Suspendido y con esquís a más de 3000 metros de altura en Val Thorens

0
3647
Val Thorens
La estación de esquí francesa de Orelle/Val Thorens ha inaugurado la tirolina más alta del mundo. (Copyright / C.Cattin OT Val Thorens)

Desde hace años algunos los grandes resorts de nieve quieren emular en su gestión  a los parques de ocio para rentabilizar sus grandes inversiones, pero hasta ahora ninguna estación había ido tan lejos como Orelle/Val Thorens que acaba de inaugurar una tirolina que sobrevuela el espectacular valle de Lory.

La atracción es de récord y se ha convertido en la más alta del mundo. La salida ha sido instalada en el sector de Orelle (3230 mteros) al que se accede con el telesilla del Bouchet. Desde este punto, el más alto del amplísimo dominio de Le Trois Vallées, se disfruta de una panorámica espectacular que ahora es posible sobrevolar a vista de pájaro suspendido a 250 metros de altura hasta llegar al Col de Thorens (3000 m) punto de llegada del Funitel de Thorens.

La longitud del cable de acero de la tirolina es de 1300 metros de longitud y la bajada dura un 1 minuto y 45 segundos. La velocidad del vertiginoso descenso oscila entre los 60 km/h y los  100 km/h de punta. El precio de la atracción no es barata, 50 euros por persona, pero suponemos que la emoción bien se lo vale. Apta a partir de los ocho años o 1m 20cm  y entre los 30 y 125 kilos.

Adrenalina y emoción garantizada con el añadido de que en el artilugio llevas los esquís o el snow para poder continuar con tu jornada de esquí desde la otra vertiente del valle. Nosotros hablamos de oídas ya que no hemos tenido la suerte de bajar pero seguro que la experiencia es única y diferente como diría uno de marketing dispuesto a vender el producto a los cuatro vientos. La instalación será única o marcará tendencia…de momento, una incógnita.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.