¿Corremos o entrenamos cuando nos calzamos las zapatillas?

Correr o entrenar no es lo mismo, aunque inicialmente nos cueste diferenciarlo.

0
2857
Diferencias entre correr y entrenar
Entrenar no es solamente correr. (Copyright/Sasin Tipchai/Pixabay)

◄ ¿Consecuencias de plantearnos nuestro propio entrenamiento sin ninguna base ni conocimiento, más allá de llevar un par de años zapateando? Pues varias, y graves: sobreentrenamiento, lesiones musculares y tendinosas.

¿Diferencias entre correr y entrenar cuando nos calzamos las zapatillas?. Parece una pregunta estúpida o que escapa al sentido común, ¿verdad?. Todos nos calzamos las zapatillas para entrenar o eso es lo que nos pensamos. No es lo mismo, aunque inicialmente nos cueste diferenciarlo.

No se trata de pensar en conseguir subir a lo alto de un podio, ni de alcanzar objetivos ambiciosos, no, nada de eso, no nos autoengañemos. Todos hemos empezado a correr por un objetivo, llámalo perder peso, dejar de fumar, o simplemente divertirte con los amigos/as. Ese objetivo ha sido, es y será una realidad que se va a mantener con el paso de los kilómetros y los años. Porque el día que perdamos ese objetivo, colgaremos las zapatillas, sin más.

Poner un pié delante del otro, no es entrenar ni tan solo ser un atleta, eso es una simple acción de correr.

Corremos o entrenamos
Es necesario seguir una pauta de entrenamiento. (Copyright/TTZ)

Pasado ya el primer filtro de mejora inminente y de irremediable sensación de bienestar. ¿Cómo se consigue seguir mejorando y disfrutando a la vez?. Sencillo, llevando a la práctica la palabra sagrada. Entrenamiento. Pues si, aunque los dioses del Olimpo que viven en nuestro cerebro se empeñen en hacernos creer que ese repetitivo movimiento diario de calzarnos las zapatillas es entrenar, siento hundir ese ego en la miseria. Ese primitivo movimiento de poner un pié delante del otro, queridos amigos, no es entrenar ni tan solo ser un atleta, eso es una simple acción de correr. 

Entrenar no solamente es correr, es mucho más que eso. Entrenar es seguir una pauta coherente, entretenida, hasta un punto divertida, más o menos exigente, y adaptada a nuestras facultades, nuestro tiempo y nuestros objetivos. Si, aquello que todos tenemos, para seguir mejorando nuestro rendimiento sin excesos, de manera progresiva pero eficiente, y a la vez minimizar el riesgo de lesiones para conseguir disfrutar día a día. Quedan claras las diferencias diferencias entre correr y entrenar.

Entrenar no es fácil, nada fácil si lo queremos hacer bien y optimizar el tiempo que le dedicamos. No debemos caer en el error de sumarnos al entreno de otro compañero, del que no sabemos sus objetivos, ni su rendimiento, ni tan solo sabemos en que momento de la temporada está. Las pautas de entrenamiento son, si queremos hacerlas correctamente, personales e intransferibles, están pensadas únicamente para el destinatario del entrenamiento, y basadas sobre sus horarios y su facultades físicas y técnicas. ¿Consecuencias de sumarnos a su entreno de manera desordenada, o de plantearnos nuestro propio entrenamiento sin ninguna base ni conocimiento, más allá de llevar un par de años zapateando? Pues varias, y graves: sobreentrenamiento, lesiones musculares y tendinosas, aburrimiento, cansancio….¿sigo?

Entrenar es seguir una pauta coherente, más o menos exigente, y adaptada a nuestras facultades, nuestro tiempo y nuestros objetivos.

corremos o entrenamos
Las pautas de entrenamiento son personales e intransferibles. (Copyright/Dominic Winkel/Pixabay)

Cierto es que no ha todo el mundo le gusta salir de la zona de confort, que no todos servimos para llevar el cuerpo al límite, que hay que tener mucha motivación para realizar las series agónicas en subida o los fartlecks por terreno ondulado, pero no es menos cierto que algunos, o muchos, no lo han probado. Os recomiendo hacer la prueba. Seguir una pauta unas pocas semanas y huir de la zona de confort. Estoy convencido que ya no daréis marcha atrás, entrenar engancha más que correr, mucho más.

Y sí, físicamente seguiremos saliendo a correr, nuestros dioses internos seguirán igual de satisfechos, pero la verdad, la verdad de la buena, es que esa salida de diaria cobrará sentido y nos sentiremos cada día mejor.

Sea cual sea tu pauta de entrenamiento, hasta igual seas de los que nos gusta tocar todos los palos, te recomiendo dedicarle un rato a ojear la web, www.thetrailzone.com , dónde seguro encontrarás todo tipo de recorridos para adaptarlos a tu pauta de entrenamiento y descubrir nuevos territorios, compartiéndolo si quieres, con familia y amigos.

Y sobretodo recuerda, al margen de las diferencias entre correr y entrenar, lo más importante siempre es tener el máximo respeto hacia el medio natural, para preservarlo y poderlo disfrutar durante años.

Artículos relacionados:

Las principales diferencias entre el trailrunning y el skyrunning

Las claves para entrenar la fuerza mental en las carreras de ultratrail

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.