Les Grands Buffets invertirán 100 millones en el nuevo palacio gastronómico con hotel y glamping

Louis Privat Les Grands Buffets Narbona
Louis Privat creó Les Grands Buffets de Narbona en 1989. (Copyright/LGB)

Les Grands Buffets proyecta un nuevo espacio gastronómico en Narbona, Carcasona o Beziers. Louis Privat busca el lugar ideal para invertir 100 millones, que debe incluir hotel y camping de lujo.

Jane y Louis Privat fundaron Les Grands Buffets (LGB) de Narbona en 1989. Tres décadas después sus creadores están buscando un nuevo destino en el sur del país galo. Se barajan tres opciones: Carcasona, Beziers o la misma ciudad occitana para invertir 100 millones de euros en un nuevo palacio gastronómico, manteniendo por supuesto la tradición culinaria francesa. Un complejo para recibir a 400.000 clientes anuales, cercano a la frontera española y a la A-9, donde también se ubicarán un hotel, un camping de lujo y un proyecto audiovisual.

Les Grands Bufets
El clasicismo de la decoración y las maderas nobles dan a los salones una personalidad muy especial. (Copyright/LGB)

En Les Grands Buffets no hay cocina de autor, pero se elaboran los platos clásicos de la tradicion francesa

Sin embargo, hasta que se consolide ese sueño de Louis Privat con la confirmación en firme del proyecto, sigue apostando por su permanente renovación. El Salón Doré, dedicado a Jean de La Fontaine, con capacidad para 74 personas, deja boquiabiertos a sus huéspedes con una decoración compuesta por 18.000 hojas de oro en sus paredes.

Les Grands Buffets “El Mejor restaurante de Francia” según la guía Gourmand, recibe cada año 363.000 comensales de los cuales más de 60.000 son españoles. La entrada única cuesta 52,90 euros. Gratuito para menores de 6 años y 26,40 para peques entre 6 y 10 años. Si el cliente quiere disfrutar de champagne o vino dispone de una carta de 70 referencias a precio de productor. En este 2023 el tiempo de espera para sentarse en una mesa se sitúa en cuatro meses. Desde su reapertura en 2021 les Buffets han recibido más de 150.000 solicitudes de reserva.

 Les Grands Bufets
Comer en Les Grands Bufets es una experiencia muy gratificante. (Copyright/LGB)

    Descubre el encanto del Salón Doré, dedicado a Jean de La Fontaine, donde las 18.000 hojas de oro en las paredes crean una atmósfera que cautiva a los comensales

A la calidad contrastada de todos los productos, una reluciente cocina con suelo amarillo donde se podría comer o los múltiples detalles que jalonan Les Grands Buffets se suma el motivado equipo, que capitanea Louis Privat, atendiendo espléndidamente a los 800 clientes que diariamente franquean la entrada para almorzar o cenar (comedor terraza en verano) o caso de muchos esquiadores que aprovechan la temporada para rematar la jornada después esquiar en Les Neiges Catalanes (Les Angles, Font-Romeu, Cambre d’Aze, Formiguères, Porté-Puymorens, Capcir, La Quillane o Puigmal 2900) todas a unas dos horas en coche.

Son 200 profesionales y 40 más previstos con el nuevo proyecto, los que se desviven todos los 365 días del año entre las 12 y 13,30 del almuerzo y entre las 19,15 y 21,25 del servicio de cena para que los comensales repitan la fiesta y recomienden Les Grands Buffets a sus amistades. No hay mejor publicidad posible asegura el patrón, que compensa económicamente a sus empleados con generosidad “porque trabajan todos los días del año pensando en mí ”.

La concepción del bufet y su diseño es como un bodegón de colores y gustos. (Copyright/LGB)

Son 200 profesionales, los que se desviven 365 días para ofrecer una experiencia gastronómica única

Una de las curiosidades que más sorprenden a los comensales lo conforma su espectacular muestrario de quesos con reconocimiento del Guiness World Records por la mayor colección en un restaurante del mundo hasta alcanzar las 120 variedades actuales, cinco de ellas españolas: Manchego 4 meses, Manchego 12 meses, Tomme Catalán, Cabrales y el Lúpulus de Formatges Muntanyola. Cada día se instalan 500 kilos de queso para su consumo, preparados por un equipo de cuatro personas que proponen varias selecciones temáticas para descubrir los grandes clásicos o quesos insólitos nacionales e internacionales.

En Les Grands Buffets presumen de lujo. Mesas con cubiertos de plata. Champagne que se servía en el Titanic o el vino tinto que se consume actualmente en la cena de los Premios Nobel. La selección de vinos ofrece 70 referencias de las mejores bodegas y vinos del  Languedoc, a precio del viticultor. Como nos reconoció Louis Privat; «queremos promocionar la región y dar valor y reconocimiento a nuestros caldos y territorios vinícolas del Languedoc, que son excelentes«.

Les Grands Bufets
La tabla de quesos es un plato tradicional en Francia. En Les Grands Buffets rompen todos los récords al ofrecer 120 variedades. (Copyright/LGB)

Su carta de quesos no tiene parangón y es de récord mundial con una muestra de 120 variedades

Desde su fundación en 1989, cultivan y perfeccionan la tradición culinaria francesa, convirtiéndose en un referente gastronómico que trasciende el tiempo. Su compromiso con la excelencia y la autenticidad cimentó su reputación entre el público. El precio es el gancho, pero la calidad de sus productos su mejor presentación.

Una espectacular cascada de bogavantes preside “Le Plateau Royal” secundado por una selección de mariscos entre los cuales destacan ostras de Thau, gambas, langostinos, almejas, cangrejos de mar o delicatesen de productos con seis variedades del auténtico salmón de Noruega. Si apostamos por los pescados preparados al momento, todas las opciones son tentadoras: La langosta a la americana, el rodaballo salvaje, el filete de dorada con anís estrellado, las ostras calientes en sabayón de moscatel, la quenelle de lucio en salsa Nantua o la vieira St. Jacques.

 Les Grands Buffets
La oferta de marisco es otro de los puntos fuertes. (Copyright/LGB)

En Les Grands Buffets no hay cocina de autor, pero se elaboran los platos clásicos de la tradicion francesa

Un poquito más tarde nos detenemos en la Rôtisserie. Parada obligada para ver, oler y por supuesto saborear platos tan deliciosos como: La liebre a la royale, la codorniz rellena de foie gras, el solomillo de ternera, el magret de pato, los caracoles grandes de Borgoña o la auténtica Cassoulet. Tampoco podemos perdernos la ceremonia donde se rinde homenaje al “Canard au sang” pato a la sangre con presentación del ritual ancestral de los Maîtres Canadiers de Rouen. Sin duda, uno de los platos preferidos de Louis Privat.

En Les Grands Buffets los amantes de las delicias heladas encontrarán su particular universo en L’Espace Glacier, decorado con espejos dorados, mármol, frescos, molduras y espléndidas vitrinas que evocan la atmósfera de las mansiones parisinas. Especialidades caseras como Pêche Melba, Poire Belle Hélène, Coupe Mont Blanc o los profiteroles al chocolate, acompañados por un Chantilly casero, ponen casi el punto final al festín gastronómico.

Ferran Martínez
Louis Privat, alma máter de Les Grands Buffets, junto a Ferran Martinez-Aira, colaborador de Turiski. (Copyright/LGB)

Si viajas a Narbona es una parada imprescindible, aunque debes planificar con tiempo, ya que hay lista de espera

Porque en otro faraónico espacio, los devotos de la pastelería se dejan seducir por alguno de los 50 postres que preparan cada día siete pasteleros del restaurante, manteniendo en sus elaboraciones las recetas de nuestras abuelas: manzanas al horno, arroz con leche o flambeados preparados delante del comensal en el famoso carro del Negresco con crêpes Suzette, plátanos y tortillas noruegas.

¿Miedo a empacharse? Negativo sabiendo administrar las tentaciones que brinda Les Grands Buffets donde se degustan productos y recetas que normalmente no se acostumbran a cocinar particularmente. Conviene mentalizarse que ese día de festín culinario que nos damos, cuando lleguemos a casa no vamos a cenar.

AVE
De Barcelona a Narbona con el AVEde la linia Lyon se tardan dos horas exactas. (Copyright/Patie/Renfe)

Desde Barcelona es posible una escapada gastronómica de un día utilizando el AVE

Explora la conexión ferroviaria de RENFE desde Barcelona a Narbona en el AVE, permitiendo una escapada gastronómica de un día para disfrutar de Les Grands Buffets y regresar a la Ciudad Condal. Desde el pasado mes de septiembre la ruta AVE Renfe Internacional Barcelona-Lyon conecta diariamente Narbona con la Ciudad Condal en dos horas exactas. Sale de la Estació de Sants a las 8.22h y llega a la ciudad de Les Grands Buffets a las 10.22h. Se puede regresar a las 17.25h para llegar a la capital catalana a las 19.22h.

Desde octubre, con la incorporación de la línea Madrid-Barcelona-Marsella, Renfe opera en totalidad de sus trenes AVE de lunes a domingo, ofreciendo 28 circulaciones semanales entre las seis destinaciones españolas: Madrid, Zaragoza, Tarragona, Barcelona, Girona y Figueres con Narbona.

Artículos relacionados:

Burdeos, mucho más que la Capital Mundial del Vino

Village Castigno, un resort distinto y fuera de ruta en Assignan

  • HELLY HANSEN PROVISIONAL VERANO 2024
  • UN VALLE UNICO  FGC VERANO 2024
  • LA NATURALEZA A UN SOLO PASO VERANO 2024