Alex Txikon y Simone Moro: cuenta atrás para el Manaslu invernal

Manaslu invernal
Alex Txikon junto al veterano montañero nepali Pasang Themba, de 71 años, -centro- que el año 1980 holló el Everest junto con Martin Zabaleta. (Copyright/Team Txikon)

Alex Txikon y Simone Moro instalan el campamento base de Manaslu a 3.700m para estar más resguardados de las nevadas y el viento.

Alex Txikon llegó al campamento base del Manaslu para iniciar junto a Simone Moro su tercer intento de hollar en invierno y sin oxígeno el Manaslu (8.163m). Tanto Alex como Simone, con dos y cuatro intentos previos, conocen perfectamente la montaña, que hasta la fecha no fue coronada por una expedición íntegramente invernal. Es decir, que la expedición comenzó durante el invierno meteorológico y no en el invierno astronómico. Los registros, entre los menos puristas, consideran a los polacos Maciej Berbeka y Ryszard Gajewski – 12 de enero de 1984- protagonistas de la primera invernal del Manaslu.

Este año hubo cambio de estrategia. La expedición “Winter Summits” situó su campamento base a 3.700 metros, 1.200 metros más abajo que en las dos últimas expediciones, para evitar los riesgos de las avalanchas. Según explico Txikon  a su equipo de comunicación tomaron el ejemplo de  la primera expedición japonesa que hizo cumbre en el Manaslu -9 mayo 1956- y que montó el campamento base esta altura. «vamos a seguir sus pasos con la intención de resguardarnos  de las posibles grandes nevadas, como las del invierno pasado que nos tuvieron días enteros paleando nieve, y del viento fuerte”.

Manaslu invernal
La expedición “Winter Summits” de Alex Txikon y Simone Moro situó el campamento base del Manaslu a 3.700 metros,.
(Copyright/Team Txikon)

Alex Txikon: «En invierno cada paso a más de 5.000 metros es una hazaña»

A medida que avance el mes de enero las condiciones climatológicas se complicaran y Alex Txikon y Simone Moro quieren evitar los desgastes fisicos «gratuitos» por la nieve. El año pasado, debido a las grandes nevadas, el grupo pasó noches paleando nieve y construyendo muros de contención de más de cinco metros de altura para que el manto nieve no les cubriera por completo. “La nieve nos impidió pasar de los 7.000 metros el invierno anterior y es que a más de 5.000 metros cada paso es una hazaña, pero no lograr la cima para nada es un fracaso. El fracaso es no volver y la cima se logra cuando todo el equipo regresa sano y salvo al campamento base” destacó Alex Txikon.

El objetivo de Txikon y su equipo es intentar atacar la cima del Manaslu por la vertiente más occidental, que es la única ruta viable en esas fechas, tal y como pudieron comprobar ellos mismos en la expedición de 2021.

Para Alex Txikon es el tercer intento y para Simone Moro el quinto del Manaslu invernal

El italiano  Simone Moro, con el que Alex congenia a la perfección y con el que hizo la primera invernal al Nanga Parbat de 2016, todavía no está en el campo base.  Si están los otros seis escaladores nepalíes de la cordadda, entre los que destacan Chhepal Sherpa o Pasang Sherpa, que estuvieron en anteriores ocasiones. Su  compatriota Pasang Themba, de 71 años, les acompaña en el campo base durante la primera semana. El veterano montañero nepalí es conocido entre el alpinismo vasco ya que coronó el Everest acompañando a Martin Zabaleta, el 14 de mayo de 1980, en la primera ascensión española y vasca al techo del mundo.

Manaslu invernal
La expedición de Alex Txikon esta solo en su intento de acceder al Manaslu invernal. (Copyright/Team Txikon)

La presencia de Pasang Themba, se debe a que tal y como explicó el propio Alex Txikon, al finalizar un treking previo al campo base del Everest para acompañar a Javier López, vecino de Zalla, con parálisis cerebral Javier López, quiso visitar a Pasang Themba en Lukla. Txikon destacó que “durante la visita fui testigo de los problemas auditivos que Pasang padecía, y sin dudarlo, le animamos a bajar con nosotros a Katmandu para visitar a un médico. Finalmente le han puesto unos audífonos que le han devuelto la sonrisa y las ganas de vivir. Tanto es así que ha decidido acompañarnos durante una semana al Manaslu”.

Una nueva apuesta por la sostenibilidad y la energia límpia

Alex Txikon sigue apostantdo por la sostenibilidad y al igual que hizo en Pakistán o Sierra Leona, incluye en su abultado equipaje varias placas solares cedidas por la Fundación EKI.  Así, durante el mes y medio que se espera que se prolongue la estancia del equipo en el campo base, el grupo aprovechará la energía limpia e inagotable del sol para la generación de electricidad, evitando así el uso de generadores de energía y tratando de buscar el menor impacto posible en el medioambiente. Una vez finalice la expedición, la idea es donar una de las placas solares a un centro escolar de la zona a través de una ONG local. Desde hace años Alex Txikon colabora con SOS Himalaya y con UDANA Nepal, dos entidades vascas que operan en el país asiático.

Artículos relacionados:

Alex Txikon y Simone Moro concluyen la expedición al Manaslu invernal 

Alex Txikon aborta el ataque a la cima Manaslu por el viento

Alex Txikon y su equipo, vuelta a empezar en el Manaslu después de tres semanas en Samagaon

El peligro de avalanchas obliga Alex Txikon y Simone Moro a abandonar el campo base del Manaslu

  • HELLY HANSEN PROVISIONAL VERANO 2024
  • UN VALLE UNICO  FGC VERANO 2024
  • LA NATURALEZA A UN SOLO PASO VERANO 2024