Grandvalira cumple 10 años liderando el mercado de los Pirineos

0
1603
Conrad Blanch y Joan Viladomat en una imagén histórica de hace 10 años cuando se anunciaba la creación de la marca Grandvalira. (Copyright/Turiski)

Tal día como hoy hace 10 años se presentaba en sociedad la marca Grandvalira, que se anunciaba como la fusión comercial de las estaciones de Pas de la Casa-Grau Roig y Soldeu-El Tarter. Dos estaciones vecinas, pero que no compartían recursos ni dominio esquiable, a pesar de estar conectadas por remonte desde el invierno de 1999.

Ha pasado un década y no ha habido cambios. El domino andorrano más grande sigue explotado por dos empresas SAETDE,  Pas de la Casa-Grau Roig, y  ENSISA, Soldeu-El Tarter, mientras la sociedad que se constituyó para pilotar el proyecto conjunto, Neus del Valira S.A. (NEVASA), sigue siendo la encargada de gestionar las áreas de marketing y comercial. El histórico acuerdo lo negociaron y lo firmaron Joan Viladomat, en calidad, de director general de SAETDE, y Conrad Blanch, director general de ENSISA, sociedad gestora de Soldeu-El Tarter. En la actualidad ambos responsables siguen al frente de las respectivas sociedades. SAETDE  está participada por el Comú de Encamp y la familia Viladomat, que tiene la mayoría de acciones, y ENSISA por el Comú de Canillo y la entidad bancaria del Credit Andorrà.

A nivel de dirección, las relaciones entre ambas empresas no han sido fáciles e incluso en el año 2009 saltaron todas las alarmas cuando se especuló con la disolución de Nevasa, a raíz de una queja formal presentada por el Comú de Canillo. El objetivo era modificar el reparto económico que hasta entonces estaba establecido con el 58 % para SAETDE y el 42 % para ENSISA. La sangre no llegaría al rio y finalmente se pactaría una solución consensuada, según la cual el reparto de los ingresos se realizaría, entre otras cosas, según los forfaits vendidos por cada estación y otras variables que permitía la tecnología skidata de control de los remontes. Desde entonces no se han vuelto a airear desavenencias entre ambas sociedades, aunque mantienen líneas de trabajo diferentes.

Contrariamente a lo que pueda parecer la marca Grandvalira se mantiene fresca y su buen posicionamiento en el mercado europeo del esquí nunca se ha resentido de las diferencias entre los dos socios. Los últimos datos no hacen más que refrendar su posición de liderazgo en los Pirineos. A pesar de la crisis que afecta a su mercado de proximidad, sobretodo el catalán y español, la temporada pasada la estación andorrana registro 1.480.000 días de esquí, lo que según los datos facilitados por la misma compañía representaba un incremento del 14% respecto la temporada 2011-12.

PDF:  Pas de la Casa-Grau Roig_una historia irrepetible (1957-2007)

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.