del Alto Ebro y Rudrón es una de los enclaves naturales más bonitos y a la vez desconocidos de Burgos. Está situado a alrededor de 60 km de la capital y bien comunicado por la carretera N-623. Su principal reclamo lo constituye el recorrido del cañón formado los ríos Ebro y Rudrón. Valles, grietas y desfiladeros se combinan en un territorio con personalidad propia. El agua ha ido dando forma a la roca caliza y ha convertido el lugar en un paraje de una belleza natural única y singular.

El Parque Natural Natural Hoces del Alto Ebro y Rudrón ocupa 46.373 ha. Es también Zona Especial de Protección de Aves y, desde mayo de 2017, Lugar de Interés Geológico. Su área de influencia engloba los siguientes municipios: Alfoz de Bricia, Los Altos, Basconcillos del Tozo, Sargentes de la Lora, Tubilla del Agua, Valle de Manzanedo, Valle de SedanoValle de Valdebezana, Valle de Zamanzas. El turismo activo es uno de sus grandes atractivos de esta zona todavía muy virgen.

El agua ha ido dando forma a la roca caliza y ha convertido el lugar en un paraje de una belleza natural única y singular.

Las posibilidades para los senderistas son muy grandes y existen cinco recorridos recomendados para disfrutar de estos parajes en plenitud que van desde recorridos desde 4 a 25 km ; Desfiladero del Río Rudrón, Sendero de Orbaneja del Castillo a Pesquera de Ebro por Turzo (GR-99), Sendero de Orbaneja del Castillo a Pesquera de Ebro por Valdelateja (GR-99), Sendero de Orbaneja del Castillo a Polientes (GR- 99) Sendero de Pesquera de Ebro a Manzanedo (GR- 99).

Parque Natural Hoces del Alto Ebro y Rudrón,
Entre los diferentes ecosistemas del Parque Natural Hoces del Alto Ebro y Rudrón sobresale especialmente las magníficas riberas. (Copyright/ T. Junta de Castilla y León)

El realizador burgalés Óscar Bernabé Gómez acaba de presentar el documental “Los cañones del Ebro y Rudrón” que en 86 minutos condensa la fuerza y espectacularidad del Parque Natural Hoces del Alto Ebro y Rudrón. El proyecto cinematográfico se coció a fuego lento y con mucho mimo a lo largo de cuatro años (2014-2018). Una visión distinta al Cañón del Ebro, a un territorio que también aporta su parte al primer geoparque de Castilla y León de la UNESCO: Las Loras.

A los orígenes
El valle de Sedano es el marco del que desciende la familia de Óscar. El lugar al que decidió volver en el año 2006, en el marco de la crisis económica. El realizador regresó al inicio, a la casa de sus abuelos. Recuperó sus raíces y rápidamente quedó atrapado por la singularidad y belleza del Parque Natural de las Hoces del Alto Ebro y Rudrón. Aquí, los ríos homónimos hacen accesibles algunas partes de este cañón, que en un principio parecen intransitables.

Todo un hábitat natural de más de 200 de profundidad, donde el director de este documental pasó muchas tardes de su infancia. Pedaleando en bicicleta entre huertas y en el entorno del pueblo valle de Covanera y del idílico Pozo Azul, la cavidad subacuática más larga de España, de fondo.

La despoblación en el campo es sin duda el denominador común de este documental. Es el hilo conductor que se mantiene en las conversaciones con los vecinos, en su mayoría personas mayores. Este valle es una de las zonas más despobladas de España.

Parque Natural Hoces del Alto Ebro y Rudrón Museo del petróleo de Sargentes de la Lora
El Museo del petróleo de Sargentes de la Lora es el único espacio interpretativo de estas características en España.
(Copyright/ T. Junta de Castilla y León)

En este sentido el autor del documental, Óscar Bernabé, destaca que “el Parque Natural de las Hoces del Alto Ebro Rudrón es, ante todo, una carretera de conexión. El vínculo entre los pueblos de la zona, que han visto en los recursos turísticos de este paraje una razón fundamental para exportar sus bondades fuera de las fronteras burgalesas”.

Turismo activo
Sargentes de La Lora, donde se ubica el Museo del Petróleo, Tubilla del Agua, el Valle de Manzanedo, el Valle de Sedano o el Valle de Valdebezana. Son algunos de los puntos que se articulan en torno al Cañón del Ebro, donde la inmensidad de las llanuras y páramos (loras) se alternan en un terreno de naturaleza eminentemente kárstica.
Hay lugares que se prestan al disfrute a través de todos sus recursos. Es lo que ocurre con el Cañón del Ebro, fielmente reflejado en este documental. Las rutas senderistas dan paso a la escalada, al descenso por las diferentes partes del cañón fluvial y a realizar rutas a caballo o simplemente caminar. Embelesarse y pasear tranquilamente en el Cañón del Ebropara contemplar la diversidad de flora no tiene precio.

El Parque Natural Hoces del Alto Ebro y Rudrón es un lugar ideal para el turismo activo y el senderismo.

Territorio literario
La espectacularidad del paisaje en este territorio llevó al propio Miguel Delibes a plasmarlo en una de sus obras, “Mis amigas las truchas”. El autor se basó en lo que hoy se conoce como la Ruta del Valle del Ebro, un territorio idóneo para la pesca de este ejemplar, que encuentra en el entorno de las Hoces del Alto Ebro y Rudrón un coto perfecto para la práctica de esta actividad.

En esta ruta podemos disfrutar de puntos llenos de misticismo como Cortiguera, uno de los pueblos semiabandonados de la provincia donde se rodaron algunas escenas de la película “El disputado voto del señor Cayo”, basada en la obra homónima de Delibes.

En el tramo de las Hoces de Valdelateja a Pesquera, el viajero podrá dejarse llevar entre curvas infinitas y miradores donde la vista se pierde en la inmensidad del vacío. Es esta una tierra de un valor ecológico incalculable, donde el río Ebro ha ido formando rápidos dignos de cualquier largometraje épico y donde la naturaleza invita a ser descubierta solo con unas buenas de monte y una mochila.

Documental «Los cañones del Ebro y Rudrón» de Óscar Bernabé

Artículos relacionados:

Los tres puertos de montaña de Encamp para el cicloturismo

18 rutas panorámicas de Noruega para disfrutar de un road trip paisajístico

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.