Juan Pablo Mohr, John Snorri y Ali Sadpara dados por fallecidos en el K2

El Gobierno del Pakistan dio por finalizada la intensa busqueda de los tres alpinistas sin escatimar recursos y comenzada el 6 de febrero.

0
204
Juan Pablo Mohr, John Snorri, Ali Sadpara K2
Federico Scheuch, Tamara Lunger y Juan Pablo Diban recordando a Juan Pablo Mohr en el cauce seco del rio Indus que pasa por Skardu. (Copyrigh/ Face/TL)

Pakistan da por oficialmente muertos a los alpinistas Juan Pablo Mohr, John Snorri y Ali Sadpara desaparecidos el 5 de febrero cuando iniciaron el ataque a la cumbre del K2.

Juan Pablo Mohr, John Snorri y Ali Sadpara fueron oficialmente dados por fallecidos por las autoridades de Pakistan, tras trece días de incesante búsqueda en la montaña del K2. El anuncio lo hizo el ministro de Turismo de Gilgit-Baltistan, Raja Nasir Ali Khan, en conferencia de prensa realizada en la ciudad de Skardu. Entre las personas que acompañaron a las autoridades locales estaban, Sajid Sadpara, hijo de Ali, y Federico Scheuch, primo de Juan Pablo Mhor, venido exprofeso de Chile. Los tres alpinistas desaparecieron el 5 de febrero cuando comenzaron el ataque a la cumbre del K2.

El último que los vio con vida fue el joven Sajid Sadpara, 21 años, que los abandonó en el Cuello de Botella -situado a unos 400 metros de la cumbre- por tener un problema en el regulador de oxígeno. El chileno Juan Pablo Mhor era el único de los tres que accedía a la cumbre sin oxígeno. El sábado 6 de febrero al ver que no descendían se iniciaron las labores de rescate con vuelos de helicópteros del Ejército de Pakistán. que llegaron a la altura de 7.000 metros.

Juan Pablo Mhor, John Snorri, Ali Sadpara K2
John Snorri, Ali Sadpara y Juan Pablo Mohr. (Copyrigh/ Courtesy/Anis Hussain/ Karakoram Adventure Holidays)

Sobre el K2 llegó a volar un avión de caza F-16 para tomar imágenes SAT/SAR e identificar puntos

Posteriormente, el ejercito hizo volar un avión de caza F-16 para tomar imágenes SAT/SAR para identificar puntos. La técnica permitió identificar alguna tienda de campaña rota o un saco de dormir rojo, entre otros objetos. De los tres alpinistas no se encontró ni rastró. Todo parece indicar que fueron víctimas de una avalancha, pero oficialmente no se confirmó. La presencia en la cordada del pakistaní Muhammad Ali Sadpara convirtió la búsqueda en casi una cuestión de estado para Pakistán. Era el mejor alpinista pakistaní de todos los tiempos y entre sus logros tenía la primera invernal del Nanga Parbat (2016) junto a Alex Txikon y Simone Moro. Recientemente el ministerio de Turismo de Pakistán se había comprometido con el alpinista para sufragarle las expediciones a las seis montañas que le restaban para convertirse en el primer montañero de Pakistán en ascender a los 14 ocho miles.

Juan Pablo Mohr se hizo un nombre en el himalayismo internacional cuando en 2019  ascendió al Lhotse y al Everest en menos de una semana, sin oxigeno suplementario y sin la ayuda de sherpas.

El chileno Juan Pablo Mohr también perseguía el sueño alcanzar los 14 ocho miles. El objetivo tomó forma junto con su compañero de las últimas cordadas, el catalán Sergi Mingote, fallecido una semana antes en el K2. Mingote sufrió una caída de varios cientos de metros entre el campo 1, a 6.760 metros y el campo base avanzado a 5.300. Mhor le acompañaba en ese descenso y no pudo hacer nada por salvarle la vida. El fallecimiento de Sergi Mingote -16 de enero- fue un golpe duro para los alpinistas, que en paralelo también conocieron el éxito de la cima del K2 invernal por parte de diez sherpas -Nirmal Purja, Mingma David Sherpa, Mingma Tenzing Sherpa, Geljen Sherpa, Pem Chiri Sherpa, Dawa Tempba Sherpa, Mingma G, Dawa Tenjin Sherpa, Kili Pemba Sherpa y Sona Sherpa-.

De los alpinistas europeos sólo el rumano Alex Gavan decidió abandonar el campamento base y olvidarse del K2 invernal. La marcha de Gavan hizo que su compañera de cordada, la italiana Tamara Lunger, uniera esfuerzos e hiciera dupla con Juan Pablo Mohr. Tamara Lunger tras la muerte de Juan Pablo Mohr quedó muy tocada, ya que compartió anhelos e ilusiones personales durante los últimos días de vida del alpinista chileno. Mohr se hizo un nombre en el himalayismo internacional a partir de mayo de 2019 cuando ascendió al Lhotse y al Everest en menos de una semana, sin oxigeno suplementario y sin la ayuda de sherpas.

Juan Pablo Mohor, John Snorri, Ali Sadpara K2
Federico Scheuch recordando la figura de su primo Juan Pablo Mohr. (Copyrigh/ Face/TL)

Sentidas palabras de Tamara Lungre a Juan Pablo Mhor

Antes de abandonar Skardu, la puerta de entrada a la cordillera del Karakorum, Tamara Lunger junto a los montañeros chilenos Federico Scheuch y Juan Pablo Diban, venidos de Santiago de Chile, improvisaron un cálido y sentido homenaje en un lugar indeterminado del rio Indus, que rodea Skardu.

Tamara Lunger abrió su corazón y dejo escrito un texto muy emotivo, que reproducimos en su totalidad.

«Decir adiós al Campamento Base y alejarse de la montaña ha sido difícil. Ahora que toda esperanza se fue, queríamos despedirnos de Juan Pablo. Pude mirar la foto de «Jesus», como lo llamé, con tristeza, pero también con gratitud en mi corazón. Su sonrisa y su amor por la vida se reflejaban en su mirada. Deja un gran vacío en muchos de nosotros y lo siento con dolor. No obstante, estos días, junto a Federico Scheuch y Juan Pablo Diban y en contacto con toda la familia Mohr, nos hemos dado calidez, cercanía, y hemos plantado las primeras semillas comprometiéndonos a convertirlas en flores de colores y plantas fuertes, que volverán a dar alegría y sonrisas en diferentes lugares de este planeta. Eso lo contaré más  adelante.

Deja un gran vacío en muchos de nosotros y lo siento con dolor

Gracias Federico Scheuch y Juan Pablo Diban por estos maravillosos días, realmente me habeis ayudado mucho. Gracias a la familia Mohr por todo el cariño y gracias al señor por darme toda esta fuerza para ver la luz y el amor que me llega todos los días. Juan Pablo  estarás en mi mente todos los días y prometo hacer todo lo posible para seguir adelante con tu amabilidad y generosidad, con esta pasión y este amor que me diste todos los días y nunca olvidar decir «te amo» cuando me despida de alguien».

Con la finalización de las operaciones de búsqueda y rescate de los cuerpos de Juan Pablo Mohr, John Snorri y Ali Sadpara se pone fin a uno de los capítulos más luctuosos del K2. A ellos se debe sumar las muertes de Sergi Mingote y Atanas Skatov. Cinco alpinistas dejaron la vida por hacer historia en el K2 invernal. La Montaña Salvaje hasta la fecha sólo fue coronada por 377 alpinistas con el luctuoso balance de 88 muertos en su intento. Datos para reflexionar.

Artículos relacionados:

La esperanza de encontrar con vida a John Snorri, Ali Sadpara y Juan Pablo Mhor se desvanece en el K2

Juan Pablo Mohr y Tamara Lunger forman cordada para subir al K2

Sergi Mingote y Juan Pablo Mhor llegan al C3 a 7.000 metros del K2

Juan Pablo Mohr es el primer chileno en coronar el Everest sin oxigeno

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.