Candanchu dinamita la unión con Astun y 100K desaparece

En el trasfondo podría haber presiones políticas, pues Astun ha sido muy beligerante con el holding público de la nieve aragonés de Aramón.

3
3465
Candanchu, Astun y 100K.
La conexión se hacia con un autobús lanzadera non stop que unia Candanchu y Astún en menos de diez minutos. (Copyright/Turiski)

El proyecto 100K, la unión comercial de las estaciones aragonesas de Candanchu y Astun, ha sido brevísimo. No hay continuidad y sorprende ya que a efectos comerciales y de imagen había resultado muy positiva para el Valle de Aragón y la comarca de La Jacetania. No ha llegado a realizarse una valoración pública de la primera temporada que ya se ha anunciado de “tapadillo” y a través de una nota en el Heraldo de Aragón que “Astún y Candanchú no renovarán su acuerdo 100K”.

La nota es muy aséptica y políticamente correcta y da a entender que ha habido un pacto de no agresión entre las dos sociedades explotadoras para no explicar las razones reales de la ruptura. “El acuerdo entre ambos centros invernales consistía en la existencia de un forfait único en sus diferentes modalidades, mediante el que los usuarios podían acceder a ambas estaciones haciendo uso de un único abono, así como determinadas acciones comerciales conjuntas. Tras el acuerdo alcanzado, tanto Astun como Candanchu confirman que vuelven a actuar de manera independiente esta próxima temporada 2017/2018, sin perjuicio de que se exploren vías de colaboración para un futuro.”

No es casualidad que diario decano zaragozano haya dado en exclusiva la noticia ya que la familia Yarza propietaria del rotativo es accionista de Candanchu, a través de la empresa Ibernieve Aragón. Ibernieve, en abril de 2016, se hizo con el 72% de las acciones de la sociedad Explotaciones Turísticas de Candanchú (Etuksa). Otros accionistas destacados son Cesar Alierta, el exhombre fuerte de Telefónica y Alfonso Solans , presidente de Pikolin.
La decisión cuesta entenderla, máxime cuando la facturación de días de esquí vendidos había subido entre un 10% y un 15% y la unión de los dominios había generado una gran ilusión en la zona.

No se hará público pero por las diversas fuentes consultadas desde Turiski la decisión de acabar con 100K ha sido de Candanchu que se ha cerrado en banda. Astun ha trabajado un nuevo acuerdo, pero no ha podido convencer a su intrerlocutor. El logo y la imagen de 100K desaparecen y tampoco se venderá el forfait de temporada de 100K que hubiera sido una forma elegante de mantener la imagen al ralentí y de no finiquitar el proyecto que tanta expectación levantó. En su presentación en sociedad sus gestores se llenaron la boca: “Se trata de una apuesta clara por el territorio, por ofrecer más kilómetros a nuestros clientes y por impulsar el turismo en un valle que se beneficiará de la unión de las dos estaciones. El acuerdo va a ser una muy buena noticia para los esquiadores porque supone un salto de calidad incuestionable que nos pondrá en un punto de referencia nacional del mercado de nieve”.

No ha pasado un año y a pesar del éxito de la nueva marca todo se ha ido al garete. En el trasfondo podría haber presiones políticas, pues Astun ha sido muy beligerante con el holding público de la nieve aragonés de Aramón, que gestiona las estaciones de esquí y montaña de Cerler, Formigal-Panticosa, Javalambre y Valdelinares. En febrero de 2014 puso una demanda contra Aramón por competencia desleal y abuso de posición dominante derivadas del apoyo recibido de la administración regional aragonesa. Además, el pasado mayo, también presentó una queja oficial en Bruselas por la inyección de dinero público a Aramón.

¿Quiza Ibernieve ha ido a tocar a la puerta de la administración aragonesa para solicitar alguna ayuda?. Lo desconocemos, pero en todo caso, podría ser razonable pensar que así ha sido.

Noticias relacionadas:
100K debe devolver Astun y Candanchu a la primera división del esquí en los Pirineos
100K estrena dominio esquiable con 40,5 km de sus 100 posibles

3 Comentarios

  1. Al parecer el problema viene por temas económicos. Se han vendido más días (desconocía que fuera entre un 10-15% más porque para esto ambas estaciones son herméticas y ya estamos habituados) en conjunto pero el real beneficiado ha sido Astun.

    Gran cantidad de gente de Candanchu de toda la vida, algunos de ellos que no habían subido a Astun en su vida, este año lo han hecho y han repetido…

    Sencillamente, la razón es que en diciembre era la única alternativa viable, por lo que tuvieron que subir y seducidos, repitieron el resto de temporada con más o menos frecuencia. Por tanto el principal del enojo de Candanchu es la estampida de clientes… y por tanto pérdida de ingresos. Analicemos las (posibles) causas…

    Dejando diciembre a un lado, el resto de temporada, el estado de pistas, nieve, atención al cliente, instalaciones e infraestructuras de Astun han estado a la altura (como casi siempre), cosa que en Candanchu no sucede (como siempre, no podía ser de otra forma). Todos sabemos que las infraestructuras de Candanchu no son modernas pero ese no es el verdadero problema. Lo realmente grave es la actitud de la dirección, empleados, etc. No se trabaja bien o no se trabaja lo suficiente, o bien falta personal, pero sea lo que sea, el usuario siente una enorme diferencia, una frustración que me endiabla, una impotencia que me hace sufrir, porque en el fondo amo a Candanchu. Tengo una relación amor-odio con esta estación que tengo que vencer.

    Por tanto, Candanchu lejos de ganar ha perdido. Ha perdido parte de sus clientes de siempre que han visto a poco más de 2 km una alternativa diferente. Ha perdido ingresos. Ha perdido credibilidad. Ha perdido la confianza de todos sus clientes. Dios mío, ha perdido hasta el Norte.

    Los enamorados de Candanchu, sabemos que Candanchu es más exigente, que tiene unas pistas y fuera pistas sin igual, pero en Astun tampoco te aburres y sobre todo no hace que te enfades con el mundo. Candanchu me mata lentamente, voy a relajarme y en el día a día me matan con sus hábitos ruines, su mala fe, su dejadez, su indiferencia… Llevo 12 años quejándome, enviando Cartas al Director como un perturbado, escribiéndo hojas de reclamaciones como si la competencia me pagara por hacerlo y jamás han cambiado ni han tenido el mínimo signo de cambio.

    Cuando la extinta ETUKSA se convertía en Ibernieve, con nuevos socios, todos ellos empresarios de nivel y todos ellos aragoneses que parecían interesados en reforzar la imagen de Aragón y proyectar con ilusión un nuevo concepto de turismo, esa “clara apuesta por el territorio” del que tan orgullosos parecían sentirse, de alguna forma, quise pensar que iba a ser el punto de inflexión, el verdadero momento de cambio, pero pasada la temporada 2016/2017 vi que no acaban de arrancar y viendo ahora la próxima temporada 2017/2018 y la noticia de la disolución de 100K pues sencillamente, pienso que era un espejismo, que hemos creído lo que queríamos creer.

    Ya en Octubre de 2016 pensé que todo esto era una estrategia politico-empresarial para salir con las manos llenas en un par de años… Solo se debía aguantar, sostener a Candanchu unos años, para venderla o pedir limosna a un Gobierno de Aragón que no está para gastos ni inversiones (viendo que la famosa y esperada A-21, la autovía del Pirineo, sigue sin terminarse)

    En Octubre de 2016 se escribió y se hizo llegar a Astun y Candanchú este escrito: https://www.facebook.com/pamimo/posts/10157443737585462

    También se puso en foros, Facebook y en comentarios de varias páginas relacionadas con el esquí, pero Candanchu jamás hizo comentario alguno.

    No podemos esperar nada de Candanchu porque no existe un proyecto, por mucho que Yarza dijera en su momento que él iba a vivir en primera persona, el esquiar en Formigal saliendo esquiando de Candanchu.

  2. Al parecer el problema viene por temas económicos. Se han vendido más días (desconocía que fuera entre un 10-15% más porque para esto ambas estaciones son herméticas y ya estamos habituados) en conjunto pero el real beneficiado ha sido Astun.

    Gran cantidad de gente de Candanchu de toda la vida, algunos de ellos que no habían subido a Astun en su vida, este año lo han hecho y han repetido…

    Sencillamente, la razón es que en diciembre era la única alternativa viable, por lo que tuvieron que subir y seducidos, repitieron el resto de temporada con más o menos frecuencia. Por tanto el principal del enojo de Candanchu es la estampida de clientes… y por tanto pérdida de ingresos. Analicemos las (posibles) causas…

    Dejando diciembre a un lado, el resto de temporada, el estado de pistas, nieve, atención al cliente, instalaciones e infraestructuras de Astun han estado a la altura (como casi siempre), cosa que en Candanchu no sucede (como siempre, no podía ser de otra forma). Todos sabemos que las infraestructuras de Candanchu no son modernas pero ese no es el verdadero problema. Lo realmente grave es la actitud de la dirección, empleados, etc. No se trabaja bien o no se trabaja lo suficiente, o bien falta personal, pero sea lo que sea, el usuario siente una enorme diferencia, una frustración que me endiabla, una impotencia que me hace sufrir, porque en el fondo amo a Candanchu. Tengo una relación amor-odio con esta estación que tengo que vencer.

    Por tanto, Candanchu lejos de ganar ha perdido. Ha perdido parte de sus clientes de siempre que han visto a poco más de 2 km una alternativa diferente. Ha perdido ingresos. Ha perdido credibilidad. Ha perdido la confianza de todos sus clientes. Dios mío, ha perdido hasta el Norte.

    Los enamorados de Candanchu, sabemos que Candanchu es más exigente, que tiene unas pistas y fuera pistas sin igual, pero en Astun tampoco te aburres y sobre todo no hace que te enfades con el mundo. Candanchu me mata lentamente, voy a relajarme y en el día a día me matan con sus hábitos ruines, su mala fe, su dejadez, su indiferencia… Llevo 12 años quejándome, enviando Cartas al Director como un perturbado, escribiéndo hojas de reclamaciones como si la competencia me pagara por hacerlo y jamás han cambiado ni han tenido el mínimo signo de cambio.

    Cuando la extinta ETUKSA se convertía en Ibernieve, con nuevos socios, todos ellos empresarios de nivel y todos ellos aragoneses que parecían interesados en reforzar la imagen de Aragón y proyectar con ilusión un nuevo concepto de turismo, esa “clara apuesta por el territorio” del que tan orgullosos parecían sentirse, de alguna forma, quise pensar que iba a ser el punto de inflexión, el verdadero momento de cambio, pero pasada la temporada 2016/2017 vi que no acaban de arrancar y viendo ahora la próxima temporada 2017/2018 y la noticia de la disolución de 100K pues sencillamente, pienso que era un espejismo, que hemos creído lo que queríamos creer.

    Ya en Octubre de 2016 pensé que todo esto era una estrategia politico-empresarial para salir con las manos llenas en un par de años… Solo se debía aguantar, sostener a Candanchu unos años, para venderla o pedir limosna a un Gobierno de Aragón que no está para gastos ni inversiones (viendo que la famosa y esperada A-21, la autovía del Pirineo, sigue sin terminarse)

    En Octubre de 2016 se escribió y se hizo llegar a Astun y Candanchú este escrito: https://www.facebook.com/pamimo/posts/10157443737585462

    También se puso en foros, Facebook y en comentarios de varias páginas relacionadas con el esquí, pero Candanchu jamás hizo comentario alguno.

    No podemos esperar nada de Candanchu porque no existe un proyecto, van dando tumbos y palos de ciego, de lo contrario hacer y deshacer una unión comercial en solo 1 año carece de sentido. No hay un plan estratégico y de haberlo no se comunica, por mucho que Yarza dijera en su momento que él iba a vivir en primera persona, el esquiar en Formigal saliendo esquiando de Candanchu o por mucho que se rumoree que Candanchu había comprado la telecabina de la Expo de Zaragoza…

  3. Todo esto está cantado, se lo comenté al Dr. de la estación y él me contestó ya veremos.
    Yo no sé qué ha ocurrido, pero cuando se hizo la otra vez, Astun también ganó una millonada con la unión y Candanchu hizo perdidas
    Sea como fuere esto tiene muy muy mala pinta…
    La política de precios de Candanchu ha supuesto un palo para los usuarios habituales sobre todo a los jubilados.
    Pinta muy mal

Dejar respuesta