Jordi Tosas va camino del K2 para instruir alpinistas locales y fijar la ruta

1
198
Jordi Tosas K2 karakorum expeditions
Jordi Tosas regresa al K2 para instruir y enseñar técnicas de escalada a montañeros locales. (Copyright/JT)

El alpinista catalán Jordi Tosas liderará al equipo de montañeros de Karakorum Expeditions encargados de abrir la montaña a las expediciones comerciales.

El alpinista Jordi Tosas viaja el 17 de junio hacia Islamabad (Pakistán) donde permanecerá dos meses formando y ayudando a los montañeros locales que trabajan en el K2, la segunda montaña más alta del planeta de 8.611 metros. El experimentado alpinista catalán se incorpora como jefe de cordada del grupo de pakistaníes, alrededor de 20 personas, que este año se encargarán de abrir la montaña y fijar las cuerdas para las expediciones comerciales. El pakistaní Mirza Ali, director de Karakorum Expeditions, solicitó ayuda a Jordi Tosas acuciado por la falta de formación de los balties, en su gran mayoría autodidactas por la falta de medios.

Mirza Ali destacó que «habrá 11 clientes, dos guías internacionales de montaña y 22 guías locales de gran altitud. Jordi Tosas y Stephan Kkeck se encargarán del equipo de fijación de cuerdas en el K2. La mayor parte de nuestro equipo intentará Broad Peak y luego K2. Es un desafío enorme, pero creo que los desafíos brindan oportunidades». 

Esta temporada no abrá sherpas en el Karakorum pakistaní, ya que los las agencias y alpinistas nepalís tienen prohibida la entrada en Pakistán, por la fuerte incidencia de la Covid-19 en Nepal

Este año faltan manos en el K2 ya que los nepalís, que en estos momentos dominan el sector de las agencias comerciales de montaña, no pueden acceder al Karakorum. Pakistán prohibió la entrada de alpinistas de esta nacionalidad a sus montañas por la grave incidencia de la covid-19 en Nepal. En paralelo, Sajid, hijo del malogrado Ali Sadpara desaparecido este invierno en el K2, solicitó colaboración a Jordi Tosas para buscar los cuerpos de su padre y de sus compañeros de cordada Jhon Snorri y el chileno Juan Plablo Mhor.

Jordi Tosas no se lo pensó dos veces y se embarcó en esta aventura apasionante y altruista. A la sombra del proyecto solidario llamado “K2, The Altitude Academy” está Xavier Esgleas, que conjuntamente con Tosas, puso en marcha el pasado octubre la escuela Off Trail Academy. En su página web se presentan como la primera escuela de formación en deportes y actividades outdoor que combina e-learning con cursos prácticos. El propio Jordi Tosas destaca que “ninguna actividad se puede desarrollar sin una base teórica. Aprende las reglas como un profesional, para poder romperlas como artista”.

Jordi Tosas viaja al K2 con el proposito de mejorar el nivel de escalada de un grupo de montañeros locales que trabajan para Karakorum Expeditions

Xavier Esgleas manifestó a Turiski que “nunca antes se había realizado un proyecto en altura para mejorar la seguridad en el trabajo de los porteadores de altura. Los alpinistas de altura son figuras imprescindibles para las expediciones y, como tales, deben ser conocedores de las técnicas de escalada en hielo y roca, así como de fijación de cuerdas. Se merecen tener una preparación cualificada que les permita trabajar con seguridad”.

El propio Esgleas reconoció que “mucho se ha hablado de sus condiciones de trabajo. Actualmente, los materiales, el sueldo y las provisiones están regladas y estipuladas por ley. Pero, ¿qué pasa con la formación? La mayoría son pastores y agricultores de los valles remotos del Gilgit-Baltistán que aprovechan el verano para ayudar en las ascensiones y así poder ganar un sueldo extra y ayudar a la familia. Algunos de ellos empiezan a la temprana edad de catorce años aprendiendo de los más veteranos y observando a los alpinistas expertos”.

No hay muchos proyectos de este tipo en marcha en Pakistán para mejorar el nivel de sus alpinistas. Sólo recordamos la labor de la fundación Felix Iñurrategi-Baltistan Fundazioa creada en 2001 como homenaje al montañero vasco Felix Iñurrategi, fallecido en el Gasherbrum II, uno de los ochomiles del Karakorum. Impulsa diversos proyectos en el valle de Hushé, Karakorum pakistaní, entre los que hay una escuela de escalada para los más jovenes.

Artículos relacionados:

Jordi Tosas desciende el Muchu Chhish con esquís desde 7.000 m

Jordi Tosas y Philipp Brugger viajan al inexplorado Muchu Chhish (7.452m)

Baltistan Fundazioa galardonada con el Premio WOP 2020 del Mendifilm

1 Comentario

  1. Donde está el Alpinismo ético y puro En Nepal no hay trabajo y nos vamos a coser la ruta normal del K2 con la excusa de formar y ayudar a los montañeros locales para que las expediciones comerciales puedan subir a sus clientes que pueden pagar mucho dinero por la cima del K2 Vaya como en el Everest Ah eso si Altruistamente por favor Ya me gustaria saber cuanto vale este altruismo. Cría fama y echate a dormir

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.