Los peligros del esquí de montaña cuando cierran las pistas y trabajan máquinas pisanieves

Domaines Skiables de France ha lanzado una campaña de sensibilización enfocada a los practicantes de skimo que utilizan los dominios esquiables fuera de su horario comercial.

0
2155
máquinas pisanieves
En la imagen la máquina pisanieves 600 Select de PistenBully con el cabrestante instalado.

El esquí de montaña está en auge no sólo porque ya sea nuevo deporte olímpico sino porque desde hace una década el aumento de practicantes es constante. En Francia sigue en plena expansión y lo cifran en un 20 % por año. En España, Catalunya y Andorra no hay datos pero su práctica no es residual y de cuatro enamorados de la montaña. De eso tienen clara referencia las estaciones de esquí que ven como al cierre de sus instalaciones -16,30 h / 17.00 h- algunas de sus pistas se utilizan para comenzar una jornada de skimo.

Domaines Skiables de France, la organización que aglutina a gestores, operadores de remontes y estaciones de esquí de Francia- con la colaboración de la Fédération Française des Clubs Alpins et de Montagne (CAF) y la Association Nationale des Directeurs de Pistes et de la Sécurité de Stations de Sports d’Hiver (ADSP) acaba de presentar un video para sensibilizar de los peligros del esquí de montaña cuando se realiza en el entorno de una estación de esquí cerrada y con las máquinas pisanieves o retracs trabajando por la pistas y algunas de ellas con el cable del cabestrante. Las que incorporan cabestrante son las que se utilizan para hacer el pisado de las pistas con más desnivel con total seguridad para el maquinista. Este equipamiento especial permite quedar sujeto, mientras la máquina trabaja dentro de una gran pendiente sin patinar, ni arrastrar la nieve cuando asciende. Precisamente el cable de acero es el gran peligro para los esquiadores de montaña, ya que puede estar a 1km o más de distancia de la máquina y escondido bajo la nieve con la posibilidad de tensarse repentinamente, según las necesidades de la máquina.

El vídeo de concienciación sobre los peligros de encontrarse con máquinas pisanieves lo han hecho los franceses, pero en el Pirineo andorrano y catalán donde hay auténtica “locura” por esta especialidad ya ha habido más de un susto y alguno con final luctuoso. El último del que tenemos referencia fue en enero de 2014 cuando un practicante de esquí de montaña experimentado falleció en el sector de Arinsal de Vallnord, tras colisionar con el cable de acero de una máquina pisanieves.

Desde hace varios años, en las estaciones de esquí de Francia hay una discusión sobre la práctica del esquí de montaña o de randonnée en las pistas abiertas (o no). La situación ha acabado con dos formas de enfocar el problema. Algunas estaciones francesas han optado por organizar esta actividad dentro de su dominio esquiable ofreciendo trazados y guías y otras sencillamente han prohibido su práctica en sus pistas. Pierre Lestas, presidente de Domaines Skiables de France ha reconocido que «este problema ilustra la complejidad del equilibrio entre la libertad de movimiento en las montañas, un valor fundamental, y la seguridad de los practicantes en relación con los conflictos de uso que pueden existir entre el esquí de montaña y las actividades reglamentadas en las pistas de esquí.”

La reglamentación es ambigua y no hay una normativa de carácter universal. Como diría un echado para adelante utilizando la expresión “eso es como poner puertas al campo”. Lo mejor informarse, preguntar antes de lanzarse a una excursión nocturna.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.