Lindsey Vonn se fractura el húmero derecho y estará de baja 6 semanas

Se ha lesionado entrenando en Cooper Mountain y no reaparecerá en la Copa del Mundo hasta mediados de enero. Este contratiempo hará que su objetivo prioritario para esta temporada sea el Mundial de Saint Moritz 2017.

0
1407
húmero
Lindsey Vonn en una imagen de este verano en la estación de esquí de Portillo. (Copyright/Team Vonn)

Lindsey Vonn acabó bruscamente la temporada 2016-17 por culpa de una lesión -27 febrero en Grandvalira con tres fisuras por estrés en la rodilla izquierda- y no ha llegado a iniciar la 2016-17 que ya ha vuelto a sufrir otra. La esquiadora norteamericana se ha lesionado entrenando en la estación de Cooper Mountain, en Colorado, donde preparaba su regreso a la copa del mundo en las pruebas de velocidad. Vonn tuvo mala suerte y en una caída se fracturo el húmero del brazo derecho. La atleta fue trasladada rápidamente a Vail para ser intervenida de una fractura limpia. Como viene siendo habitual en ella, el equipo de Vonn, a través de facebook, ha destacado que la operación ha ido bien y ha colgado unas radiografías de como tenía el humero tras la caída y otra con el resultado, tras la intervención. La estación que abre al público el próximo 18 de noviembre, había habilitado una pista expresamente para su entrenamiento.

No obstante, no ha facilitado los plazos de recuperación del húmero izquierdo de la esquiadora norteamericana, aunque lo normal son aproximadamente 6 semanas para que la fractura consolide. Su regreso a las pistas, que estaba previsto para el primer descenso de la copa del mundo, el dos de diciembre en la estación canadiense de Lake Louise, deberá postergarse hasta a enero de 2017. Si todo va bien Vonn podría volver a las pistas de competición el 14 de enero en el descenso de Zauchensee en Austria, aunque dependerá de la decisión de su equipo y como haya evolucionado la recuperación. Mucho nos tememos que este nuevo contratiempo hará modificar los planes de competición de Vonn, olvidándose de la copa del mundo y preparando bien los campeonatos del mundo de esquí alpino, que se disputaran en el glamuroso centro invernal de Saint Moritz del 6 al 19 de febrero.

húmero
El húmero izquierdo de Lindsey Vonn , tras la intervención quirúrgica. (Copyright/Team Vonn)

A sus 32 años de edad, el cuerpo de Lindsey Vonn parece que empieza a resentirse del excesivo desgaste al que lo ha sometido a lo largo de sus muchos años de profesional. Todavía es pronto, pero no nos extrañaría que estos pequeños contratiempos físicos que están impidiendo su regularidad fueran determinantes para que tras la finalización de los Juegos Olímpicos de Pyeongchang 2018, de los cuales es embajadora, decidiera dejar el esquí de competición. Obtener otra vez la copa del mundo absoluta parece complicado, pero en cambio hay un objetivo a su alcance y que la pondría al nivel de los esquiadores masculinos, con los que siempre se ha querido comparar. La meta de Lindsey Vonn igualar o superar las 86 victorias absolutas en el circuito de Ingemark Stenmark. Le faltan diez victorias parciales para igualar al esquiador sueco.

Noticias relacionadas:
Lindsey Vonn recupera el tono entrenando en Ski Portillo
Lindsey Vonn pone punto final a la temporada
Lindsey Vonn se lesiona el tobillo izquierdo en la estación neozelandesa de Coronet Peak
La glamurosa Lindsey Vonn regresa con victoria a la competición tras 21 meses de baja

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.