El futuro del trailrunning ya está aquí

Nace una nueva manera de practicar y vivir el trailrunning. Organizadores y corredores se reinventaron a marchas forzadas con las carreras “virtuales” donde cada corrredor escoge el dia y la hora para realizar la carrera.

0
166
Trailrunning futuro carreras virtuales
Las carreras “virtuales” -día y hora a libre elección- obligadas por el coronavirus llegaron para quedarse. (Copyrigh/Briam Erickson/ Unsplash)

La pandermia aceleró la evolución del trailrunning con las mal llamadas carreras «virtuales».

El año 2020 deportivamente estuvo marcado por las reiteradas cancelaciones de eventos  por la pandemia del coronavuirus. Tal situación pasó una elevada factura a organizaciones, carreras, corredores, y a todos los partícipes que de una u otra manera giran su día a día alrededor de nuestro deporte del trailrunning. Dien los entendidos, que en toda crisis hay una oportunidad. Así que no debe ser todo pesimismo. Esta crisis deportiva y emocional a la que nos esclavizó la pandemia actual, también tiene su lado positivo.

Llamarme optimista, pero cierto es que este espacio de tiempo alejados de las competiciones, y en algunos momentos hasta de nuestras amadas montañas, nos permitió ver, y creer, en una nueva manera de practicar y vivir el trailrunning. Organizadores y corredores se reinventaron a marchas forzadas, quizás acelerando un proceso que ya algunos habían iniciado tímidamente, con una nueva manera de competir contra nosotros y nuestros rivales.  Las carreras “virtuales”, y permitirme el entrecomillado, porque la virtualidad del nombre no encaja con la realidad de estos recorridos dónde se suda de lo lindo,son un ejemplo. Cada uno escoge el dia y la hora para hacer el recorrido.
Hemos aprendido a disfrutar de nuestro esfuerzo y vivir nuestro deporte, dejando de lado el pavoneo social, tan habitual de las redes, para otras ocasiones.

Hemos aprendido a disfrutar de nuestro esfuerzo y vivir nuestro deporte, dejando de lado el pavoneo social, tan habitual de las redes

Trailrunning futuro carreras virtuales
Las carreras convencionales y las “virtuales” convivirán en un futuro muy próximo. (Copyrigh/Greg Rosenke/ Unsplash)

Cada vez encontramos más de estas carreras repartidas por la geografía española, la gran mayoría de ellas gratuitas con el soporte de alguna App. La aplicación proporciona una clasificación en tiempo real, y mayormente  promocionadas por ayuntamientos, asociaciones de turismo o las mismas organizaciones de carreras “convencionales”, que las utilizan para dar a conocer su territorio y evidentemente para dar vida a zonas rurales que saben de la fuerza del turismo deportivo. Para nosotros, los corredores y corredoras, supone un gran incentivo para enseñar nuevos rincones de nuestro país mientras practicamos nuestro deporte. Incluso, en algunos casos, podemos obtener premios por nuestra participación. Y quien sabe, quizás te guste tanto que repetirás el día de la competición, porque tampoco nos engañemos, si algo no pueden aportar estos recorridos es el ambiente y las emociones que se viven en el dia D. Y posiblemente esta sea la mayor razón por la que unas y otras convivirán en el espacio y tiempo de un futuro cercano.

La mayoria de carreras «virtuales» son gratuitas, tienen el soporte de alguna APP y sirven para dar a conocer nuevos territorios.

El frenazo en seco de la vertiginosa época pre-covid, sobretodo nos sirvió, a la mayoría, para tener tiempo para pensar en qué punto estamos, y por supuesto para reflexionar hacia dónde se dirige nuestro deporte, que no debería estar, bajo ningún concepto, exento de una lógica evolución. Porque si no permitimos la evolución de nuestro deporte y sus deportistas, seremos los mismos corredores los que firmaremos su sentencia de muerte, abandonándolo al ostracismo junto a aquellos otros que únicamente han sido modas temporales a lo largo de los tiempos.

Hace unos meses escribía unas líneas dónde ya hablábamos del pasado y la historia del trailrunning, y quizás ahora sea el momento de plantarle cara al futuro. ¿Y cómo debe ser este futuro?

Las ya citadas carreras virtuales llegaron para quedarse. Son un gran formato para conocer nuevos territorios y saciar nuestras necesidades competitivas dónde y cuándo nos venga en gana. Al mismo tiempo, se pueden convertir en una interesante y saludable manera de dinamizar y desestacionalizar la economía de muchos pueblos o comarcas. Pero no las debemos entender como rivales de las carreras convencionales, tal y como las conocíamos hasta hoy. Son totalmente compatibles en el espacio y tiempo, y en un futuro muy cercano deberán convivir sin mayor problema. Y éste quizás será un paso más para asentar nuestro deporte y llegar al ansiado profesionalismo, tanto de corredores/as como de los diferentes agentes implicados en este deportivo circo.

No olvidemos que por muchos patrocinadores que existan, los corredores amateurs somos, y seremos, quienes damos vida a las carreras, ppero algunos eventos deberán reconvertirse para adaptarse a la profesionalización

Para los detractores, llegar a ese punto significaría perder la esencia del trail, perder su romanticismo, aunque no debería ser así. El trailrunning evolucionó desde sus inicios, y aceleró el paso en los últimos años. En esos momentos, los pioneros de esto de correr por la montaña hubieran puesto el grito en el cielo. Es tremendamente absurdo zancadillearse uno mismo.  Deberíamos empezar por mirarnos el ombligo y dejar de criminalizar las novedades que, provengan de donde provengan, se presentan con la intención de buscar dinamismo y aportar aire fresco.

Trailrunning futuro carreras virtuales
Los aficionados al trailrunning esperan con ganas la llegada de la normalidad a las carreras de montaña. (Copyrigh/Massimo Sartirana/ Unsplash)

El futuro quizás nos depare carreras únicamente “pro”, reservadas a ese selecto grupo, que los mortales aficionados deberemos ver y disfrutar como espectadores. Ya sea bien en directo en las mismas montañas, o quien sabe, si sentados delante de un televisor. Porque de igual manera que las carreras virtuales convivirán en breve con las convencionales, cosa que parecía inviable hace pocos años, las competiciones profesionales coexistirán con el actual formato. No olvidemos que por muchos patrocinadores que existan, los corredores amateurs somos, y seremos, quienes damos vida a las carreras. Seguiremos corriendo al lado de nuestros ídolos, hombres y mujeres, en muchos rincones de nuestra geografía, pero debemos aceptar que algunos de estos eventos deberán reconvertirse para adaptarse a la profesionalización. Profesionalización que, por otro lado, nos beneficiará a todos.

Televisar, esperemos que llegue este momento, no es nada fácil con el modelo actual de competición, donde abundan los rincones de difícil acceso para los equipos de emisión. Por eso deberán evolucionar a un formato más práctico, sin perder el espectáculo.

Otros modelos de competición televisiva podrían asemejarse al cross atlético. Recorridos circulares donde el trailrunner deba realizar varias vueltas para completar la carrera

Algunas opciones pasarían por recorridos por etapas con circuitos que faciliten el seguimiento, a modo de las grandes vueltas ciclistas. Lo hemos visto hace pocas semanas  en las Golden Trail Series de las Azores, donde se dio un paso de gigante en este aspecto. Otros modelos de competición televisiva podrían asemejarse al cross atlético. Recorridos circulares donde el trailrunner deba realizar varias vueltas para completar la carrera. Este tipo de circuito, combinando zonas técnicas y otras rápidas, ascensos intensos con vertiginosos descensos, permitiría un fácil acceso al público, viendo pasar a sus ídolos varias veces y pudiendo realizar un seguimiento de la evolución de la misma. Igualmente facilitaría la visibilidad de los patrocinadores y la cobertura televisiva, con cámaras fijas en llegada y diferentes puntos del recorrido, y porque no, seguimiento por aire con drones, siempre que la tecnología lo permita. Y quien sabe, hasta facilitaría nuevos e interesantes formatos como los relevos o equipos.

Llegados a este punto, entraremos en una dinámica positiva donde el interés de los aficionados incrementará el interés televisivo, y esto facilitará la implicación de nuevos y potentes patrocinadores que permitan que los corredores/as se sientan e identifiquen como auténticos profesionales, que les permita vivir de su trabajo como cualquier otra persona lo hace de su oficio.

Cuando estos corredores y corredoras, y el resto de implicados en el buen funcionamiento de los eventos, puedan vivir con dignidad del deporte, como pasa, por ejemplo en el atletismo o ciclismo masculino (desgraciadamente no en el femenino), estaremos consolidando la evolución y nos asemejaremos a dichos deportes. Las similitudes con el atletismo o ciclismo existen, pero nuestro joven deporte, aunque ya no embrionario, se encuentra a años luz de las dos ruedas. En este momento, asemejarnos a otros deportes de similar exigencia se torna una utopía.

Por lo pronto únicamente nos queda la esperanza que la era post-covid llegue pronto, y lo haga con novedades que nos permitan a todos recobrar la ilusión por corretear por el monte y seguir la evolución del trail.

Artículos relacionados:

¿El trailrunning está condenado a morir de éxito?

5 consejos básicos para iniciarse en el trailrunning sin agobiarse

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.