Yuichiro Miura, 86 años, abandona el Aconcagua muy abatido

El octogenario alpinista Yuichiro Miura podría poner punto y final a sus aventuras alpinísticas de récord Guinness de longevidad.

0
461
Yuichiro Miura Aconcagua
Yuichiro Miura, en el centro de la fotografía, con el resto de la expedición. (Copyright/Aconcagua Visión)

◄ La utilización de helicópteros para ciertos traslados de altura pone en entredicho la pureza de los récords de Yuichiro Miura.

El alpinista japonés Yuichiro Miura, 86 años, debió renunciar a subir al Aconcagua, de 6.959 metros y la cima más alta de América del Sur, por problemas de salud. La famosa frase de “querer es poder” no siempre se cumple, a pesar de la motivación y el esfuerzo. El montañero y veterano esquiador casi con toda seguridad escribió la última página a su dilatada trayectoria alpinística en la Aconcagua, que ya subió en 1985.

Su corazón no está para muchas alegrías. En los años 2006 y 2007 sufrió dos cirugías para solucionar su arritmia cardíaca y no puede estar demasiados días en altura. La espera por las malas condiciones meteorológicas para atacar la cima, en el campamento de Plaza Colera, a una altura de unos 6.000 metros, fue determinante para frustrar el ataque final.

Tas permanecer más de 48 horas en Plaza Colera, la altura empezó a pasar factura a Yuichiro Miura. La médica que le acompañaba en la expedición, Kazue Oshiro, aconsejó poner punto y final a su estadía a 6.000 metros de altitud. La altura comenzó a “afectarle físicamente y escalar a una altura aún más alta podría provocarle una insuficiencia cardíaca e incluso la muerte”.

Yuichiro Miura Aconcagua
Yuichiro Miura había subido al Aconcagua el año 1985. (Copyright/Aconcagua Visión)

Su hijo Gota Miura, de 59 años, y el resto del equipo que le acompañaba siempre estuvieron pendientes del octogenario, que pretendía bajar un tramo con esquís.  Yuichiro partió del Japón el 2 de enero para viajar a Mendoza. De aquí en coche se desplazó hasta Uspallata, a donde llegó el 10 de enero. Desde la localidad, que es la puerta de entrada a la Cordillera de los Andes, fue trasladado en helicóptero hasta el campamento base Plaza Argentina a 4.400 metros, que es el punto de partida para la ascensión del Glaciar de Los Polacos. 

De aquí la expedición subió, no más de 500 metros por día, en busca de la cumbre, pero desecho hacerlo por esta vía y el equipo se preparó para atacar la cima por la vía normal, tras montar el campamento definitivo en Plaza Colera a 6.000 metros. La climatología adversa obligó a detener el ataque final, lo que resultó fatídico para la resistencia física de Yuichiro Miura.

El lunes 21 de enero, el veterano alpinista descendía hasta otro campamento ubicado o a 5.500 metros de altura, desde donde fue evacuado en helicóptero. El resto de la expedición con su hijo Gota a la cabeza hicieron cumbre el mismo día. De la logística de la expedición de Yuichiro Miura, que oficialmente concluía el 25 de enero, se encargó Mauricio Capitani, responsable de la agencia local Aconcagua Visión.

Yuichiro Miura Aconcagua
La expedición que acompañaba a Yuichiro Miura, con la doctora Kazue Oshiro, en primer término, que le recomendó abandonar la tentativa. (Copyright/Aconcagua Visión)

Yuichiro Miura en su juventud fue un reconocido instructor y demostrador de esquí, que se dio a conocer mundialmente el 6 de mayo de 1970, cuando se convirtió en la primera persona en esquiar el Everest desde el Collado Sur (8.000m). El descenso en esquíes fue objeto de la película “The man who skied down Everest”, que ganó el Oscar de Mejor Documental de 1975.

El 23 de mayo de 2013 volvió a acaparar muchas portadas de los medios al convertirse en el alpinista más viejo, 80 años, que coronaba el Everest con oxígeno. Su hazaña tuvo algunas críticas en su país ya que su descenso resultó agónico. Tras la cima bajó tan cansado físicamente que tras llegar al Campo Base Avanzado (6.500m) fue recogido por un helicóptero que lo trasladó directamente al Campo Base, a 5.364 metros.

Tras esta aventura fallida en el Aconcagua, Yuichiro Miura podría poner punto y final a sus aventuras alpinísticas de récord Guinness de longevidad. Además, la utilización constante de helicópteros para ciertos traslados de altura no hace más que poner en entredicho la pureza de sus récords.

Noticias relacionadas:

La saga Miura o la longevidad deportiva en la montaña

El veterano freeskier Mike Douglas, 47 años, contra el reloj biológico

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.